Historia Argentina.

1966-1973.

Esta vez, el golpe se hace llamar "Revolución Argentina", cuyo objetivo consiste en controlar las políticas públicas bajo la imposición de un "Estado Burocrático Autoritario" y eliminar toda idea política, así como también a quienes las sostengan. Además, suprimir la prensa y apoyar masivamente a las empresas extranjeras. Fue designado presidente Juan Carlos Onganía, quien daba el ejemplo: no manejaba nada de política, ni siquiera quienes lo acompañaban en el gobierno, ya que se trataba más bien de gente relacionada a empresas, de tendencia nacionalista  y conservadora.

Lo primero que se dispuso desde el gobierno fue reemplazar la Constitución Nacional por el "Estatuto de la Revolución", seguidamente se suprimen los gastos destinados a los sectores débiles. Los sueldos inmóviles, los despidos y beneficios para trabajadores cortados, fueron características del plan de achique de este gobierno.

La dictadura militar tenía como prioridad normalizar la economía da la Argentina, afectada por una grave inflación producto del estancamiento económico, para lo cual se implementan medidas estratégicas; un ejemplo de éstas fue "El plan de Estabilización". Dicho plan benefició a gran parte del sector capitalista, pero impactó en los sectores asalariados que vieron estancados sus salarios y nula actividad sindical.

El gobierno toma un rol intervencionista, como base de organización política, que incluye la eliminación de los partidos políticos y todo lo relacionado a la democracia representativa. Ahora, los "nuevos políticos", eran empresarios o funcionarios administrativos, y esta situación llevó directamente a la violencia, pues los sectores obreros se resistieron a cualquier tipo de cambio impuesto por la dictadura, porque repercutían negativamente en este sector. La sociedad entera se encontró sin instituciones que aporten apoyo y respaldo a sus demandas.

El gobierno de Onganía es reconocido por militares liberales como autoritario y con características fascistas, por lo que entran en desacuerdo y enfrentamientos. Como resultado, los opuestos al presidente son destituidos y reemplazados.

Hacia fines de la década del ’60, el gobierno establece fuertes órdenes de prohibiciones en forma autoritaria, tales como:

Estas son algunas de las tantas medidas que originan seria disconformidad en los sectores populares, en las fuerzas políticas y sindicales; y llevan a que los mencionados sectores exclamen por el peronismo.

Se rompe el orden impuesto por militares y surgen distintas organizaciones en la sociedad destinadas a resistir y luchar contra el totalitarismo estatal. Ante la falta de un régimen democrático que permita la participación y otorgue eficientes soluciones a los agravados conflictos, surgen distintos grupos de izquierda opuestos al gobierno militar que representaban a diversos sectores de la sociedad. Algunos autores los llamaron "grupos de nueva izquierda", pues luchan activamente contra la ilegalidad, pero algunos grupos de una manera particular: ahora eran agrupaciones armadas.

Entre estos grupos de dilata acción podemos señalar como los más importantes a tres de ellos:

  • Montoneros: de raigambre católica nacionalista fundamentalmente que militan en el peronismo. Su carta de presentación fue el secuestro y muerte de Pedro E. Aramburu (29 de mayo de 1970, a un año del "Cordobazo"), ex-presidente militar, a quien responsabilizan del fusilamiento de militantes peronistas en el año 1956, que se levantaron contra su gobierno. La tacuara representa a las montoneras del siglo XIX, el fusil es el arma que utilizan en la actualidad, y la P entre esa V que forman la tacuara y el fusil significan "Perón Vuelve" o "Viva Perón".

Montoneros.

Tuvieron trascendencia los grupos de sindicalistas , fuerzas políticas, juventud, guerrilleros, católicos de la Iglesia Tercermundialista.

Episodios como "El Cordobazo" o "El Rosariazo" (levantamientos populares contra la política encarada por el Presidente Onganía) muestran parte importante de la historia argentina, hechos concretos de gran relevancia producto de la indiferencia de gobiernos militares, en los que estuvieron implicados distintos sectores sociales luchando por la defensa de sus intereses y en contra de la tiranía de los gobernantes.

Pero no fueron los únicos hechos, sino los primeros en manifestar el estado degradante de la sociedad ocasionado por Onganía. Hasta los primeros seis meses del ’70 aguantó el presidente, pero la situación caótica generalizada colmó la paciencia a las Fuerzas Armadas y depusieron a Onganía. Las Fuerzas Armadas aparecieron bajo el nombre de "Junta de Comandantes en Jefe de las Tres Armas". Designaron al general Roberto Marcelo Levingston como presidente, pero no como la máxima autoridad sino como un figura subordinada a las decisiones de la Junta de Comandantes. Al margen de los cambios en el gobierno, y luego como consecuencia de la acción de éste, los conflictos sociales no cesaban, se agudizaban. Rápidamente, Levingston debió ser levantado como presidente porque no contaban con la capacidad de hacer callar a la sociedad y controlarla. Tampoco su política económica gustaba mucho a la Junta.

