MORFOLOGÍA:

La semilla de soja es como la mayoría de las leguminosas, no presenta prácticamente endospermas; consiste en una cubierta seminal o tegumento y un embrión muy grande.

 CUBIERTA SEMINAL O TEGUMENTO:

El  tegumento envuelve todo el embrión, protegiéndolo de golpes, evitando la ruptura o desprendimiento de los cotiledones. Además regula todo intercambio de estos con el ambiente. Además de la cubierta seminal con la vaina, hay una cicatriz llamada hilo. En uno de los extremos se encuentra la micropila, que es una pequeña abertura formada durante el desarrollo del tegumento. Justo debajo de la micropila, a veces visible bajo el tegumento, se encuentra la radícula del embrión. En el otro extremo del hilo, esta el rafe, que es una pequeña estría que se extiende a la chalaza; en un punto donde los intertegumentos están unidos al ovario. La cubierta seminal tiene una capa de células cutinizadas en la epidermis, que son prácticamente impermeables a los gases, y la principal vía para el intercambio gaseoso entre el embrión y el ambiente, es a través del hilo.  La impermeabilidad del tegumento, es una característica varietal. Es importante porque mantiene el vigor cuando queda la semilla expuesta al ambiente en precosecha o a condiciones de rehumedecimiento en almacenaje.  La cubierta seminal puede presentar diferentes coloraciones ( producidas por antocianinas o clorofila presentes en las células de la epidermis ).

EMBRIÓN:

El embrión esta formado por dos cotiledones grandes y una pluluma que consta de dos hojas primarias bien formadas y un eje hipocotile-radicular.  Los cotiledones son en este caso la estructura de reserva de la semilla y contienen casi la totalidad de aceites y proteínas presentes en el grano.

TAMAÑO:

El tamaño de semilla es un carácter gobernado por factores genéticos y ambientales. El mejoramiento se lo tiene en cuenta por ser uno de los componentes del rinde. En las variedades de ciclo corto tiene más importancia porque puede definir el 20-30 % del rinde por limitaciones de los otros factores, y la semilla generalmente es más grande. En ciclos intermedios-largos, lo que se busca es una semilla de tamaño medio. En semilla de una misma población, tratada en forma adecuada, sin daño físico, las más grandes son superiores en poder germinativo, vigor de plántula y crecimiento. Esto es solo para diferentes tamaños de semilla, que surgen de la clasificación de lo producido por un mismo lote.

En general se podría decir:

1)_La semilla muy chica tiene reacciones parecidas a las semillas deterioradas en unos casos y en otro, similar a semillas  inmaduras.

2)_Las semillas chicas se embeben más rápido que las grandes, germinan más rápido y cuando la humedad es limitante, esas semillas nacen más parejas. También emergen con menor dificultad frente a costras.

3)_ Las semillas más chicas tendrían más desarrollo de  hipocotile y de raíces, lo que se magnifica con humedad limitante.

4)_ Mantienen mejor la viabilidad que las semillas grandes, posiblemente porque tienen mejor cubierta seminal. Las cubiertas más finas, como las de las semillas más grandes son más permeables al vapor de agua y eso afecta el poder germinativo.

5)_Las semillas grandes tienen mayores posibilidades de daño mecánico durante la cosecha y movimientos de almacenaje y siembra.

PODER GERMINATIVO:

Es una prueba que se hace en laboratorio, controlando aquellos factores externos que condicionan la obtención de una germinación regular, rápida y completa. Se optimizan las condiciones de germinación a través de esterilización, temperatura y humedad controladas, etc.

VIGOR:

El vigor es la suma de todos los atributos que favorecen la implantación bajo condiciones desfavorables.

" El vigor es una propiedad fisiológica determinada por el genotipo y modificada por el ambiente, que gobierna la habilidad de una semilla de producir rápidamente una plántula en el campo, y el límite hasta el que la semilla tolera una serie de factores ambientales ".

El test de poder germinativo da la proporción de semillas germinables, de las cuales el test de vigor evalúa su potencial performance.

