ESTADISTICAS    

      El mantener adecuadamente informada a la comunidad sobre los temas vinculados al tránsito de vehículos es una tarea educativa fundamental, a la luz de la importancia del tema y de las indeseables consecuencias de los accidentes de tránsito, considerados como una de las más importantes causas de muerte en el mundo, de esta manera aportamos ideas, observaciones y sugerencias que contribuyen a mejorar la seguridad en el tránsito vehicular terrestre.

      Las publicaciones especializadas nos informan que en el mundo actual existen aproximadamente 600 millones de automóviles, camiones y autobuses y quizás doscientos millones de motocicletas y ciclos motores. Nadie realmente sabe cuantas bicicletas hay.

      Es un hecho por demás conocido que las muertes y lesiones en accidentes de tránsito representan uno de los mayores problemas de la vida del siglo y uno de los más importantes problemas de salud en el tiempo presente. Son hechos que impactan fuertemente en el plexo social.

Las Muertes Accidentales
Las cinco causas más frecuentes de muertes accidental
(Indices de mortalidad por millón de habitantes, en cada grupo de edad)

Causas 0 - 1
años
1 - 4
años
5 - 14
años
15 - 24
años
25 - 44
años
45 - 64
años
65 - 74
años
75 - +
años
Todas las edades
1 Asfixia
6,1
Accidente
tránsito
8,0
Accidente
tránsito
6,7
Accidente tránsito
37,0
Accidente tránsito
21,4
Accidente tránsito
15,4
Accidente tránsito
17,4
Caídas
65,7
Accidente tránsito
19,7
2 Accidente
tránsito
5,7
Ahogamiento
4,8
Ahogamiento
2,1
Ahogamiento
4,2
Ahogamiento
2,6
Caídas
4,0
Caídas
10,1
Accidente tránsito
25,2
Caídas
5,2
3 Sofocación
4,5
Incendios, quemaduras
4,7
Incendios, quemaduras
1,4
Armas
de fuego
1,3
Intoxicación
2,5
Incendios, quemaduras
2,3
Incendios, quemaduras
4,0
Asfixia
10,6
Ahogamiento
2,7
4 Incendios, quemaduras
3,8
Asfixia
0,9
Caídas
0,7
Intoxicación
1,2
Caídas
1,4
Ahogamiento
1,9
Problemas médicas
3,9
Problemas médicas
9,0
Incendios, quemaduras
2,2
5 Ahogamiento
2,5
Caídas
0,6
Armas de fuego
0,3
Incendios, quemaduras
1,1
Incendios, quemaduras
1,3
Intoxicación
1,5
Asfixia
3,6
Incendios, quemaduras
8,1
Intoxicación
1,5

     Considerando a nivel mundial, aproximadamente medio millón de personas muere cada año. Una estadística, válida en general para todos los países del mundo, entre los que nos incluimos, indica que por cada muerte existen por lo menos diez personas, que deben ser hospitalizadas. De ellas, por lo menos tres resultan con importantes y permanentes lesiones de cerebro, neurológicas o incapacidades para caminar.

     En los centros urbanos muy poblados, donde la presencia y participación de las personas en los riesgos es mucha más directa y personal, el tránsito inseguro se incorpora como factor de deterioro de la calidad de vida, sumándose al ruido, la contaminación, la ausencia o mala calidad de algunos servicios y la inseguridad general. Estas perturbaciones son, como todos sabemos, patrimonio de los grandes centros urbanos del mundo, en general.

     Económicamente, los accidentes de tránsito actualmente representan entre 1% y 3% de PBI - y es curioso que ese número tiene vigencia casi sin considerar el nivel de motorización de un país -.

     La inseguridad en el tránsito, y su costo social y económico, atañe y preocupa a todos por igual., por la simple razón de que es la integridad física del individuo lo que está en juego y sabemos que sus efectos se hacen sentir sobre todo ser humano, sin distinción de condición, sexo y edad. Ese flagelo no discrimina. Por el contrario nos iguala.

