ARBOLES Y PLANTAS

Descripción de especies vegetales halladas en el Urugua-í

Curupay (Anadenanthera macrocarpa)
Clase: dicotiledóneas
Familia: leguminosas

Es una especie interesante para el enriquecimiento de los bosques naturales de su zona de origen, debido a su fácil multiplicación y rápido crecimiento. Su madera tiene un veteado espigado suave, es de textura fina y uniforme. Sus anillos de crecimiento son escasamente demarcados a no visibles e irregulares.

Guayaibí (Patagónula americana)
Clase: dicotiledónea
Familia: borragináceas

Es una especie argentina, muy interesante por sus cualidades madereras. La región húmeda de la formación chaqueña y Misiones son las que tienen mayores posibilidades de abastecimiento. Su madera es de color ocre. Su textura es fina a mediana, con un ligero brillo natural. Es madera pesada, semidura, resistente al choque y muy flexible,

Lapacho negro (Tabebuia ipé)
Clase: dicotiledónea
Familia: bignoniáceas

Su textura es fina y homogénea, con alineamiento entrelazado. Extremadamente fuerte y tenaz, con elevada dureza, muy resistente al desgaste.

Marmelero (Ruprechtia laxiflora)
Clase: dicotiledónea
Familia: poligonáceas

Es un árbol mediano, bastante abundante en el norte argentino. Su madera presenta color amarillento, con textura fina y heterogénea, con ligero brillo natural y un veteado espigado suave, atractivo. Es madera semipesada
Las hojas son compuestas, de 10 cm de largo. Las flores , de 1 cm de largo están reunidas en racimos de unos 7 cm de longitud, de color verde amarillento. El fruto es de 5 cm de ancho. La semilla es alargada, cilíndrica, ubicada en el centro del fruto: suelen encontrarse frutos con dos semillas. El tronco presente una corteza muy rugosa, de 3,5 cm de espesor. Al cortar la madera se caracteriza por su agradable y delicado aroma.

Pino paraná (Araucaria angustifolia)
Clase: coníferas
Familia: araucariaceas

En su hábitat natural llueve abundantemente, llegando a más de 2.500 mm anuales, y con una característica ambiental interesante, constituida por las nevadas que suelen ocurrir en los años de inviernos muy rigurosos. Es un imponente coloso de la selva misionera. Es una especie longeva, con ejemplares que pasan los 300 años de edad. En la actualidad la madera de nuestros bosques naturales, que lamentablemente han agotado sus disponibilidades madereras, es obligatoriamente destinada al desbobinado y elaboración de maderas compensadas. El brillo es suave, la textura fina a mediana y homogénea, los anillos de crecimiento son observables a simple vista, no alcanzando a tener un veteado llamativo.

Rabo mollé (Lonchocarpus muehlbergianus)
Clase: dicotiledónea
Familia: leguminosas

Las hojas son compuestas de 4 a 18 cm de longitud y 2 a 10 cm de ancho. Las flores se presentan en racimos de 15 a 40 cm de longitud, suelen aparecer antes que las hojas. Su fruto es una legumbre grande, chata, oblonga, de 5 a 20 cm de longitud y 3,5 a 5 cm de ancho, con una a cinco semillas. Su madera tiene coloración blanco-amarillento. Son maderas de textura mediana a gruesa.


Incienso (Myrocarpus frondosus)
Clase: Dicotiledóne
Familia: aleguminosas

Su nombre tiene origen en los tiempos de las antiguas misiones jesuíticas, que habitaron el noreste argentino. Pertenece al la selva subtropical misionera y constituye junto al lapacho, cedro, peteribí y pino paraná, las maderas más preciadas de la provincia de Misiones, y son representantes valiosísimos de nuestra flora forestal indígena. Pertenece al estrato arbóreo superior, alcanzando alturas de hasta 25 metros y 1m de diámetro, largo fuste recto y copa poco extendida. Las hojas son compuestas, de 10 cm de largo. Las flores , de 1 cm de largo están reunidas en racimos de unos 7 cm de longitud, de color verde amarillento. El fruto es de 5 cm de ancho. La semilla es alargada, cilíndrica, ubicada en el centro del fruto: suelen encontrarse frutos con dos semillas. El tronco presente una corteza muy rugosa, de 3,5 cm de espesor. Al cortar la madera se caracteriza por su agradable y delicado aroma.

