Campaña de Prevención de la Drogadicción.

Desde este espacio nos proponemos construir un lugar donde concentremos fuerzas para luchar contra las drogas.
Somos conscientes de los inagotables recursos económicos que se vuelcan en publicidad para incitar el consumo (por ejemplo de cerveza y cigarrillos).
Nosotros no tenemos ese poder económico pero podemos trabajar y con mucho ingenio lograr excelentes resultados. No podemos hacer campañas televisivas, pero si podemos empapelar una galería del colegio.
Desde aquí lanzamos la campaña mundial de lucha contra las drogas.
Invitamos a personas y colegios comprometidos en la lucha.
Deberán enviar el material que tengan y en conjunto realizar una campaña en las escuelas donde periódicamente publicaremos (en una cartelera) las novedades que aparezcan (crearemos una lista de correo para estar comunicados).
Estar bien informados puede salvar una vida.

Quedan todos invitados a participar.


Daños que las drogas producen en el cuerpo.

Marihuana

Yerba, pasto, bayer son nombres comunes para indicar las hojas secas de la planta cannabis sativa.
Contiene más de 400 sustancias químicas, incluyendo una droga llamada THC.
Efectos inmediatos: reduce la memoria a corto plazo, altera el sentido del tiempo, reduce la concentración y coordinación.
Cuando el consumo es duradero puede causar reacciones agudas de pánico y daños a los siguientes órganos.

Cerebro

Causa daño permanente a las células cerebrales, particularmente a las áreas que controlan la memoria y el comportamiento.
Ocasiona temores agudos y ansiedad.

Corazón

Aumenta el ritmo cardíaco en un 50%. Disminuye la provisión de oxígeno para el músculo de¡ corazón.

Pulmones

Contiene más sustancias que producen cáncer que el tabaco. Irrita los pulmones y daña su funcionamiento. Hace que los fumadores sean más susceptibles a resfrío y neumonía. Puede llevar a bronquitis crónica, enfisema y cáncer pulmonar.

Organos Sexuales

Pérdida temporal de la fertilidad, tanto en el hombre como en la mujer. Deteriora el normal desarrollo sexual. Puede ser especialmente dañina durante la adolescencia o el embarazo.


Tabaco

Es la hoja seca y triturada de la planta del tabaco.
Contiene una droga llamada nicotina y muchos cancerígenos.
Causa daños a los siguientes órganos.

Corazón

Produce arritmias, Eleva la presión arterial. Favorece la acumulación de grasa en las arterias y su consecuente obstrucción.

Pulmones

Puede producir cáncer. También bronquitis y enfisema.

Miembros Inferiores

Obstrucción de arterias y consecuente gangrena.


Cocaína

Es un polvo blanco, cristalino, extraído de las hojas de coca.
Efectos inmediatos: pérdida de apetito, aumento de la presión sanguínea, ritmo cardíaco, respiración y temperatura corporal.

Cerebro

Psicosis cocaínica, comportamiento agresivo. Convulsiones. Daño permanente al cerebro. Los procesos de pensamiento quedan afectados.

Corazón

Causa arritmias, ataques cardíacos, desorganiza la estructura del músculo cardíaco.

Pulmones

Fallas respiratorias. Bronquitis crónica.

Nariz

Ulceras en la membrana mucosa.


Alcohol

Al igual que la cocaína o la heroína, el alcohol es una droga.
Cuando hay abuso, el alcohol deprime el sistema nervioso central; causa deterioro en el juicio; disminuye el auto - control; daña la coordinación; las reacciones se vuelven lentas, el habla farfullante, a veces hay inconsciencia. Ocasiona daños a los siguientes órganos.

Cerebro

Puede causar daño permanente a las células cerebrales, pérdida de fa memoria, confusión, alucinaciones.

Corazón

Contribuye a elevarla presión sanguínea, agrandar el corazón; provoca fallas cardíacas.

Hígado

Severa hinchazón, hepatitis, cirrosis.

Organos Sexuales

Impotencia. es decir. incapacidad para tener relaciones sexuales.

Estómago, Páncreas e Intestinos

Inflamación, diarrea, úlceras, mala absorción de la comida.

Músculos

Aflojamiento y pérdida del tejido.


Inhalables

Son productos químicos que producen vapores psicoactivos. Tienen gran afinidad con el tejido graso disolviéndolo.
Al respirarlos en breve tiempo puede producirse pérdida de contacto con el ambiente que rodea la persona, pérdida de control, comportamiento violento, náuseas y vómitos. Cuando su uso es continuado ocasionan daños a los siguientes órganos.

Cerebro

Se adhiere fácilmente al tejido gris del cerebro afectando los centros de control y su buen funcionamiento.

Pulmones

Produce bronquitis crónica y fibrosis del tejido pulmonar.

Riñones

Muerte de las células renales. Insuficiencia renal.

Hígado

Muerte de células hepáticas. Insuficiencia hepática.

Organos Sexuales

Disminución del número y la movilidad de los espermatozoides en los varones; alteración del ciclo menstrual en las mujeres.

Huesos

Daña la médula ósea, afecta la producción de glóbulos rojos y plaquetas, provoca anemias y hemorragias a todo nivel.