Historia Argentina.

1916-1930.

Política: El radicalismo en el poder.

Hipólito Yrigoyen fue presidente entre 1916-1922, lo sucedió Marcelo T. De Alvear y en 1928 fue reelecto Yrigoyen que gobernó hasta 1930 cuando fue derrocado por el primer golpe de Estado de la historia del país.

Aunque los dos representaron en sus gobiernos al partido radical, eran muy diferentes entre sí y representaban a distintos sectores sociales.

Mientras Yrigoyen se presentaba como un caudillo popular representante de los sectores sociales medios, con hábitos de conducta "extraños", por ejemplo, su escasa aparición en público (lo que le valió el mote de "El Peludo"), su falta de discursos, la falta de ostentación en su forma de vida, etc. Alvear, fue asociado con los presidentes del viejo "régimen", representaba más que a los sectores medios, a los terratenientes y su política estuvo más relacionada a los vicios y virtudes de la "generación del ’80" que a la mística de Yrigoyen.

Yrigoyen será de los dos quien defina y represente al radicalismo, al más característico del período. Es él quien enarbola la nueva postura del Estado y de la administración de la cosa pública que le valió el nombre de "la causa" que encarnaba lo honesto, lo puro, la verdad del sufragio, la defensa de la Constitución, todo esto frente a la corrupción del pasado "régimen" como se dio en llamar al gobierno de la etapa anterior.

Esta diferencia se pone de manifiesto con la división del partido en dos corrientes internas que hizo eclosión a partir de 1922 con el surgimiento de la corriente interna del "antipersonalismo" que apoyaba a Alvear que expresaba los intereses tradicionales de la elite que veían de mala manera el populismo y el personalismo de Yrigoyen.

 La oposición

El triunfo de los radicales de 1916, fue muy precario ya que contó con una importante oposición. Esta oposición se encontraba en todos lados.

1) En el Congreso, mientras que en la cámara de diputados se logró rápida mayoría, la de Senadores le fue siempre adversa ya que los ocupantes de las bancas lo hacían durante largos períodos y su elección era indirecta.

2) En las provincias que eran gobernadas por la oposición, lo que llevó a que fueran intervenidas por el poder ejecutivo nacional.

3) La Corte Suprema de Justicia, no lo apoyó e Yrigoyen la respetó, aunque siempre la fue un obstáculo, como el senado para la obra de gobierno.

4) La prensa sobre todo la llamada "seria", representada fundamentalmente por el diario "Crítica", que aprovechando la libertad de expresión actuaban de oposición encarnizada.

5) Las centrales obreras eran ideológicamente adversas a la política del gobierno.

6) Los restantes partidos políticos incluido los socialistas, sin dejar de mencionar la oposición interna dentro del mismo radicalismo, donde al aparentemente la mayor parte de lo actuado parece ser más obra de Yrigoyen que de personas de talento que secundarán o promovieran sus iniciativas, las que si apoyaron y rodearon a Alvear y tratarán de formar otro partido a espalda de Yrigoyen.

7) El ejército, sobre todo el recientemente profesionalizado a partir de la ley de servicio militar obligatorio.

8) También juega en contra de Yrigoyen la situación exterior ya que le tocará gobernar dos años en medio de una guerra de características mundiales del cual tratará de mantenerse alejado a través de una política de neutralidad frente al conflicto.

 La política económica del radicalismo

 La política económica radical no fue más que una continuación de lo actuado en el período anterior. La economía siguió basada en la producción primaria agroexportadora.

Aunque se trató de introducir algunos cambios para mejorar la situación de los sectores sociales medios urbanos que, se vieron dificultadas, por un lado por la oposición de los conservadores desde el Congreso y por el otro por dos profundas crisis internacionales. La primera durante el conflicto armado llamado la Primer gran Guerra (1914-1918) y la segunda la crisis económica de 1929 que afectaron negativamente tanto el volumen de los productos exportados como los precios de los mismos.

 Las exportaciones

 Todo el período 1916-1930 se caracteriza por los altibajos de las exportaciones en cuanto a volumen y precios.

Los productos exportables más importantes son los agrícolas y dentro de estos los cereales trigo, maíz y lino se afirman, mientras que la avena, la cebada y el centeno van ganando terreno.

En cuanto a las carnes, se reafirma el proceso de refinamiento del ganado bovino a partir de las exigencias del frigorífico para el comercio exterior. El cambio más importante se da en la introducción de la técnica del enfriado reemplazando al congelado.

El enfriado produce cambios fundamentales; por un lado, su duración en limitada por lo tanto exige que no pasen mas de 45 días desde la matanza hasta el consumo; y por el otro, requiere entregas regulares en los frigoríficos de animales de muy buena calidad.

Esto produjo que ganaran terreno los estancieros invernadores identificados con el frigorífico y la exportación frente a los criadores vinculados con el mercado interno y dependientes de los invernadores y de los frigoríficos.

El país comprador por excelencia sigue siendo Gran Bretaña aunque los Estados Unidos incrementa sus compras como así también sus inversiones en el país, fundamentalmente, en los frigoríficos.

 La política petrolera

 Durante el primer gobierno de Yrigoyen se creó Yacimientos Petrolíferos Fiscales (Y.P.F) para impulsar la explotación del petróleo.

Cuando Alvear asumió a la presidencia designó al Coronel Mosconi al frente de Y.P.F, quién logró darle un fuerte impulso con el objeto de lograr el autoabastecimiento. Durante su conducción (hasta 1930) promovió medidas tendientes a eliminar la competencia privada. Se dictaron medidas restrictivas que hicieron que muchas empresas privadas debieran cesar en la actividad. Otras continuaron trabajando normalmente e incluso casi lograron alcanzar a Y.P.F en su producción.