Samohú (Chorisia speciosa)
Familia: bombacáceas
Árbol muy parecido al yuchán, por lo general menos ventrudo y más alto, con la corteza más verde y las flores rosadas no color crema como en el primero. Reemplaza en el nordeste argentino al yuchán , que tienen un área más occidental. Lo hallamos en Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones, donde constituye uno de los adornos más hermosos del bosque y de la selva. Por su belleza se cultiva en muchos países de clima templado. Alcanza hasta 20 mts de altura, con diámetro máximo de 0,80 a 1 m. Produce madera amarillenta, blande y liviana. Las flores poseen 5 pétalos oblongos, de 7 a 9 cm de largo, por 2 a 3 cm de ancho, blanco-tomentosos por fuera, rojizos o rosados por dentro, amarillentos y con manchas oscuras en la base.
Los frutos son de 15 a 20 cm de largo, por 5 a 7 cm de diámetro, verde casi hasta el momento de la madurez, en que se torna parda y se divide en 5 valvas coriáceas que permiten observar la abundante y sedosa vaina blanca que rodea las semillas. Éstas son algo comprimidas de unos 5 mm de diámetro, contienen aceite. La corteza es muy verde y relativamente lisa en los ejemplares jóvenes, más o menos cubierta de aguijones agudos que, en algunos ejemplares, puede faltar.

Sota caballo (Luehea divaricata)
Clase: dicotiledónea
Familia: tiliáceas

Especie que encontramos típicamente en la formación misionera, aunque su distribución por los bosques marginales de nuestros ríos mesopotámicos, llega hasta la isla Martín García. Es un árbol que sobrepasa los 15 metros de altura y los 0,50 de diámetro, con una corteza castaño clara, delgada y un poco agrietada.
Sus hojas caducas son de 13 cm de largo por 5 de ancho y de color blanquecino. Sus flores, de color amarillento rojizo, dan origen a un fruto capsular y leñoso de 3 cm de longitud, conteniendo semillas de 7 mm de largo y color castaño claro. La madera presenta una coloración amarillenta. Posee textura mediana a gruesa. Es madera semipesada y semidura.

Peteribí (Cordia trichotoma)
Clase: dicotiledónea
Familia: Borragináceas

Valiosa especie propia de la selva misionera, encontrándose también en el distrito oranense de la selva Tucumano-boliviana. Es un árbol de hasta 25 mts de altura y 80 cm de diámetro, cubierta por una corteza de color castaño-grisáceo, rugosa, resquebrajada longitudinalmente. Su copa de poca amplitud, está formada por hojas simples, caducas, de unos 10 cm de largo por 5 cm de ancho, de color verde oscuro en su cara superior y grisáceas con nervaduras prominentes. Árbol con flores de color ligeramente anaranjado, pequeñas ( 20 mm ). El fruto es una baya reducida, con una sola semilla de unos 6 mm de largo por 2 mm de diámetro. Es madera de textura mediana, liviana a semipesada.

Pindó (Arecastrum romanzoffianum)
Familia: palmeras

Esta elegante palmera es una de las de mayor dispersión en la Argentina y de las más cultivadas. Su área natural abarca Brasil meridional, Paraguay, Uruguay y N.E argentino, desde las fronteras con Brasil hasta el Delta del Paraná, a uno de cuyos brazos , el de Las Palmas, da su nombre. Alcanza de 10 a 20 mts de altura cuando crece en lugares más o menos abiertos, cerca de los cursos de ríos o en los bordes de los bosques higrófilos. Pero puede exceder los 25 mts de alto cuando lo hace en el interior de la selva. Es frecuente hallar la planta con flores y frutos en diverso grado de madurez simultáneamente. La madera es floja y fibrosa, descomponiéndose rápidamente en contacto con el suelo. El cogollo y los frutos son comestibles. Las hojas son grandes y numerosas, de 2 a 4 mts de largo

Palo rosa (Aspidosperma polyneuron)
Familia: Apocináceas

Este soberbio árbol es el que alcanza mayor talla en la selva misionera dado que se mencionan ejemplares de 42 m. de altura. Las hojas son simples, alternas, persistentes, de forma y dimensiones variadas. La copa de este árbol presenta formas y espesor variables y está sostenida por un número relativamente escaso de gruesas ramas tortuosas que se van dividiendo más y más.
La corteza es gruesa, de color gris ceniciento o ligeramente rojizo. Al igual que acontece con otros árboles de la selva misionera, esta corteza no se presenta siempre con color característico, debido a la presencia de líquenes crustáceos que la cubren con mayor o menor intensidad.
Las flores son pequeñas y blanquecino-amarillentas. los frutos invernales albergan numerosas semillas aladas. El área de distribución del palo rosa abarca Brasil meridional, Paraguay y noreste argentino.
Su madera es dura, semipesada a pesada.

