Ramona Montiel

 

 
Al tiempo que Berni contaba la historia de Juanito Laguna, también hace aparecer en sus pinturas a otro personaje: Ramona Montiel, que, al igual que Juanito, le dará fama mundial.

Ramona es tan pobre como Juanito. Sólo se diferencian en que Ramona accede a una vida distinta, económicamente mejor, pero de gran pobreza espiritual.

Ramona fue la chica de la misma villa donde vivía Juanito o la que vino del interior en la búsqueda de un futuro mejor, y se encontró con alguien que le ofreció una vida aparantemente fácil.
  

  
En el cuento "El viaje", que Berni escribió y que fue publicado en "La Opinión Cultural" el 10 de agosto de 1975, Lucía, la protagonista, es interesada en esa vida cuando llega a Buenos Aires con su hijo mayor, llamado Juanito como el proitagonista de la serie Juanito Laguna.

El tema lo sedujo a Berni. Sin duda, Ramona representa a todas las mujeres que desde los comienzos de este siglo, llegaron a Buenos Aires y a Rosario desde Europa tentadas por ese mundo de hombres, con pocas mujeres y que pagaba muy bien.
   

   
Seguramente, el origen de Ramona se deba buscar en aquellas, como la que aparece sentada en primer plano en "En el salón de la Rue des Moulins", de Toulouse-Lautrec (1894), que según Cortázar era la famosa "Rubia Mirella o Mireya" de los tangos y sainetes, que llegó a Buenos Aires. Aquí, esa mujer gorda y pelirroja de Toulouse cambia el color de su pelo e ingresa al mundo del tango, del cabaret.
     

En el salón de la Rue des Moulins, Toulouse-Lautrec.GIF (13765 bytes)
"En el salón de la
Rue des Moulins".
Toulouse-Lautrec.

 
También tendrá que ver con "Griselda", 1924 con letra de José González Castillo y música de Enrique Delfino "...Mezcla rara de Museta y de Mimí..." "…era la flor de París que un sueño de novela trajo al arrabal…"

Pero no sólo Ramona será el símbolo de esa mujer francesa, rusa o polaca que viene en la época de la inmigración, también lo será de aquella muchacha de barrio que, atraída por el deslumbramiento del centro de la ciudad y seducida por algún galán, se convertirá en "flor de noche y cabaret", como ocurre en "Milonguita" (1920), de Samuel Linning y música de Enrique Delfino.
    

 
También pueda representar a aquella costurera del poema de Evaristo Carriego de 1910, "...la costurerita que dio aquel mal paso…" "...y lo peor, sin necesidad...". Ramona es, en sus comienzos, una costurera.
    
  
Sin lugar a dudas, Ramona no tiene que ver con "Margot" (1921), letra de Esteban Celedonio Flores.

Aquí, el poeta destruye a la mujer y la llena de culpas, cosa que en ningún momento intenta hacer Berni.

Berni, en realidad, culpa a la sociedad de la existencia de las prostitutas.

Pero Ramona diferirá de sus antecesoras. Ella será libre, no pertenecerá a ningún hombre que la haga trabajar y que se quede con su dinero.
   

  
Con Ramona, Berni daja en parte el collage para usar la xilografía, adornada con collage y relieve.

También deja los elementos de descarte que usa en Juanito.

A Ramona la seduce el lujo. Él utiliza los encajes, las sedas, los brillos, que le dan opulencia.
     

 
En un comienzo, la presentará a ella sola:
"Ramona obrera" (1961)
"Ramona costurera" (1962)
"Ramona pupila" (1963)
"Ramona stripper y cabaretera" (1963)

 

Berni presenta muy poco de la familia de Ramona:
"Los padres de Ramona" (1962)
"La madre de Ramona" (1962)
"El padre de Ramona" (1962)...
... pero sí retrató a sus "amigos".

  

  
Con Ramona, Berni mostró otra realidad social, distinta a la de Juanito.

Pero los dos seguirán siendo pobres...
  

 

Imagen de fondo: "La Comunión de Ramona".
Antonio Berni.

 

wb01343_.gif (599 bytes)

WB01342_.gif (412 bytes)

Portada

Referencias
Bibliográficas

 

Argentina a Fines del s. XIX Argentina en
Vías de Democratización
Los Primeros Gobiernos Radicales Década
Infame
El Peronismo La Década
del 60...
Personajes
de la Historia
Artistas
Plásticos
Galería
de Arte
Antonio
Berni
Juanito
Laguna
República Argentina