RELATOS Y LEYENDAS


Glosario

     La Cueva del Tigre Sable

El siguiente relato fue realizado por don Santiago Lineros, criancero de la Payunia, en su casa al pié del volcán Carapacho, donde nos hizo conocer los pormenores de las primeras incursiones y detalles de la denominación de la caverna del Tigre Sable

Animasg.gif (83294 bytes) 

Tigreg.gif (111582 bytes)

Sable_small.gif (2982 bytes)

De acuerdo a la creencia popular la caverna  se extiende desde la zona del cerro Nevado, (donde se supone existe otra entrada), y como en los alrededores del citado cerro, de acuerdo al relato de antiguos pobladores, era común ver tigres sable, se cree que un par de estos animales ingresaron por la supuesta entrada y avanzaron por dentro de la caverna hasta desembocar con la entrada que actualmente se conoce. Según don Santiago estos animales se quedaron  cerca de la entrada al ver la luz que ingresa por la boca, y al no poder salir a la superficie debido a la profundidad del piso, (alrededor de 5 metros) murieron en ese lugar. Con el paso del tiempo la fina arena que cubre el lugar fue sepultando los cuerpos.

Debido a los temores  que la gente experimentaba por las cuevas,nadie se aventuraba a ingresar, hasta que por el año 1.937 un hermano de nuestro relator de nombre Rafael junto a Florentino Carrasco "se metieron de puro gusto nomás". Con la ayuda de unos lazos para salvar la altura, descendieron y comenzaron a investigar el interior hasta donde la luz natural les permitió, de pronto descubrieron unos túmulos que daban la apariencia de sepulturas humanas, esto les causó algunos temores por lo que decidieron salir inmediatamente.

Al día siguiente comentaron lo ocurrido a los compañeros de trabajo en una compañia de exploración de Y.P.F. que estaba trabajando en los Pozos de Carapacho. La noticia causó curiosidad entre los integrantes del grupo y se organizó una partida encabezados por Alejandro Verdugo para investigar de que se trataba el hallazgo. Provistos de lazos, algunas herramientas y elementos de iluminación, y no sin ciertos temores el grupo de investigación descendió hasta el piso arenoso y se dirigieron hasta el lugar señalado, donde luego de quitar la tierra que formaban los bultos descubrieron los restos de los animales, que debido a la baja temperatura y la escasa humedad ambiente se habían conservado en un estado de momificación natural. De acuerdo al relato la parte que hacía contacto cun el piso se había destruído, pero la parte que había quedado hacia arriba se encontraba en perfecto estado, manteniendo incluso su pelaje y color. Luego rescataron los restos que fueron llevados uno a la casa del señor Verdugo y el otro a Malargüe.    

 

 

 

     Leyendas de los Tinguiricas

El Tinguiririca es un volcán ubicado en la Cordillera de los Andes, al sur de Chile, cercano al  limite con la provincia de Mendoza, donde se encuentra un paraje llamado "Las Choicas". Este nombre proviene de "Pampas de los Choiques", un valle cordillerano donde antaño estaba poblado de choiques.

La leyenda cuenta que en las inmediaciones del volcán vivían los "Salli-Sallis", hormigas negras, cuyo dios Inti quiso premiar su laboriosidad y las convirtió en seres humanos de muy pequeña estatura, pero fuertes, trabajadores, ordenados y organizados.

Cuando llegaba el crudo invierno se refugiaban en cavernas naturales, acondicionadas por ellos mismos, constituyendo una hermosa, mágica y misteriosa ciudad subterranea. Pueblo pacífico, pastor y agrícola, vivía del producto de su labor y su única ambición era conseguir paz y felicidad.

Los guanacos y choiques pacian en lugares propicios, donde los Tinguiriricas los utilizaban para el transporte y alimentación. Del Valle Hermoso transportaban menta y otras hierbas que utilizaban para mitigar las necesidades del penoso y cruel invierno. Pero esta paz y armonía no duró por siempre, los ambiciosos Incas y Araucanos comenzaron a rondar, ¿Por que motivo?. En Las Choicas abundaba el oro, que los pequeños habitantes utilizaban como proyectiles para cazar sus presas.

Ante el avance amenazante de estos pueblos guerreros, los enanos defendían y protegían su territorio lanzando con sus hondas los codiciados trozos minerales. La febríl e incontrolable codicia superó toda razón y esta lucha deribó en guerra entre incas y araucanos. Vencedores los incas construyeron un cerco de piedras para reducir a este pacífico pero valiente pueblo, que debido a su pequeño tamaño, fué imposible saltarlo. Esto impidió que los Tinguiriricas pudieran seguir abasteciendose del Valle Hermoso, su principal fuente de recursos y fueron desapareciendo al no poder proveerse de alimentos. Pero antes de morir cerraron cuidadosamente los ingresos a sus moradas para evitar que fueran saqueadas.

