Imágenes pictográficas

PRIMERA ÉPOCA: 7370 a.C. a 5430 a.C.

Figuras zoomorfas: Se encuentran escenas con guanacos solos o en conjuntos. Estas pinturas están realizadas en ocre, negro, amarillo de diversas tonalidades, rojo claro y violáceos y se caracterizan por el dinamismo de su ejecución que indica una captación y compenetración muy amplia de las reales costumbres de los animales y de la técnica de la cacería.

Figuras zoomorfas - Primer época

Motivos geométricos - Cueva de las Manos

Motivos geométricos: se han representado círculos, alineaciones de  puntos, rayas alternadas con zigzags que aparecen, por lo general, vinculadas a las manos negativas o a las escenas de caza de guanacos.

SEGUNDA ÉPOCA: 5430 a.C. al 1430 a.C.

Figuras antropomorfas: Los negativos de manos son numerosos, ocupan los espacios laterales, como cornisas y nichos. En general se trata de manos graciales, habiendo sido ejecutadas algunas de ellas incluyendo el antebrazo. De las 829 improntas registradas, sólo 31 pertenecen a la extremidad derecha. Aparición del color blanco como elemento predominante, también se utilizan el rojo y el violáceo. Las manos pintadas, según los tehuelches, representan una invocación a Uendeunk, el espíritu bueno, para desplazar al gualicho (enfermedad o mal que lo aqueja) del cuerpo del enfermo, de quien se pintan las manos, generalmente en negativo.

Figuras antropomorfas - Segunda epóca

Figuras antropomorfas - Segunda época

Figuras zoomorfas: las representaciones de guanacos han perdido dinamismo el que ha sido reemplazado por una actitud plácida y estática.

TERCER ÉPOCA: 1430 a.C. al 1000 d.C.

Figuras antropomorfas: manos en color blanco sobre base roja. Figuras humanas esquemáticas, de tratamiento lineal y manos representadas por trazos rectos convergentes.

Figuras antropomorfas - Tercer época