LA SOCIEDAD

 La organización social de los pueblos aborígenes chaqueños estaba basada en el cacicazgo hereditario, mantenía la autoridad en la guerra pero en tiempos de paz sólo tenía un poder limitado. Sus decisiones principales debían ser antes debatidas con los jefes de familia.

La sucesión recaía en el hijo mayor o pariente cercano del cacique, siempre que fueran considerados aptos pare ejercer el mando. De no ser así se elegía cacique a aquel que demostraba conocer los lugares de caza y pesca y se destacaba por su habilidad y arrojo.

En la antigüedad parecería que no había estratificación social, aunque entre los Abipones, existía una suerte de nobleza guerrera que recibía un tratamiento especial.

  La propiedad de la tierra era comunitaria y las tribus se distribuían los respectivos territorios de caza.

La organización social de los Pilagáes (en la provincia de Formosa actual) estaba constituida por una agrupación de tribus federadas regidas por dos caciques principales, lo que les daba una fuerte cohesión social, muy superior que los demás pueblos aborígenes de la región.

 

 

 Inicio  

1998. Colegio Privado "José Manuel Estrada"   Resistencia-Chaco.