Por orden de importancia las empresas eran: la compañía ferrocarrilera de petróleo, de capitales ingleses, la Standart Oil, de capitales norteamericanos, Astra, integrada por capitales argentinos y alemanes, la Anglo Percian y la Royal Dutch de capitales holandeses.

Estas compañías e Y.P.F libraron una verdadera guerra de precios, culminando cuando la segunda (Standart Oil) rebajó los precios de los derivados del petróleo, provocando un enfrentamiento grave a tal punto que algunos autores dicen que el de 1930 fue un golpe de estado "con olor a Petróleo", aunque esta postura para nosotros es extrema y no se condice con la realidad ya que hubieron numerosos factores que se unieron para hacer posible el golpe.

 La política social

 Los trabajadores

 Con la llegada del radicalismo se produce un cambio de los grupos políticos dirigentes con respecto alas clases populares. Hasta aquí las demandas de mejoras de la clase obrera habían sido respondida con represión y deportación de los dirigentes obreros extranjeros. Dentro del nuevo marco político el Estado va asumir otro rol que tiene que ver con la tolerancia, el arbitraje y conciliación de los conflictos aunque no faltó la represión como respuesta.

Un ejemplo de arbitraje se produce ante la Huelga de la Federación de Obreros Marítimos que estalla el 20 de noviembre de 1916, se consigue que el gobierno actúe de arbitro entre los trabajadores y los patrones, lográndose mejoras para los primeros.

La tolerancia y el apoyo a los obreros puede verse en la huelga de los ferroviarios de setiembre de 1917 que piden la derogación de un artículo de la ley de jubilaciones ante lo que los patrones piden al gobierno que envíe tropas para reprimir lo que fue respondido con un decreto del gobierno anulando el polémico artículo y un aumento general de sueldos y salarios, aunque la represión armada también existió y cobró varias vidas.

La tolerancia va abriendo camino hacia la represión que es muy dura entre los años 1918 y 1921. De esta fecha son los más tristes y lamentables hechos represivos, como fueron los de la "semana trágica" en 1919, los de las huelgas agrarias también en 1919 y los de Patagonia en 1921.

La "semana trágica" comenzó con una huelga de los obreros de los talleres Metalúrgicos Vasena que generó tiroteos entre policías bomberos contra los obreros y vecinos del lugar. Al ir a sepultar los restos de los fallecidos, la multitud que acompaña el cortejo fúnebre es atacada por efectivos policiales, nuevamente hay muertos y heridos. La Central Obrera declara la huelga general y se paraliza casi todo el país. El General Dellepiane ingresa en la capital con las tropas de campo de mayo, el gobierno pierde el control de la situación que queda en manos de Dellepiane, quien reprime y logra restablecer el orden.

También en 1919 se inició una huelga campesina encabezada por los arrendatarios que en poco tiempo abarcó toda la zona pampeana, la primer respuesta del gobierno fue la represión (que no alcanzó las características sangrientas de la anterior), aunque luego se elevó un proyecto de la ley al Congreso que no modificaba en esencia los contratos de arrendamientos, aunque los retocaba.

En la Patagonia los peones rurales comienzan una huelga solicitando mejoras en las condiciones de vida, lo que produjo una represión durísima por parte del ejército, donde docenas de peones fueron perseguidos, torturados y fusilados.

En cuanto a la legislación obrera se introdujeron algunas innovaciones importantes como leyes nacionales, que serían la base para legislación posterior: se reglamentó el trabajo a domicilio, se estableció las condiciones de trabajos a las que podían ser sometidos los niños, se prohibió el trabajo nocturno en las panaderías, se limitó la jornada laboral a 8 horas diarias y 48 semanales, etc.

 Los estudiantes: La Reforma Universitaria

Durante el primer gobierno radical se produjo un movimiento estudiantil que reclamaba la Reforma Universitaria. Este movimiento surgió en Córdoba y se extendió no solo a otras universidades nacionales sino latinoamericanas, reclamaba el gobierno autónomo de las Universidades con la participación de los estudiantes, egresados y profesores; docencia libre , asegurando la existencia de cátedras paralelas a las existentes o nuevas, y asistencia a clase en forma libre, además de reivindicar la unidad latinoamericana y la solidaridad con los obreros.

Como consecuencia de este movimiento, en 1918 las universidades reformaron sus estatutos y posibilitaron la puesta en práctica de las medidas solicitadas a excepción de la unidad latinoamericana y obrera, que no dejaron de ser sólo una declaración de deseos.

El golpe de Estado

En 1928, Yrigoyen fue reelecto Presidente, pero su segundo gobierno se desarrolló dentro de un panorama económico internacional muy complicado, por la profunda crisis desatada en 1929 y por la creciente oposición interna representada por los terratenientes, las empresas extranjeras dedicadas a la explotación del petróleo y los periódicos (Crítica, La Nación y La Prensa, entre otros) y del ejército que estaba resentido con Yrigoyen por la discrecionalidad con que otorgaba los ascensos y las partidas presupuestarias.

Desatada la crisis económica internacional de 1929, el gobierno nacional actúo con lentitud para remediar el impacto interno. Los ingresos de la aduana disminuyeron a causa de la caída del comercio internacional, numerosas empresas y comercios quebraron, el peso perdió valor con la consecuencia baja de los salarios y aumentos de la desocupación.

Todos los factores mencionados se juntaron y los terratenientes y exportadores buscaron el apoyo de los sectores descontentos del ejército, culminando el 6 de setiembre de 1930 con un golpe militar encabezado por Agustín P. Justo y José F. Uriburu, que derrotó al gobierno de Yrigoyen, y la oligarquía terrateniente retomó el control del Estado.

1880-1916

1930-1943

Inicio