TRATAMIENTO DE SEMILLAS:

El tratamiento de semillas tiende a aumentar el poder germinativo en unos casos, o a reducir la diferencia entre poder germinativo y emergencia a campo, sobre todo cuando las condiciones a campo no son ideales, o cuando la semilla no es de primera calidad. El tratamiento puede disminuir la emergencia de lotes de semillas viejas o con daños mecánicos. Estos daños pueden ser que no aparezcan en el test de poder germinativo pero sí en el vigor. Se puede ver, aún en semillas sanas una mayor emergencia de semilla tratada, aparentemente, por control de los hongos del suelo. Con tratamientos de semilla se puede tener aumentos en la emergencia, pero pocas veces aparecen diferencias en el rendimiento. Además, para obtener un buen y uniforme nacimiento; hay que tener en cuenta el control de malezas y el control de insectos.   La gran mayoría de los hongos están en el tegumento, y solo una pequeña parte esta infectando el embrión. Por eso en la mayoría de los casos no hace falta que el fungicida curasemilla llegue al embrión. Hay fungicidas que son capaces de trasladarse a través del tegumento pero no llegan al cotiledón, a diferencia de los sistémicos que si lo logran. El uso del agua en el curado está limitado por la absorción por parte del tegumento  ( ocurre un cierto deterioro de la cubierta seminal ). Por eso se está trabajando con buenos resultados en el tratamiento con solventes orgánicos, que sin dañar el poder germinativo son capaces de introducir los fungicidas en la cubierta seminal y hacer más efectivo el control de los hongos internos. El   fungicida puede subir el poder germinativo por el control de los hongos que están en la semilla o los del suelo, pero no subirá el poder germinativo cuando éste es afectado por otras causas no patogénicas como daño mecánico o semillas viejas.

ALMACENAMIENTO:

La soja es el más delicado de los cultivos extensivos en lo que hace a manejo para semilla. Dentro de este manejo, es de fundamental importancia el almacenaje. El mayor o menor deterioro que sufre la semilla durante este proceso, dependerá de sus características fisiológicas, de la temperatura y humedad de almacenaje.

HUMEDAD:

Es el factor más importante. Como regla general se puede decir que semilla:

*- de menos de 10º, se puede almacenar por más de un año.

*- de 12º, el poder germinativo baja recién al transcurrir el año.

*- de 13º a 14º, mantiene su calidad durante el invierno y la primavera.

*- de 15º o más, se conserva en invierno, pero la calidad de la semilla cae bruscamente con los primeros calores de la primavera.

SECADO:

La soja destinada a semilla, se puede secar con aire caliente pero cuidando de no sobrepasar los 42-45 grados porque se afectaría su calidad. En caso de humedades altas, hay que trabajar con secado más lento, al no poder aumentar la temperatura. También se puede secar por ventilación, o airear, siempre y cuando se den las condiciones de humedad y temperatura para hacerlo. Es un sistema más práctico porque evita el movimiento de la semilla, y no produce daño mecánico.

TEMPERATURA:

La temperatura actúa en forma directa, produciendo mayor actividad  dentro de la semilla y menor actividad de hongos e insectos, etc.

VARIEDADES DE SEMILLAS:

Para realizar una evaluación precisa de las variedades de soja disponibles en el mercado es necesario conocer algunos factores que influyen marcadamente sobre su comportamiento en condiciones de campo, destacándose entre ellos:

*- Fotoperíodo y Grupos de Maduración.

*- Hábito de Crecimiento

*- Características Agronómicas.

FOTOPERIODO Y GRUPOS DE MADURACIÓN:

La importancia de éste radica en que la soja es una planta fotoperiodicamente activa o sea que la duración del día influye marcadamente en el ciclo del cultivo y éste a su vez en el rendimiento. Una floración prematura, acorta el ciclo, disminuyendo el desarrollo de la planta y el rendimiento. Una floración tardía, alarga el ciclo, pudiendo significar la muerte del cultivo por heladas sin que las plantas hayan podido llenar completamente las vainas. La floración de las plantas de soja es inducida por días que se acortan. Si la duración del día es superior a 16hs durante el período de cultivo, ninguna variedad podrá florecer. Si la duración del día es de 12hs o menor, todas las variedades florecerán aproximadamente al mismo tiempo. Con duraciones del día intermedias, la fecha de floración variará según la sensibilidad fotoperíodica de cada variedad. Esta distinta sensibilidad fotoperíodica es la base de clasificación de las variedades en grupos de maduración, desarrollada en EE.UU con la introducción desde Asia de Germoplasma de soja adaptado a diferentes latitudes y fotoperíodos. Se determinó así para las distintas variedades la franja latitudinal en que aprovechaban todo el período de crecimiento disponible. Para cada franja, la variedad que cumple este requisito se denomina " Full Season Variety ". En función de la sensibilidad fotoperiódica y consecuente franja latitudinal de adaptación, las variedades de soja se encuentran clasificadas en 12 grupos de maduración. Para las condiciones de nuestra área sojera son muy importantes los grupos II al VIII.  A  medida que aumenta la numeración del grupo aumenta la sensibilidad fotoperiódica, y las variedades incluidas en estos grupos, necesitan para florecer una duración del día cada vez menor. Por lo tanto los grupos de numeración alta se encuentran adaptados a latitudes bajas con fotoperíodos cortos.