A retomar el control del gobierno, la junta de comandantes designó al general Alejandro Lanusse, el 23 de marzo de 1971, quien siguió impulsando la actividad política y la constitucionalidad convocando a elecciones generales. En prueba de ello dio a conocer el G.A.N., pero no fue aceptado como vía para lograr la democracia en el país, solo logró enfrentamientos.

La economía estaba en niveles bajos resultado de la lucha entre distintos sectores por obtener los máximos beneficios económicos.

En lo político, Lanusse concreta el pedido de elecciones realizado por parte de distintas fuerzas políticas, con la novedad de que el partido peronista ya no está proscripto. Perón lleva a cabo su retorno a la Argentina, gracias al Operativo Retorno, el 17 de noviembre de 1972. Pero no puede postularse como el principal candidato a ocupar la presidencia en la elecciones convocadas ya que Lanusse implementa una estratégica legislación en torno a las elecciones y obstruye la participación directa de Perón en la política y en el gobierno.

La mayoría de los sectores dio su apoyo a la fórmula Héctor Cámpora (representante de Perón)-Vicente Solano Lima, que integraban una alianza electoral: el FREJULI, que principalmente reunía a la mayoría peronista.

En los comicios del 11 de marzo de 1973 resultó electa la fórmula del FREJULI.

Pero todo se vio empañado cuando las expectativas puestas en el nuevo gobierno se derrumbaron; los objetivos que apuntaban a la necesidad de cambios rápidos en el país (establecer el orden, prosperidad económica,etc.) no llegaron a buen puerto, pues en el interior del peronismo no todos tiraban hacia el mismo lado ni tampoco compartían las mismas ideas, y comenzaron los enfrentamientos entre distintas fracciones peronistas.

A estas negativas se le sumaron los hechos ocurridos el 20 de junio, día en que llegó finalmente Perón a la Argentina (luego de pasar 18 años exiliado), y decidió la suerte del gobierno.

Perón fue recibido por una muchedumbre impresionante, "controlada" por un operativo de seguridad a cargo de un tal José López Rega, de la derecha peronista. Pero más que un control fue un hecho que demostró intolerancia por parte del gobierno a la izquierda peronista.

Y con las numerosas bajas de ese día, y heridos, comenzó una nueva época de represión ilegal, pero esta más violenta que nunca, hacia la clase obrera por parte del Estado.

Cámpora fue obligado a renunciar, los sectores de la izquierda peronista que antes influían y participaban del gobierno mediante representantes, fueron desplazados.

Al ex presidente le sucedió, de manera provisional Raúl Lastiri, quien llama a elecciones.

Se convocó a elecciones para el mes de septiembre. El FREJULI presentó la fórmula Juan Domingo Perón-María Estela Martínez de Perón. Los resultados de la misma le otorgaron a Perón una tercer presidencia, caracterizada por la influencia de la extrema derecha del peronismo y por la presión del ministro de "¿Bienestar Social?", (J. López Rega), quien organizó la TRIPLE A (Alianza Anticomunista Argentina) como una estructura que atentaba ilegalmente contra los sectores de la izquierda peronista y no-peronista.

 

Año por Año.

1966: El presidente Arturo Illia es depuesto por un nuevo golpe militar el 28 de junio, y en su lugar asume como presidente de un gobierno en conjunto con los tres grupos de las Fuerzas Armadas ( Ejército, Marina y Aviación), el Teniente General Juan Carlos Onganía.

Al mismo tiempo, dentro del Partido Peronista, se producen serios enfrentamientos entre las distintas líneas de posición.

El gobierno, conducido por militares, adopta la "Doctrina de la Seguridad Nacional" la cual modifica la relación entre militares y la sociedad.

1967: Desde el Ministerio de Economía se pone en marcha el "Plan de Estabilización y Desarrollo" a cargo del ministro de economía Krieger Vasena, a través del cual se intentan eliminar los efectos negativos de la inflación en la economía. Con el mismo se benefician algunos sectores capitalistas, mientras que los sectores obreros se ven perjudicados, y por ende se complican los conflictos sociales ya conocidos.