Guayaibí (Patagonula americana)
Familia: Borragináceas

Árbol cuyas dimensiones máximas se estiman en 25 m. de altura con un diámetro de 80 cm., de tronco recto cuando se desarrolla en monte espeso, cubierto de corteza grisácea, más bien delgada, relativamente lisa en los ejemplares jóvenes y algo rugosa en los adultos. Cuando crece en los claros del bosque o en montes de escasa densidad, suele ramificarse a no mucha distancia del suelo.
Las hojas, verde oscuras y brillantes en el haz, se mantienen sobre el árbol sobre bastante tiempo. A fines de primera de cubre de blancas florecitas perfumadas que, en el estío, dan lugar a numerosos frutitos. Posee semillas de pequeñas dimensiones ( 2 a 3 mm.), de forma esférica y vienen acompañadas de un elemento en forma de hélice que le permite volar a grandes distancias durante la dispersión. Miles de ellas se producen nualmente, pocas han de germinar, formando una pequeña plantita a lo largo del tiempo, se transformarán en individuos adultos.
Proporciona madera dura y pesada, flexible de múltiples aplicaciones.

Fumo bravo (Solanum verbascifolium)
Familia: Solanáceas

Arbolito de hasta 8 m. de altura y tronco con diámetro máximo de hasta 30 cm., en ocasiones arbustos de 2 a 3 cm. de altura, de tallo y follaje blanquecinos.
El follaje, por lo menos en el norte del país, es permanente; allí la planta florece y fructifica la mayor parte del año, por lo que es frecuente verlo con flores y fruto de diversos grado de madurez al mismo tiempo. Es planta abundante en zonas tropical y subtropical de América, donde alcanza el norte argentino. Junto con el palo pólvora es uno de los primeros árboles que inician la recuperación de los bosques talados por el hombre. Crece rápidamente, estimándose que puede alcanzar 5 m. de altura en un solo par de años y a su sombra protectora se van instalando progresivamente los árboles de la selva que, al crecer, acaban por sofocar y matar al vegetal que les dio amparo antes.
Su follaje verde grisáceo y sus lindas florecillas violáceo claro convierten al fumo bravo en una estimable planta de adorno cultivable hasta la latitud de la provincia de Buenos Aires, donde florece y fructifica normalmente.
su nombre vulgar de fumo bravo, extraído del portugués, significa tabaco silvestre o cimarrón.

Ambay (Cecropia adenopus)
Familia: Moráceas

Árbol de hasta 15 m. de altura y de tallo erecto. El diámetro del tronco principal oscila entre 20 y 30 cm., siendo la corteza gris clara.
Suele ramificarse, por lo general, a bastante altura del suelo. Las hojas son grandes, palmatipartidas y discolores, con el envés casi blanco. Los frutos son pequeños, comestibles, con sabor a higo.
Es planta característica de selvas marginales de los ríos de Brasil meridional, Paraguay y nordeste argentino. El ambay presenta la particularidad de albergar en sus cavidades internas, ciertas hormigas de género Azteca que, según algunos autores, retribuyen al hospedaje y al alimento, defendiéndolos del ataque de otros insectos. Las hojas y la corteza, presentan virtudes medicinales. Las primeras sirven de lija casera.

Timbó ( Enterolobium contortisiliquum)
Familia : Leguminosas

Conocido como pacará, oreja de negro, haciendo referencia a la forma y color de sus frutos.
Árbol de 10 a 20 mts. De altura y hasta 2 mts. de diámetro, cubierto por una corteza gris cenicienta o castaño, de fuste recto y larga cuando desarrolla en espesura, pero relativamente corto con copa extendida en ejemplares aislados.
Su follaje está formado por hojas compuestas. Su floración, si bien es abundante, no es muy vistosa, por tratarse de flores blancas verdosas reunidas en inflorescencias que aparecen en octubre a diciembre. Sus frutos poseen forma arriñonada, negras ; se desarrollan durante el verano, permaneciendo los frutos hasta el invierno, dando un aspecto muy atractivo al árbol desnudo de hojas.
Sus frutos ricos en suponin alojan en su interior numerosas semillas ovaladas y castañas.
Proporciona madera blanda y liviana, apta prara mueblería, construcciones navales, etc.

