Campaña de Roca al desierto

 

Recorrido de la travesía

Antecedentes: El plan de Alsina

Alsina, ministro de Guerra y Marina, empieza a ampliar la frontera y en abril de 1876 ocupa Carhué y seguidamente Puán, Guaminí y Trenque Lauquen. Un año más tarde, derrota a guerreros encabezados por los caciques Pincén, Catriel y Namuncurá.

Su obra se caracterizó por la singular construcción de una zanja para impedir y/o dificultar el acceso de malones o invasores indígenas. La zanja se extendió desde Italo, al sur de Córdoba, hasta Bahía Blanca, contando con una extensión de 500 Km que fueron cavados en dos años. Dicho proyecto incluía fortines que se erigieron cada cinco kilómetros.

 

Roca en escena:

Al morir Alsina en 1877, Roca asume su cargo. Su plan, opuesto al de Alsina, consistía en aplicar una táctica ofensiva llevando la guerra al territorio indígena a través de un avance general.

El Congreso lo autorizó mediante la Ley 947 que sería financiada por la venta anticipada de tierras ganadas al indio; simultáneamente fue creada la gobernación de la Patagonia, con asiento en Mercedes de Patagones (Viedma).

 

El plan de Roca:

Se desarrolló en dos etapas. En la primera, distintas columnas realizaron ataques sorpresivos junto con exploraciones de reconocimiento del territorio para organizar la expedición.

La etapa final, en 1879, se planeó con un avance general y definitivo sobre la línea del río Negro realizado por cinco columnas en forma simultánea.

El general Roca salió de Buenos Aires para dirigir personalmente la campaña pasando por Carhué y siguiendo su camino hacia el sur. Cruzó el río Colorado y arribó a las márgenes del río Negro el 25 de Mayo de1879. En la isla Choele-Choel estableció el cuartel general y prosiguió hasta la confluencia del Neuquén y del Limay.

La cuarta división, dirigida por el teniente coronel Uriburu partió de Mendoza, batió a los indios del Oeste y se dirigió hacia el sur cerrando camino hacia los andes.

Los tres frentes restantes batieron a los aborígenes que quedaban en la pampa central. La segunda división, dirigida por Levalle, partió de Carhué; la tercera, al mando de Racedo, desde Villa Mercedes (San Luis) y la quinta encomendada al coronel Lagos, desde Trenque Lauquen.

Las operaciones tuvieron como consecuencia 1300 guerreros indígenas muertos y 14000 que se entregaron a las fuerzas nacionales. Las mismas también demandaron el sacrificio de jinetes y caballadas por ser regiones de las cuales se tenían escasas o nulas referencias. Las privaciones de la tropa eran permanentes y los soldados tuvieron que soportar todo tipo de inclemencias.

 

Consecuencias:

La campaña del gobierno hizo efectiva la autoridad sobre los territorios nacionales, incorporándose 15000 leguas. Así se posibilitó el desarrollo de la agricultura y la ganadería y la superación de la crisis económica.

La seguridad interior contribuyó a la intensificación en el proceso de inmigración. Fue de esta manera como se expandieron las estancias y se fundaron nuevos pueblos. La soberanía argentina fue asegurada en la zona austral y la gobernación de la Patagonia se vinculó con el resto del territorio.

 

Expediciones complementarias:

Durante el gobierno de Roca, se ocupó la zona al sur del río Negro a través de la "Campaña de los Andes". Villegas realizó una expedición a Neuquén llegando a orillas del Nahuel Huapi.

En 1883, se logró ocupar definitivamente la zona y los pasos cordilleranos. Cerrado el camino de Chile, los indígenas que se resistían debieron entregarse. Sólo pequeños grupos conservaron territorios desfavorables.

Finalmente entre 1884 y 1885 el gobernador patagónico Lorenzo Winter realizó la campaña a la Patagonia logrando vencer a los últimos aborígenes que se negaban al avance blanco.