FOTOPERIODO Y FECHA DE SIEMBRA:

La fecha de siembra modifica el estímulo fotoperíodico e influye sobre el ciclo de las variedades. Al atrasarse la fecha de siembra y hacerse el fotoperíodo más corto la inducción es más rápida y por lo tanto diminuyen la diferencias entre grupos. Podemos concluir entonces que para una latitud determinada, las variedades con sensibilidad fotoperiódica de esa latitud acortan su ciclo al atrasarse la fecha de siembra, ya que encuentran mas rápidamente un fotoperíodo inductor.  Normalmente estas reducciones del ciclo causan reducciones del porte vegetativo y rendimientos que pueden ser muy pronunciadas.

HABITO DE CRECIMIENTO:

Este término se refiere al grado de superposición entre el período vegetativo y reproductivo que manifiesta una variedad.

Variedades Determinadas:

En este caso las plantas completan la casi totalidad de la etapa vegetativa y luego florecen. Iniciada la floración, la prosecución del crecimiento vegetativo es del orden del 20 % o menor. Los ramilletes florales se producen en el ápice de tallos, ramificaciones y simultáneamente en toda la planta.

Variedades Indeterminadas :

Luego de la floración el ápice del tallo prosigue desarrollando nuevos nudos con hojas, simultáneamente con flores. El crecimiento vegetativo posterior al inicio de la floración representa alrededor del 40 % del total. La floración comienza en los nudos inferiores y progresa en forma ascendente.

DIFERENCIAS ENTRE LOS DOS HÁBITOS DE CRECIMIENTO

Crecimiento Determinado :

*- La planta termina en un racimo de flores.

*- La floración comienza en la mitad de la planta y es uniforme en todo el largo.

*- Los folíolos mas grandes están en la parte superior.

Crecimiento indeterminado :

*- No existe racimo terminal .

*- La floración comienza desde abajo de la planta hacia arriba, y en un  mismo momento podemos encontrar flores y vainas sobre una misma planta.

*- Los folíolos más grandes están en la mitad de la planta y disminuyen      hacia ambos extremos, permitiendo una mejor distribución de la luz.

CARACTERÍSTICAS AGRONÓMICAS:

El desarrollo de estas características es el objetivo fundamental de los programas de mejoramiento genético que llevan empresas privadas e instituciones oficiales.

a)_ Alto Rendimiento: Es el objetivo más importante de un programa de  mejoramiento que se dedique al desarrollo de variedades. El rendimiento es un carácter genéticamente complejo, fuertemente influido por el ambiente, por lo cual trabajar y seleccionar por él es  una tarea ardua y complicada.

b)_Vuelco:  El máximo rendimiento en un ambiente se logra con la utilización de cultivares de ciclo completo o " Full Season ". La utilización de los mismos en condiciones que favorecen al vuelco, (como las mencionadas en el siguiente cuadro ) aumentan  considerablemente la posibilidad de que la planta de soja vuelque severamente disminuyendo significativamente el rendimiento predisponiéndola a enfermedades, pérdidas de cosecha, calidad de grano, etc.