Cuentan los veranadores que algunos conocen los secretos pasadizos, mensaje que les ha sido tramitido a través de generaciones con el cargo de no revelar el secreto y que solo sean utilizadas cuando arrecian las tormentas cordilleranas.     

 

 

     El Pozo de las Ánimas

Descripción

Esta formación geológica corresponde al fenómeno Kárstico denominado "Dolina" originado por la transformación de los depósitos subterráneos de Yeso que, por efecto de las filtraciones y napas freáticas se forman enormes cavernas debajo de la superficie, los terrenos se van hundiendo lentamente, originando un constante crecimiento de los característicos conos. El Pozo de las Ánimas está ubicado junto a la Ruta Provincial Nº 222, cerca del arroyo Las Amarillas, se trata en realidad de dos depresiones, divididas entre sí por una frágil separación. El primero de ellos, que se enfrenta con el acceso es una enorme cavidad que se encuentra detenida en su proceso de erosión, en sus paredes se han ido fijando algunos vegetales, su fondo se encuentra cubierto de agua, donde se puede observar los constantes cambios de nivel del líquido a juzgar por las marcas que quedan impresas. El segundo pozo es de características impresionantes, por su tamaño y por los constantes derrumbes que se producen, con sus paredes cortadas casi a pique, que deja ver grandes piedras casi colgadas a punto de caer en las heladas aguas que cubren su lecho, donde es posible observar algunos patos, que parecen sólo puntos debido a la profundidad. El avance que ha experimentado en los últimos tiempos la dolina, se puede distinguir a través de la valla de contención que fue colocada para evitar accidentes y que en la actualidad se encuentra prácticamente en el filo mismo de la dolina.

De acuerdo a relatos de gente del lugar se habrían realizado varios intentos de descenso hasta el borde del agua, algunos de ellos con éxito, pero aparentemente no han quedado registrados. El 19 de diciembre de 1.981 un equipo dirigido por Rodolfo Rogelio Rocha, integrado por buzos, científicos, gendarmes, deportistas, periodistas, lograron realizar con éxito el descenso de 12 personas a la laguna, trasladaron un bote de goma y equipos de buceo con el fin de realizar estudios científicos en el lugar. De los resultados de dichos estudios se pudo determinar el diámetro pozo mayor, aproximadamente 200 metros, la profundidad hasta el agua es de unos 80 metros y la profundidad del agua alrededor de 21 metros desde el nivel de agua y el fondo del cono.

Leyenda

Como era común entre los pueblos que habitaban de uno y otro lado de la Cordillera de los Andes, se había producido una diferencia en las relaciones y un grupo del lado chileno, gente de costumbres aguerridas, estaban persiguiendo a un reducido número de pobladores de la zona de Los Molles.

La noche fue extendiendo su manto y ya en plena oscuridad los perseguidos    advirtieron que no se oían mas los gritos de sus enemigos, luego de tomar recaudos, por si se trataba de una treta de sus rivales, retornaron hasta sus moradas, dando algunos rodeos. Al día siguiente, con las primeras luces, volvieron al lugar hasta donde había finalizado la persecusión y retomaron sobre sus pasos del día anterior, a poco de andar comenzaron a oír algunos sonidos de lamentos que les llamó la atención. Con cautela continuaron avanzando y con gran sorpresa se encontraron con dos enormes pozos que se habían hundido bajo los pies de sus perseguidores, en el fondo se encontraba los cuerpos comenzaron a oír algunos sonidos de lamentos que les llamó la atención. Con cautela continuaron avanzando y con gran sorpresa se encontraron con dos enormes pozos que se habían hundido bajo los pies de sus perseguidores, en el fondo se encontraba los cuerpos

animas1.gif (83294 bytes)

Formación cárstica                conocida como Pozo de las Ánimas, Malargüe. Foto Rodolfo Rogelio Rocha

 

moribundos de sus enemigos y los gemidos que surgían de las profundidades asustaron a los observadores, quienes desde ese momento veneraron la formación que los había salvado dandole el nombre de "lugar en que lloran las ánimas"

 

 

     La Niña Encantada

Descripción

A unos 6 Km. de los Molles, por la vieja ruta de tierra, hacia el este, rodeada de restos de lava volcánica nos sorprende la Laguna de la Niña Encantada, este lugar de singular belleza, ha dado forma a una serie de leyendas y ritos de las mas diversas índole.