Surge un grupo revolucionario llamado "Montoneros", integrados por ex miembros de "Tacuara" ( movimiento nacionalista).

1968: El P.R.T. crea el E.R.P. ( Ejército Revolucionario del Pueblo).

Un dirigente del P.R.T. se separa y conforma el P.S.T. (Partido Socialista de los Trabajadores).

1969: El gobierno entra en crisis, se profundizan posiciones opuestas entre grupos liberales en contra de grupos nacionalistas que se inclinaban por entablar relaciones con el sector sindicalista.

La sociedad se ve cada día mas agravada por el aumento de los conflictos sociales surgidos a partir de medidas gubernamentales negativas, a tal punto que comienzan a producirse en distintos puntos del país protestas masivas movilizadas, tales como el "Cordobazo" o el "Rosariazo".

En junio se declara el "estado de sitio" en todo el país y se llevan a cabo hechos de gran repercusión negativa en la sociedad, continúan las protestas (movilizaciones) que llevan lentamente a la caída del presidente Onganía.

1970: En junio renuncia Onganía y asume el poder la "Junta de Comandantes". La misma elige al nuevo presidente de la Nación, quien desarrollaría su cargo bajo la subordinación de la Junta de Comandantes.

El Poder Ejecutivo queda a cargo de Roberto Marcelo Levingston, quien en el tiempo de su corta gestión, no logra disminuir los conflictos sociales, ni económico ni políticos. Al contrario, termina en malas relaciones con la Junta de Comandantes y con sectores capitalistas poderosos.

La C.G.T., activa y movilizada, lleva a cabo la concreción de tres huelgas generales de alto acatamiento en oposición a la política económica de Levingston.

A todo esto, Perón, a pesar de estar exiliado en Madrid, impartió órdenes para una alianza política conocida como "La Hora del Pueblo".

En mayo es secuestrado Pedro Eugenio Aramburu, general retirado y ex presidente de Argentina, por un grupo de la guerrilla: Montoneros. El primero de junio se encuentra su cadáver; había sido fusilado.

 1971: La Junta de Comandantes destituye al presidente Levingston de su cargo y lo reemplaza por el General Lanusse, quien asume el mandato en representación de la Revolución Argentina e impone el "Gran Acuerdo Nacional" (G.A.N) como plan político, que para algunos tenía como fin normalizar el régimen político democrático y darle salida a los militares del poder, pero para otros significaba la aseguración del poder en manos de militares.

El peronismo, a través de una nueva organización política llamada "Frecilina" (Frente Cívico de Federación Nacional), se opone al plan de Lanusse, el G.A.N. y pide al gobierno la convocatoria a elecciones con libre participación.

La convocatoria se puso en marcha pero, de todas formas, Perón no podía participar. Ante esta situación se lanzó el "Operativo Retorno", que al año siguiente lograría el retorno de Perón a la Argentina.

 1972: En noviembre retorna Perón a la Argentina luego de un extenso período de exilio.

Durante el gobierno de Lanusse, más precisamente el 15 de agosto, se produce la fuga de 25 presos políticos del Penal de Rawson, se trataba de integrantes de distintas organizaciones guerrilleras (Montoneros, E.R.P, F.A.R.). El resultado no fue el éxito de la fuga, pues solo 6 de ellos lograron huir del país hacia Chile, el resto (19 personas) se entregaron a las Fuerzas Armadas, previamente habiendo acordado con un Juez Federal un certificado que garantizaba su integridad física. Pero, como en ese entonces la violencia era el instrumento preferido de las Fuerzas Armadas, el 22 de agosto las personas que se habían entregado fueron fusiladas. Tres de ellas sobrevivieron a duras penas.

 1973: En marzo de este año se llevan a cabo elecciones presidenciales en las cuales la legislación electoral de Lanusse no permite la participación de Perón con el fin de obstaculizar el retorno del gobierno peronista.

No obstante, el partido peronista impulsa la candidatura de José Cámpora - Vicente Solano Lima, que representaba a Perón, bajo el frente electoral "Frejuli" (Frente Justicialista de Liberación), de gran importancia.

Como resultado de los comicios, la fórmula peronista triunfa.

En junio, Perón regresa definitivamente a Argentina en medio de una gran movilización que lo esperaba, pero las diferencias entre los sectores de derecha y los de izquierda le dieron un desenlace trágico a esta bienvenida de Perón.

Una vez que Perón ya estaba en Argentina, se impulsaron elecciones presidenciales para septiembre en las que resultó electa la fórmula Perón – Perón.

 

 

1955-1966

1973-1983

Inicio