Antonio Berni

Anecdotario

 

 
Indagando la vida de Berni, llegamos al barrio de la Recoleta, en la Ciudad de Buenos Aires.
 
 
En "Buenos Aires Design", encontramos la "Exposición de grandes maestros y jóvenes valores de la pintura argentina", organizada por "Los Coleccionistas".
 
 
En esa ocasión tuvimos oportunidad de conversar con el director de la misma, Daniel Gallet, gran amigo de Berni.
  
 
Gracias a él pudimos conocer algunas anécdotas del maestro.
  

 

 

   
Berni, fue un gran amante del fútbol. Era hincha del Club Colón de Santa Fé.
   
 
El último partido que presenció fue en la cancha del Club Atlético Boca Juniors, días antes de su muerte. Ese día jugó Diego A. Maradona, a quién él mucho admiró.
 

cancha de Boca.GIF (18010 bytes)
"La Bombonera", el estadio
del Club Atlético Boca Juniors

 
Se cuenta que estaba viendo el partido y al ser descubierto por un grupo que estaba en los palcos vecinos estos comenzaron a gritarle: "Maestro, esto es lo que tiene que pintar, la cancha y sus jugadores", a lo que él respondió "ya lo hice".
  
 
Efectivamente, Berni involucró en su pintura el tema del fútbol, pero dándole un carácter pueblerino y barrial.
  
 
Los protagonistas de "Club Atlético Nueva Chicago" y "Campeones de barrio" son, precisamente, los chicos del barrio.
 

 

  
En otra oportunidad, cuando hizo una xilografía que involucraba una mano, él puso la suya para que le fuera tomado el molde. El pintor Jorge Rajadell, que por entonces vivía en su casa, le hizo una jugarreta: le tomó una impresión que casi llegaba a cubrir todo el brazo, por lo que Berni terminó con ese brazo totalmente dolorido.
     

 


También nos contó que, poco tiempo antes de morir, Berni había sido contratado para realizar un mural en el Hotel Panamericano de la ciudad de Empedrado, en la provincia de Corrientes. Ya había recibido la mitad del valor de su trabajo, 12.000 dólares (el total era de 24.000 dólares), y realizado los bocetos, cuando la muerte lo sorprendió.

  
 
A pesar de que los directivos del hotel, sólo lamentaban profundamente la muerte del maestro y en ningún momento tocaron el tema del mural, Daniel Gallet propuso a dichos directivos y a Carlos Alonso, pintor argentino, que fuese éste quien hiciera el mural.
  
  
Fue aceptada la idea por las partes, y Carlos Alonso realizó el mural. A un costado del mismo se ve a un pintor frente a su pintura. Es Berni. Así quiso Carlos Alonso homenajear a su amigo. Por otra parte, también se cuenta que Carlos Alonso solo aceptó como pago lo que se le debía pagar a Berni en caso de que éste hubiese hecho la obra (los 12.000 dólares restantes).
  

 

 
Hace poco tiempo, el sábado 27 de junio de 1998, salió publicada en el diario Clarín la noticia de que, de la Galería Aguilar fueron secuestradas por la Policía dos pinturas de Berni. Estas obras son "Preparando empanadas" y "Marcela".

 
  
Según la versión de Lily, hija del primer martrimonio de Berni, las obras, junto a otras 50 fueron robadas en 1982, de un taller que usaba el artista. Algunas de ellas fueron recuperadas durante los últimos años. La hija del pintor reconoció esos cuadros e hizo la denuncia.
 
 
Según la versión del director de Aguilar, esos cuadros pertenecían a la última mujer de Berni, Silvina del Valle Victoria. De acuerdo a este mismo testimonio, "Preparando empanadas" (1959), fue comprado por Aguilar en febrero de 1998, y unos meses más tarde compró "Marcela" (1953), a un coleccionista que pidió reservar su nombre.
  

 

Imagen de fondo: "Team de fútbol o Campeones de barrio"
Antonio Berni