CONGRESO DE TUCUMÁN

Llamado más apropiadamente Congreso Constituyente de Tucumán (1816- 1820). Declaró la independencia de Argentina, apoyó al gobierno nacional del director supremo durante cuatro años de grave amenaza de reconquista realista y de anarquía interna, y redactó la primera Constitución Nacional formal (1819). No obstante su verdadera importancia ha sido tema de controversia entre los historiadores argentinos en cuanto a su representatividad y logros.

El Congreso fue co0nvocado por el director Alvarez Thomas para reunirse en Tucumán a fin de evitar el temor del predominio de Buenos Aires. La primera sesión se llevó a cabo el 24 de Marzo de 1816. Con el tiempo todas las provincias de la actual Argentina estuvieron representadas, con la excepción de Corrientes ,Entre Ríos y Santa Fe . Y también se encontraban representadas cuatro provincias del actual territorio de Bolivia (que por entonces formaba parte de las provincias unidas ).La mayoría de los treinta y tantos miembros eran abogados o eclesiásticos educados en la universidad.

El Congreso afrontó difícil situación tanto externas como internas: los españoles dominaban el Alto Perú y Chile, el Ejército del Norte se encontraba en anarquía, Artigas dominaba la Mesopotámia y la Banda Oriental, y el mismo ejército de observación se sublevó liderado por Díaz Veléz. España estaba organizando nuevas expediciones para reconquistar sus colonias americanas, siendo apoyada por una Europa que favorecía la legitimidad dinástica y que se oponían a los movimientos republicanos y revolucionarios. Aún Gran Bretaña vinculada a España, no podía ofrecer demasiada ayuda.

El Congreso debatió y luego sancionó aquellas medidas requeridas por la situación: un nuevo director supremo, Juan Martín de Pueyrredón, héroe de la Invasiones Inglesas, fue designado para asumir inmediatamente sus funciones en Buenos Aires; la declaración formal de la independencia fue finalmente formulada el 9 de julio de 1816.

El Congreso se dispuso a llevar a cabo sus normales funciones legislativas y constitucionales. Como consecuencia de la creciente presión realista a lo largo de la frontera de Salta y Jujuy, el Congreso se traslado a Buenos Aires y comenzó a sesionar el 19 de abril de 1817. Después de considerar varias formas de gobierno, el 3 de diciembre de 1817 se aprobaron las reglamentaciones provisionales con las cuales se gobernaría hasta que la constitución fuera dictada. En febrero de 1818 se oficializó el emblema del sol como parte de la bandera nacional celeste y blanca. Se convocó a una sesión oficial el 17 de mayo de 1819 para honrar públicamente a San Martín por su victoria en Maipú, derrota definitiva de las fuerzas Españolas en Chile. Se proclamó la Primera Constitución para la República el 25 de mayo de 1819. Y aceptó la renuncia de Pueyrredón como Director Supremo el 9 de junio y se nombró a Rondeau para sucederlo en su cargo.

Las violentas protestas por parte de las provincias litoraleñas (nunca representadas en el Congreso), que no aceptaban la Constitución de 1819, condujeron a la batalla de Cepeda el 1 de febrero de 1820; en la cual las fuerzas aliadas bajo el mando de Francisco Ramírez y Estanislao López derrotaron al ejército nacional comandado por Rondeau. El Congreso se disolvió poco tiempo después y la Argentina quedó librada a la anarquía y alas guerras civiles.

Los historiadores modernos argentinos tienden a evaluar al Congreso de Tucumán en mejor forma que sus anteriores colegas, quienes consideraban a sus miembros como mediocres, dado que solo algunos de ellos protagonizaron un papel nacional importante durante las siguientes turbulentas décadas y por que el Congreso nunca aprobó leyes importantes y su centralista y aristocrática Constitución de 1819 sirvió como pretexto para las guerras civiles que se produjeron con posterioridad.

Volver