REVISTA "MARTÍN FIERRO"

En 1924 la revista "Martín Fierro" hace su primera aparición en un ambiente ultraísta, propio de aquel momento, el cual expresa la necesidad de buscar una renovación radical del espíritu y la técnica. Este es el clima adecuado para la revista cultural más importante de aquellos años que se propone lograr una renovación en el arte, la que consiste en asimilar las nuevas ideas europeas y adaptarlas a las ideas liberalizadoras nacionales.

La revista "Martín Fierro" es creada por un grupo de jóvenes de entre 24 y 25 años de edad, a pesar de ser dirigida por un poeta ya maduro: Evar Méndez. Durante sus sólo tres años de aparición los que allí escriben tratan desde sus páginas renovar el arte y hacer que éste sea aceptado por el público.

Los pintores que se agrupan en torno a esta revista son en principio los del llamado grupo de Florida. Pero no sólo reúne a pintores, sino también a escultores y escritores que defienden sus valores estéticos, todas aquellas manifestaciones de un arte anticipador.

Se caracteriza por un humor ingenioso, burlón, por un entusiasmo renovador y por una voluntad creadora. La expresión "nueva sensibilidad" es la predilecta de los vanguardistas de Martín Fierro. En sus páginas no falta la poesía de Apollinaire, el arte de Cezánne y Picasso, los conocimientos arquitectónicos de Le Corbusier y musicales de Stravinsky y Schönberg.

Sólo cuenta con cuatro páginas, pero bastan para que sus artículos polémicos llamen la atención de artistas conservadores con los que en varias ocasiones tiene enfrentamientos. Uno de los artículos más escandalosos en el "Manifiesto de Martín Fierro", declaración de principios renovadores realizada por Olivero Girondo, en la que se niega lo tradicional para afirmar lo nuevo. Con este manifiesto el grupo de artistas se agranda y toma cada vez más conciencia de su misión revolucionaria. Sus colaboradores no sólo son argentinos, sino también de otras naciones occidentales, especialmente las de idioma español. Entre ellos podemos nombrar a José Bergamín y Guillermo de Torre.

Los críticos, como Córdova Iturburu, Estarico, Payró, Rinaldini y sobretodo Prebisch, contribuyeron a la difusión, comprensión y defensa de estos nuevos principios estéticos.

Por último, es importante nombrar a la Asociación Amigos del Arte que al igual que la revista Martín Fierro, manifiesta este arte nuevo a través de las palabras de escritores e innumerables obras de artistas.