Plamito ( Euterpe edulis)
Familia: Palmaceae

Es indudablemente la más elegante de las palmeras indígenas.
Su alto y delgado estípite anillado se eleva de 20 a 30 mts. sobre el nivel dl suelo, rematando en un soberbio penacho de hojas pinadas, de 2 a 3 mts. de largo de un hermoso verde.
En cuanto al diámetro del tronco, éste no exede los 20 cm.
Sus inflorescencias amarillentas de 60 a 80 cm. De largo, origina abundantes frutos, unas drupas parecidas a las aceitunas negro-violáceas, de pulpa escasa y levemente dulzonas, que encierran una semilla casi esférica. Son muy buscadas por los cerdos de monte y otros animales de la selva.
La parte comprendida entre el ápice de la palmera y el lugar de inserción de las influorescencias, encierran los sabrosos cogollos denominados "palmitos". Lamentablemente la cosecha de cada palmito implica necesariamente la muerte de la planta. Se halla protegida en un área palmitera de 5.000 has., creada por decreto N° 557/92.

Caña fístola ( Peltophorum dubium)
Familia: leguminosas

Ocupa el primer estraro arbóreo de la selva con una altura de hasta 35 mts. y tronco de 1,5 a 2 mts. de diámetro de follaje muy elegante parecido al de ciertas acacias o del jacarandá formado por hojas compuestas tardíamente caducas.]
La corteza, castaña-grisácea, rugoza, contiene tanino exelente para curtir pieles finas.
Sus frutos son legumbres secas achatadas coriáceas inhediscentes de 5 a 10 cm. De longitud que encierran de 2 a 4 semillas castaño-rosáceo o violáceo.

Cedro misionero (Cedrela tubiflora)
Clase : Dicotiledóneas
Familia : Meliáceas

Es una de las principales especies de la formación subtropical misionera, alcanzando los 30 m. de altura, y 1,30 m. de diámetro. El cedro es un árbol de copa frondosa con hojas caducas, de unos 45 cm. de longitud. Las flores son blancas, pequeñas, de unos 7 mm. de largo.
El fruto es una cápsula piriforme de unos 5 cm. de largo por 2,5 cm. de ancho, de color castaño-grisáceo, y contiene unas 50 a 75 semillas de color castaño-oscuro. Su corteza es rugosa. Su madera es de agradable fragancia y de fácil trabajabilidad.

Maria preta (Diatenopteryx sorbifolia)
Clase: Dicotiledóneas
Familia: Sapindáceas

Especie exclusiva de la selva misionera, donde alcanza más de 15 m. de altura y 50 cm. de diámetro.
Su corteza es delgada, de color pardusco. Su copa abundante está formada por hojas caducas.
El fruto está formado por dos cámaras aladas unidas por las bases, que es donde se encuentran las semillas de unos 7 mm. de largo cada una.
Sus anillos de crecimiento anual son ligeramente demarcados. Es de madera dura, con buenas propiedades de resistencia a los distintos esfuerzos que la hacen apta para utilizar en construcciones en general.

Cancharana (Cabralea oblongifoliola)
Clase: Dicotiledóneas
Familia: Miliáceas

En nuestro país entra a formar parte de la selva misionera con participación de relativa importancia acompañando a especies como el lapacho, cedro, etc.
Es un árbol grande de hasta 30 m. de altura y 1m. de diámetro, con una copa parecida al
cedro misionero, puesto que está formada por hojas pinadas de unos 40 cm. de largo.
Las flores son de color blanco verdoso y agrupadas en un racimo compuesto, que da origen a los frutos que son similares a las del cedro misionero. Sus anillos de crecimiento están escasamente demarcados. La corteza es pronunciadamente rugosa y gruesa.
La madera de cancharana es hermosa por su veteado pronunciado y su brillo suave. Es madera semidura y moderadamente pesada. Todas las características citadas, hacen de la cancharana una madera muy buscada para carpintería general y en la industria del mueble, observando muchas propiedades de resistencia similares a las del cedro misionero.

Ambay guazú (Didymopanax morototoni)
Clase: Dicotiledóneas
Familia: Araliáceas

En nuestra zona alcanza porte interesante, hasta 20 m. de altura, con la mitad del fuste libre de ramas y diámetros de 60 cm., cubierto por una corteza delgada y lisa, de color gris con manchas oscuras.
Sus hojas alcanzan unos 30 cm. de largo y 20 cm. de ancho.]
Las flores son pequeñas, agrupadas en un racimo de racimos, dando lugar a la formación de pequeños frutos, con dos o tres semillas cada uno.

