HISTORIA  

Cuando los conquistadores toman contacto con las culturas aborígenes del actual territorio chaquense, en el Siglo XVI, distinguieron tres grupos étnicos, los que a su vez corresponden con tres familias emparentadas lingüísticamente : Guaycurú, Mataco-Mataguayo y Tonocotes-Lule-Vilela.

Los dos primeros son los Chaquenses típicos. El tercer núcleo ocupaba un territorio no totalmente chaqueño y sus integrantes eran ajenos cultural y tipológicamente a los chaquenses típicos; vinculándose más bien a los pueblos andinos pues se hallaban ubicados en la zonas del Sudoeste chaqueño, llegando hasta el territorio semimontañoso de Tucumán Y Salta

Pertenecen al grupo Guaycurú los Mbayaes, Payaguáes, Abipones, Tobas, Pilagáes y Mocovíes; los dos primeros no solo han desaparecido hace tiempo, sino que también su hábitat se encontraba fuera del territorio argentino, en el llamado Chaco paraguayo.

De los demás igualmente los abipones pertenecen al pasado. Lo más conocido de los mismo es gracias a la obra del Padre Dobrizhoffer "De Abipónibus"

A los Matacos-mataguayos, o también mencionados como Mataco-maccá, pertenecen los Matacos, Chorotis, Ashluslay y Maccáes, también los Noctenes, Vejoces y Mataguayos. En la actualidad son llamados más apropiadamente Wichí

Los Tonocotés-Lules-Vilelas constituyen un complejo cultural integrado por Tonocotés, Lules y posteriormente los Vilelas. También comprenden dentro de los Lules a las siguientes tribus: Isistinés, Tokistine, Oristiné, todas al igual que los Lules, actualmente extinguidas.

Los guaycurúes habitaban (cuando se los descubrieron) el área oriental del Chaco, ocupando en territorio argentino una amplia faja sobre la margen derecha de los ríos Paraguay Y Paraná, desde el Pilcomayo hasta Santa Fe.

A estos pueblos del Chaco Oriental, los españoles les dieron el nombre de "Frentones" por la costumbre muy común entre ellos de raparse la parte anterior de la cabeza, dando la impresión de una frente mas amplia de los normal..

El nombre de Guaycurúes tuvo su origen en el apelativo dado a una parte de los Mbayaes del Paraguay, que después se amplió a toda la familia. Pero no se conoce el significado real de este gentilicio.

Los Abipones como también los Mocovíes y los Tobas desde el Siglo XVII hasta mediados del XVIII, tendían permanentemente a la migración del Norte hacia el Sur facilitado por la introducción del caballo. A medida que fueron rechazados y empujados hacia las zonas que habitaban, alrededor de 1750, las llamadas tribus Guaycurúes han pasado, no muy voluntariamente, de un estado nómade a uno de cada vez mayor sedentarismo.

De todos estos, los Abipones, habitaban anteriormente la ribera Norte del Bermejo inferior.

A partir del Siglo XVII adoptaron el caballo traído por los conquistadores y se lanzaron en correrías en las cuales llegaron a ocupar extensas zonas del Chaco, derrotando y desplazando a otras poblaciones indígenas, también llegaron posteriormente a atacar las poblaciones fundadas por los colonizadores

A comienzos del Siglo XVIII se dirigieron más hacia el Sur y se introdujeron en la provincia de Santa Fe, e invadieron algunas regiones de Santiago del Estero y Córdoba, incluso incursionaron en las regiones mesopotámicas. En 1750 se fundó a Reducción de San Fernando del Río Negro con indígenas Abipones, cerca del lugar que hoy ocupa Resistencia.

Hacia la mitad del Siglo XIX todavía quedaban grupos de estos aborígenes en el norte santafesino, y posiblemente, al norte del Río Salado quedaron restos de los mismos hasta fines de ese Siglo. Pero en la actualidad se los da como desaparecidos.

Los Tobas antiguamente habrían abarcado en su ubicación casi todo el territorio de la actual provincia de Formosa y llegado hasta el territorio de los chiriguanos en Salta. quienes le habrán dado el nombre con los cual se los conoce según algunas fuentes históricas.