 

CONDICIONES QUE FAVORECEN

AL VUELCO

VARIEDAD

ALTA DISPONIBILIDAD                                                               DE NITROGENO                                        Ambiente que provoca

ALTA DISPONIBILIDAD                                                             DE AGUA                                                             un excesivo 

ALTA DENSIDAD                                                                           DE PLANTAS                                              crecimiento vegetativo

REDUCIDA DISTANCIA                                                               ENTRE SURCOS

INTENSAS LLUVIAS

INTENSOS VIENTOS

-------------------------------------------------------------------------------------------

PLANTAS DE SOJA CON                  PLANTAS DE SOJA CON          TALLO NORMAL                            TALLO RAQUITICO

Por otro lado la posibilidad de una mayor utilización de cultivos en hileras angostas obligará a la utilización de cultivares con excelente resistencia a vuelco.

c)_Desgrane: La mayoría de las variedades utilizadas poseen actualmente una buena resistencia al desgrane. Esta resistencia permitió realizar el cultivo de soja en forma extensiva. La tendencia futura es la de mantener o superar el nivel de resistencia a desgrane que ofrecen las variedades actuales, permitiéndole a la planta madura de soja permanecer en el campo sin pérdidas, hasta que las condiciones ambientales sean favorables para que se realice la cosecha y también reducir las pérdidas en cosecha.

d)_ Tolerancia a sequía: La búsqueda de la tolerancia a la sequía pasa  también por el logro de genotipos con mecanismos defensivos. Entre ellos puede citarse: la floración tardía en materiales semiprecoses, el rápido crecimiento vegetativo o altura en condiciones de stress, mayor profundidad o tamaño de raíces, mejor aprovechamiento del agua, etc.

RESISTENCIA A ENFERMEDADES E INSECTOS:

El desarrollo de cultivares resistentes a enfermedades e insectos ha sido y será un permanente objetivo de trabajo en los programas de mejoramiento de soja en todo el mundo. La resistencia genética ha sido el método más ampliamente usado para controlar los distintos problemas patológicos. Como no existe al presente es necesario realizar un relevamiento para mapear los patógenos que puedan ser o son causa de disminución de rendimiento en las distintas subregiones sojeras del país. Ello ayudará a los fitomejoradores a identificar y desarrollar variedades con múltiples resistencias a los problemas fitosanitarios más importantes. Específicamente hablando de la enfermedad conocida   como Podredumbre Blanca     ( Sclerotinia Sclerotiorum ), la más importante en una amplia zona sojera, se puede mencionar que hay diferencias en el comportamiento a campo y a la inoculación artificial ante la enfermedad en el germoplasma actual de la soja. Variedades con resistencia a insectos masticadores de las hojas y rendimiento similar o superior al de los cultivares comercializados, próximamente serán incorporados al mercado. La resistencia genética a diferentes nemátodos seguirá siendo uno de los objetivos prioritarios del mejoramiento.

PANORAMA FUTURO DE LAS VARIEDADES DE SOJA:

No queda duda  de que para el futuro, así como lo fue para el pasado el mejoramiento genético de la planta de soja cumplirá un rol importantísimo en el desafío de mantener hasta lo posible el ritmo de incremento de los rindes unitarios, los beneficios económicos y asegurar la expansión del cultivo en áreas nuevas. Para ello los mejoradores de soja deberán esforzarse en el desarrollo de variedades que:

*- Ofrezcan un alto potencial de rendimiento y que tengan una favorable respuesta a prácticas culturales que tiendan a maximizar el rendimiento por cada zona en particular.

*- Ofrezcan resistencia a los factores adversos que tiendan a desestabilizar  la producción, como enfermedades, insectos, sequía, diferencias  nutricionales, vuelco, etc.

No podemos dejar de mencionar el aporte que puede traer el uso intensivo de la Biotecnología, comúnmente llamada Ingeniería Genética, en los rindes de soja o en su calidad, en los próximos años.

En primer lugar estos procedimientos ayudan al fitomejorador a:

1)_ Manejar un gran número de plantas o células.

2)_ La incorporación de genes simples en un germoplasma adaptado en  un tiempo   reducido.                                                                                 

La identificación, aislación y transferencia de genes de herencia simple se están perfeccionando y dan una gran oportunidad para mejorar la eficiencia del mejoramiento.

LEY DE PROTECCIÓN DE VARIEDADES:

Las mismas entre otros objetivos, intentan promover entre las instituciones la inversión con mejoramiento genético de variedades de cultivo como la soja. La experiencia mundial indica que la cooperación entre entidades públicas o privadas se ve fortalecida cuando juntas llevan sus avances y adelantos a los productores agropecuarios, lo que en general fue consecuencia de este tipo de legislación.

wpe5.jpg (23937 bytes)  

wpe4.jpg (7298 bytes)

        Fuente:          

"Cuaderno de actualización técnica"
Marcelo Lanusse.

***BIBLIOGRAFIA***