     En otros términos, este es un caso en el que todos, o casi todos, tenemos algún tipo de participación, activa o pasiva, y donde todos nos sabemos involucrados. Aún cuando no vivamos pendientes del tema, éste se encuentra latente en los pliegues de nuestras vivencias cotidianas, siempre formando parte del conjunto de propósitos y preocupaciones incluidos en nuestros objetivos de vida. Y, precisamente debido a eso, su contenido es comunitariamente significativo.

     Sabemos que nadie esta libre de sufrir un accidente ocasionado por un transporte terrestre. Todos, sin excepción, en algún momento cruzamos la calle o somos pasajeros o conductores de un vehículo. Y el término todos contiene a quienes esto leemos o escribimos y también a nuestros padres, hijos, nietos, amigos, conocidos y demás componentes de la comunidad.

     Por esta razón nos ha parecido prudente que convengamos que el tema de la seguridad en el tránsito requiere de la compresión, prudencia, conocimientos y cooperación de todos para lograr la consolidación y el perfeccionamiento de un sistema que nos proteja a todos por igual de los efectos indeseables del tránsito vehicular, que son los accidentes.

Las estadísticas Argentinas en el mundo.

    Para que la información sea completa, se requiere complementar los recursos descriptivos con las cifras estadísticas, que nos dan una idea cabal de las cantidades y frecuencias de ocurrencia de cada suceso. A través de ellas podemos, por ejemplo, conocer la posición que nuestro país ocupa en el mundo.

ESTADISTICAS MUNDIALES

CANTIDAD DE
MUERTOS POR AÑO

PAISES

    En el gráfico siguiente, elaborado con datos tomados de la Asociación Argentina de Carreteras, observamos cuál es nuestro índice de fatalidades por cada 10.000 vehículos y como compara esa cifra con las de otros países. Como vemos, nos falta aún recorrer un largo camino para situarnos junto a las comunidades más avanzadas.

Las Estadísticas Argentinas.


   DIFERENTES ENFOQUES DE LAS ESTADISTICAS ARGENTINAS
   ACCIDENTES OCURRIDOS EN LA CIUDAD DE RIO CUARTO

 

     Hagamos un último comentario sobre la naturaleza de las cifras, pues siendo que todos, de alguna manera, ponemos nuestro esfuerzo y voluntad para minimizar los efectos del tránsito inseguro, el verificar los resultados de nuestro trabajo  es esencial a los fines de consolidar nuestra confianza en los programas en los que participamos, apoyamos o sostenemos de alguna manera.

     A diario, autoridades y expertos aportan intelecto, trabajo y recursos económicos para que el tránsito vehicular sea más seguro. Contemporáneamente, millares de vehículos automotores nuevos y más veloces se incorporan a las calles y caminos, desde grandes transportes hasta biciclos de muy pequeña cilindrada, todos los cuales ocupan su lugar en la calzada e interaccionan entre si.

     De esa concurrencia, contradictoria por naturaleza, surge el escenario donde coexisten las condiciones propicias para los accidentes y el efecto de los sistemas para prevenirlos. Aparece, naturalmente, la necesidad de analizar los resultados.

     La simple mención del número de fatalidades o la impactante visión de un noticiero televisivo, nos puede alertar acerca del riesgo que implica un tránsito descuidado y fuera de control, pero esas cifras o visiones aisladas no nos dicen si la situación mejora o empeora, referida a un dato de comparación.

     Con estas afirmaciones no buscamos restar la importancia que tienen como llamado de atención ese tipo de mensajes, pero estamos persuadidos que dicha información debe enriquecerse con datos sobre fatalidades o accidentes relacionados con el número de automotores circulando, o el número de habitantes, por ser las de mas fácil factura. Este ha de ser el medio idóneo para que todos, autoridades y vecinos, podamos verificar los resultados de las decisiones que se toman.

     Es de importancia, por lo tanto, que en la tarea informativa de los medios masivos o no de información se incluyan no sólo los valores de fatalidades, que impactan y llaman nuestra atención, sino también que encaren con conciencia y responsabilidad una campaña de Educación Vial intensiva y permanente.

Un muerto en un accidente de tránsito es una TRAGEDIA, diez muertos, una CATASTROFE, cien muertos un simple NUMERO...