Según otros autores fueron los guaraníes los que designaron a estos indígenas, que ya se habían introducido en el territorio de la actual provincia del Chaco, como "Toba", que significaría "frente", a causa de la costumbre de cortarse el cabello de la parte anterior de la cabeza.

La denominación española de "frentones" es la traducción de esta palabra. Al haberse perdido el nombre genérico real, la denominación "Toba" quedo para la parcialidad hoy designada así.

En el Siglo XVIII fueron empujados del sector occidental por los Matacos, estableciéndose en el sector oriental y desplazándose al Norte y el Sur del mismo. Cuando incorporaron el caballo, estos aborígenes se convirtieron en nómades montados dirigiéndose a atacar a las poblaciones establecidas por los colonizadores y a vivir circunstancialmente del pillaje.

En el Siglo XIX también pusieron en jaque a las poblaciones santafesinas, incluso llegando con sus correrías hasta la misma ciudad de Santa Fe en 1858.

Actualmente constituyen el mayor de los grupos aborígenes que viven en la provincia del Chaco..

Los Pilagáes viven desde antiguo en la zona central de la actual Formosa. Se encontraban principalmente en la región del Estero Patiño, aunque siempre ha habido desprendimientos de grupos que llegaban hasta Juan José Castelli, Pampa del Indio y Pampa Chica en el Chaco.

Los Mocovíes habitaban originalmente al Oeste de las regiones ocupadas por los Abipones, entre éstos y los Lules. Cuando adoptaron el caballo también lo utilizaron en el ataque de algunas poblaciones españolas generalmente uniéndose con otros pueblos aborígenes.

En el Siglo XVIII, al ser rechazados por los españoles se desplazaron hacia el Sur, llegando en sus ataques a la ciudad de Santa Fe, en cuyas cercanías, se fundó una reducción.

En la actualidad sus asentamientos se encuentran al Norte de Santa Fe y el centro y Sur del Chaco.

El grupo lingüístico Mataco-maccá está formado por los Matacos o Mataguayos; los Chorotis, y los Ashulay, y se los conoce con el nombre genérico de Matacos, pero en la nomenclatura moderna el nombre genérico que se emplea es el de Wichí, que en los diferentes dialectos equivale a "gente"

A estos, principalmente los Mataco-Mataguayos, los españoles los ubicaban en las sierras comprendidas al sur del Bermejo hasta los 64°de longitud Oeste, y ocupaban la margen izquierda del Río Bermejo y posiblemente penetraron hacia el norte. Los Chorotis habitaban la región ubicada al Norte de los Matacos, sobre el Río Pilcomayo.

La familia étnica de los Tonocoté-Lule-Vilela ocupaban la región oriental de Salta y Santiago del Estero, de estos sólo han tenido relación con el Chaco los Tonocotés y Vilelas. Se denominaba Tonocoté a un grupo de pueblos ya desde el Siglo XVII. Los Mataráes eran considerados como tales y ocupaban las costas del Río Bermejo desde el meridiano 61 al 63. Parte de estos Mataráes convivían desde el Siglo XVIII con parcialidades Vilelas.

Estos aborígenes agricultores eran vecinos de la ciudad de Concepción del Bermejo. Su procedencia parece ser amazónica, puesto que se los considera emparentados con los Xarayés del Alto Paraguay, desde donde habrían emigrado hasta ubicarse en la región donde los encontraron los españoles en el Siglo XVI.

Los Vilelas, en el momento de entrar en contacto con los colonizadores hacia el Siglo XVII, se hallaban habitando en el interior del Chaco Occidental. permaneciendo en su antiguo hábitat al Sur de los Matacos. Más tarde fueron empujados al Oriente. Y en el momento del poblamiento de estos territorios se encontraban en la vecindad de San Buenaventura del Monte Alto, en la actual Puerto Vilelas, como así también en otras zonas cercanas a la costa del Paraná, llegando inclusive a establecerse asentamientos en la costa correntina.

 

 

   

 Inicio  

1998. Colegio Privado "José Manuel Estrada"   Resistencia-Chaco.