Composición química de la hoja

    La composición química de la hoja de la morera es desde el punto de vista cualitativo similar a aquel del cuerpo de la larva y estando presente en repórter de ello y en proporciones tal de poder ser fácilmente digeribles y asimilables. Las principales sustancias presentes son: agua, celulosa, materia colorante, sustancia proteicas o nitrogenadas, sustancias resinosas y grasas y ácido fólico.

    Con el progreso del estado vegetativo, sufren variaciones en cantidad y calidad con una gradual disminución del agua, de la sustancia proteicas, de la grasa y un aumento de la celulosa que, sucesivamente se transforma en lingnina del todo indigerible.

    La sustancia proteica o nitrogenada son aquellas que particularmente utilizadas por el gusano para la nutrición y su consecuente desarrollo y la formación de la sustancia sérica.

    El agua esta presente en proporción que van del 80% en el primer estado vegetativo, al 65 – 70% en el período final de crianza. Los otros componentes, al analizar la sustancia seca en este período están presentes las siguientes cantidades: proteínas del 32 al 25%, grasas del 5 al 3%, celulosa del 9 al 10 – 11%, otras sustancias no nitrogenadas del 45 al 52%, cenizas del 7 al 8%.

    Del examen de estos elementos surge que, para obtener el mejor resultado, la crianza deberá ser efectuada en el período coincidente con la más favorable y equilibrada presencia de varios componentes químicos.

dooring.gif (3615 bytes)