prp ener de la arg.jpg (29457 bytes)

En nuestro país el abastecimiento de energía a nivel nacional es satisfactorio, pero el sector presenta una serie de problemáticas referidas a la distribución territorial y sectorial de la explotación de los recursos energéticos.
El territorio argentino posee recursos energéticos distribuidos en casi todo el país: combustibles fósiles, ríos caudalosos o con gran ángulo de caída, espacios áridos y semiáridos de alta heliofania, un litoral con grandes amplitudes de mareas, extensas áreas con presencias de vientos frecuentes y de gran velocidad, etc.
Si comparamos su localización con las áreas de mayor consumo energético, se aprecia un distanciamiento espacial entre las fuentes de producción y las áreas de consumo.
El desequilibrio entre la distribución geográfica de la producción y del consumo de energía, lo muestran los siguientes datos estadísticos; en la región pampeana se concentra el consumo energético ( 63,8% de la energía total producida en el país), mientras que la oferta se encuentra en las áreas extra-pampeanas. La producción de la energía hidroeléctrica se localiza en el noreste, que solo consume el 3,3% de la energía total y las principales cuencas de gas, petróleo y carbón se hallan en las regiones de Patagonia y Comahue, con un consumo del 13,4% sobre el total nacional.
Existen grandes distancias entre las fuentes de producción de energía y los principales centros de consumo, esto se traduce en problemas como el encarecimiento de la transmisión de energía y el aumento de las pérdidas a lo largo de la línea.
Otra dificultad del sector energético es su bajo nivel de eficiencia global y la utilización de tecnologías caras, y en algunos casos obsoletas que repercuten en el costo de la energía.
Se autoabastece de petróleo, carbón (para uso térmico y de electricidad), gas y uranio, pero también importa carbón (para uso metalúrgico y petroquímico) y gas boliviano en virtud de convenios internacionales.
La producción y consumo de en ergía produce un fuerte impacto ambiental importante de destacar ya que el sector es una fuente de degradación ambiental de alcance local y regional.
El sector de energía eléctrica, sufrió en los últimos tiempos un profundo cambios con una participación creciente de la actividad privada. El sistema interconectado nacional está compuesto por las centrales generadoras y por las empresas de distribución, unidas por una red eléctrica integrada que abastece de energía eléctrica a la mayor parte del país ( distribuye más del 90% de la energía generada por todas las centrales térmicas e hidraúlicas existentes). El sistema de transmisión está compuesto principalmente por líneas aéreas de 500, 230 y 132 kv con un diseño radial polarizado en el frente fluvial, por ser la zona de mayor consumo.

fuentes de energías alternativaspresentación