Anchico colorado (Parapiptadenia rigida)
Familia: Leguminosas

Hermoso árbol inerme de 20 a 30 cm. de altura. La corteza es de color castaño ocráceo a rojizo, áspera y escamosa. El follaje, que se mantiene gran parte del año sobre la planta, recuerda el de ciertas acacias y mimosas: está constituido por hojas compuestas muy delicadas.
En noviembre y diciembre se cubre de innumerables inflorescencias amarillas en espiga, que le confieren bonito aspecto. Es indígena de Brasil austral, Paraguay, NE de la Argentina ( selva misionera, Corrientes ) y NO del Uruguay. Su madera es dura y pesada.
El anchico ofrece la mejor leña misionera, ya que produce mucho calor y poco humo. La corteza es tanífera y sirve para curtir.

Carne de vaca (Styrax leprosus)
Clase: Dicotiledóneas
Familia: Estiracáceas

Puede alcanzar 15 m. de altura y 40 cm. de diámetro, con un tronco esbelto, cubierto por una corteza delgada de color gris con manchas castaño.
La copa está cubierta por hojas de color verde plateado, persistentes, lanceoladas, de hasta 9 cm. de largo por 3 cm. de ancho. Las flores son pequeñas ( 10 mm.) agrupadas en racimos simples.
El fruto es de unos 10-15 mm. de largo por 5-8 mm. de largo de ancho. La madera es de color pardo-rojizo. Es de textura fina, con escaso brillo natural. Los anillos de crecimiento anual son poco marcados.

 Caroba (Jacarandá micrantha)
Clase: Dicotiledóneas
Familia: Bignoniáceas

Es otra especie de la provincia de Misiones, formando parte de los bosques subtropicales que entran del sur de Brasil, llegando hasta la provincia de Corrientes, con muy poca representación por hectárea.
Es un árbol con ejemplares que alcanzan los 15 m. de altura y 45 cm. de diámetro.
Las hojas son compuestas y opuestas. Su borde es aserrado de un solo lado y el otro es generalmente liso.
Sus flores están agrupadas en panojas, son de color lila claro, dando origen a un fruto capsular de unos 7 cm. de longitud, que contiene semillas aladas que caen al abrirse los mismos.
Es una madera que no tiene olor, presentando brillo suave y un veteado demarcado que le dan una hermosa apariencia. Posee anillos de crecimiento demarcados.
# El laurel guaica ( Ocotea puberula), el alecrín (Ilex brevicuspis) y el persiguero ( Prunus subcoriácea), entre otros que producen semillas carnosas, se distribuyen con la ayuda de aves ( loros, yacutinga, zorzales, tucanes, etc,) y mamíferos ( venados, pacas, agutíes, etc.) quienes se alimentan con ellos. Las semillas no son dañadas dentro del tacto digestivo de tales animales, y posteriormente al ser expulsado con sus excrementos quedan preparadas para su rápida germinación.
Estos complejos mecanismos naturales deben impulsarnos a valorizar el esfuerzo tremendo de las especies por superar las leyes de supervivencia, y asumir en consecuencia un espíritu de conservación, para que las generaciones actuales y futuras puedan apreciar y disfrutar la diversidad biológica que nos ofrece la naturaleza.

 



Palmeras pindo
(Arecastrum romanzoffianum)





Frutos de Palmera Pindó







Peteribi
(Cordia trichotoma)







Guayubira
(Patagonula americana)






Guatambu blanco
(Balfourodendron riedelianum)







Un incendio que destruye un bosque acaba con parte de nuestra calidad de vida . Por ejemplo, con uno de nuestros posibles lugares de descanso y vacaciones y, al mismo tiempo, con el recurso que genera dinero a las empresas relacionadas con esa belleza turística.





Guembe






Paisaje donde se nota la densa vegetación








Vista parcial del río con vegetación acuática

 




 

Los bosques y las selvas producen oxígeno, madera, leña, carbón, forraje, frutos y semillas comestibles, plantas medicinales y materias primas. Un incendio puede acabar con todo eso de un día para el otro.





cedro.JPG (6415 bytes)

Cedro
(Cedrella fissilis)








Típicos Paisajes ribereños
(Podemos notar el avance del agua sobre la vegetación, la cuál se va secando debido a la acción del agua)




 

 

 

  PRINCIPAL

MAMIFEROS

AVES

SISTEMÁTICA

INVERTEBRADOS

REPTILES-ANFIBIOS

PECES

COPYR3D01.GIF (12982 bytes)   Bachillerato Polivalente N° 1
                Rademacher y Maipú
                    Posadas - Mnes
                        Argentina