wpeBE.jpg (5826 bytes)

wpe90.jpg (4472 bytes)

VALEROSOS Y ALEGRES

FAMILIA CONFORMADA POR:

WB01436_.gif (236 bytes) Ava-Guaraní, que es el grupo mayoritario, alrededor de 21.000 personas.
WB01436_.gif (236 bytes) -Los Chané, 1.500 integrantes.
WB01436_.gif (236 bytes) -Los Tapieté o Tapy’y, cerca de 700 en total.

Es un complejo cultural en el cual se funden diversas tradiciones.

ORGANIZACIÓN:

    Para el pueblo Guaraní "la organización es un acto de Fe, un acto de compromiso… es algo que lleva a algo…"

    Desde 1986, fundaron la Asamblea del Pueblo Guaraní Argentina, entre muchas deliberaciones, reclamos y reflexiones y con la esperanza de que estas acciones  establezcan un espacio de participación de la comunidad guaraní.

AVA-GUARANÍ

    Reivindicando su identidad guaraní prefieren ser llamados Ava-guaraní, aunque los incas los denominaron Chiriguanos o Chaguanacos, que significa en quechua "Estiércol frío".
    Aunque por su peinado característico también los llaman Simba (trenza) en lengua quechua, viven en Argentina aproximadamente 21.000.
    En una época muy lejana los Chiriguanos sometieron a los Chané. Actualmente se toman a ambos grupos como una comunidad cultural, aunque se distinguen entre sí y ocupan aldeas distintas.
    No son originarios del Gran Chaco, pero su historia quedó ligada a la de los pueblos chaquenses.

    ¿DÓNDE?

    Viven en las provincias de Salta y Jujuy. También habitan en Bolivia y Paraguay. Las tierras que habitan son fiscales o de las Misiones Franciscanas.
    A medida que la situación en el Chaco Boliviano se les hacía insostenible, fueron ingresando al territorio Argentino como braceros para la zafra azucarera o como refugios de guerra.
    Pero eso se han ubicado sobre la ruta 34, que fue, primero, el camino de las Misiones Franciscanas Chiriguano-Chané y luego, el camino de los ingenios.

¿CÓMO VIVEN?

    Algunos viven dispersos en los cinturones de las ciudades, otros en comunidades, no obstante conservan su idiosincrasia.
    En Salta cuentan con la Ley Provincial del Aborigen sancionada en el año 1987, pero esto no supone que sigan soportando avasallamiento y marginación, condicionados a hábitos diferentes, modificados por la influencia de parte del blanco.

wpe24.jpg (4374 bytes) Todavía se encuentra la disposición de las viviendas en forma tradicional: alrededor de un gran patio, en el que generalmente hay un árbol añoso, y  las habitaciones del grupo familiar miran hacia él.

    El patio es el lugar donde se desarrolla la vida cotidiana: comen, toman mate u organizan fiestas para la elaboración de la chicha (kanwi).
   En épocas recientes, alguna comunidades, disponen las viviendas a lo largo de una calle una pegada a la otra, cada una con un patio en la parte de atrás.
    Tradicionalmente son agricultores de maíz, zapallo y porotos, pocos pueden vivir actualmente de la tierra, porque no la tienen, debido a la invasiones sufridas por el blanco, bautizado como "carai" que quiere decir ladrón. Subsisten de sus trabajos, en los ingenios azucareros, obrajes, aserraderos, Y.P.F., municipios. Son "cosecheros golondrinas"; desde la zafra del norte van a la vendimia cuyana, llegándose a Río Negro y Neuquén para la cosecha de la manzana.

¿QUÉ HACEN?

    Mantienen su identidad y parte de su patrimonio cultural. Todavía algunos efectúan convites con Kanwi (chicha) o el ritual del arete. Consultan a su I’payé (curandero) y siguen siendo alegres y hospitalarios.

wpe21.jpg (3259 bytes)    Hablan su lengua y realizan artesanías tradicionales, máscaras y cerámicas (Chané) y cestería (Chiriguano).
    Cuentan con un consejo de ancianos, integrado por representantes de las distintas comunidades indígenas, por medio del cual expresan sus preocupaciones.

   Los Chiriguanos han sufrido algunos cambios debido al choque de dos sociedades portadoras de culturas antagónicas.
    "Seguimos  con lo antiguo, seguimos con el genio de los antiguos" Sostiene Emilio Guainde, que habita en Tonono -Salta-, como un modo de resumir sus vidas.

ASPECTO SOCIAL:

    Se produjo una reestructuración profunda en la estructura social de este pueblo por la ocupación de hombres como mano de obra del nuevo sistema económico.  Al ver sus tierras invadidas, se vieron privados de seguir trabajando en ellas y de continuar en sus incursiones de cacerías, principal por medio de subsistencia. Por lo cual hoy se emplean en la zafra.
   Tuvieron que someterse a una nueva organización política (el virreinato) y acondicionarse al nuevo orden impuesto.
   Hoy buscan un espacio de participación a través de sus organizaciones.

WB01343_.gif (599 bytes)