En un principio se creyó que se trataba de un cráter volcánico, luego, los estudios científicos determinaron que esta formación geológica corresponde al fenómeno Kárstico denominado "Dolina" originado por la transformación de los depósitos subterráneos de Yeso, que, por efecto de las filtraciones y napas freáticas se forman enormes cavernas debajo de la superficie, los terrenos se van hundiendo lentamente, originando un constante crecimiento de los característicos conos.

La acumulación de lava volcánica que circunda la laguna proviene de unos cráteres que se encuentran hacia el norte y que en épocas geológicas recientes hicieron erupción derramando el material incandescente sobre el curso de un arroyo que existía y que alimentaba la laguna. Aparentemente es el mismo que continúa corriendo por debajo de la maza de piedra y aporta el líquido cristalino al espejo de agua, que desbordan por costado este cayendo al río Salado. En el lugar hay un microclima que ha permitido el desarrollo de una abundante vegetación, que nos ofrece en determinadas épocas una interesante gama de flores, las aves han encontrado refugio para sus nidos en los huecos de las paredes rocosas, y revolotean sobre la laguna constantemente y en las azuladas aguas, entre las algas, se pasean tranquilamente unos hermosos ejemplares de truchas, que saltan a la superficie cuando tienen a su alcance algún insecto que vuela a ras del agua.

Dentro de este marco de perfección que ha elaborado la naturaleza, aparece el ser humano dejando su señales, carteles pintados en las piedras, manifestaciones de ritos religiosos, maltrato a animales y plantas, restos de elementos que usa, en una acción de contraste y agresión al medio ambiente.

Leyenda

La leyenda de la "Niña Encantada" nos llega desde la época en que las llanuras junto a la cordillera eran habitadas por pueblos pacíficos, que en la veranada recorrían estas montañas cuando la nieve se retiraba, en busca de comida, materiales, pieles y además para relacionarse con gente de los pueblos que vivían del otro lado del macizo andino. Tambien llegaban hasta aquí algunos grupos de pobladores de la zona de los pehuenes, pueblos que eran sumamente aguerridos siempre trataban de mponer sus condiciones, cosa que preocupaba a los tranquilos habitantes de la zona.

niÑa1.gif (137702 bytes)

Laguna de la Niña Encantada, lugar donde se desarrolla la leyenda. Foto Guillermo Rojos

Con el fin de terminar con los problemas, que ocurrían cada verano, se encomendó a la Machi que utilizara sus poderes, para mejorar las relaciones entre los pueblos. Luego de varios parlamentos y viajes se convino un pacto, que consistía en unir en casamiento a Elcha, la bella hija del cacique de estas tierras, con el hijo del jefe de los pehuenches, de este modo estrechaban lazos familiares entre las dos comunidades y se aseguraba la paz.

Todo parecía encaminarse hacia un buen final, se habían realizado algunas reuniones, convenido los detalles previos, Fijado fecha para tan importante acontecimiento, todos habían recibido con beneplácito los acuerdos. Todos menos Elcha y su secreto prometido, que mientras en el pueblo se realizaban los preparativos para la celebración, los dos organizaban el modo de escapar a tan injusta situación.

Cuando ya todo estaba listo y los visitantes estaban llegando para el gran acontecimiento, la pareja tenía preparado el plan, escapar esa noche. Sabían muy bien al peligro que se enfrentaban, pero no iban a abandonar lo planeado. En la medida en que llegaban los invitados, comenzaban los agasajos y las presentaciones, momento que fue aprovechado por los enamorados para emprender la fuga, recién al día siguiente fue notada la ausencia de la pareja, tras una corta deliberación se formó un grupo que partió tras los fugitivos, debían alcanzarlos y regresarlos para hacerles pagar la grave afrenta cometida. ¡Lo pagarían con sus vidas!. Eso lo sabían también Elcha y su enamorado.

Varios días duró la persecusión, cada vez estaban mas cerca de la pareja, los jóvenes que tantas veces habían recorrido estas montañas, año tras año cada verano, veían que ya las fuerzas los abandonaban, cuando se aproximaban a la laguna por la parte mas alta y viendo que no podrían escapar de sus perseguidores, se confundieron en un abrazo y se arrojaron a las heladas aguas entregando sus vidas antes de ser atrapados. Justo en el momento que sus cuerpos se hundían, se asomaban por por la ladera de la montaña los perseguidores con la Machi al frente, en ese preciso instante se produce un rayo que alcanza a la bruja y la convierte en roca, imagen que perdura hasta nuestros días en lo alto de la montaña en el mismo sitio donde fué alcanzada.

Cuentan que en las noches de luna aparece reflejada en las limpidas aguas la imagen de Elcha, que sale a reencontrarse con su amado, haciendo prevalecer el amor por sobre todas las imposiciones caprichosas de las sociedades.    

VOLVER

CATASTRO