Biografía

Sábato nació en Rojas, provincia de Bs. As ( 1912 ); tenía nueve hermanos, todos varones, él llegó al mundo poco después de haber fallecido el número nueve. Su madre, Juana Ferrari tuvo gran influencia en su vida. No resulta extraño que Sábato haya sido siempre reconcentrado, algo cohibido. El malhumor a veces incontenido, la violenta agudeza con que suele sazonar sus argumentos, esconden una timidez adquirida que se traduce en debilidad e inseguridad. Su infancia fue cerrada, gris, sin los alicientes de la felicidad salvaje. No sabía jugar, la nariz contra el vidrio de la ventana, pasaba horas mirando a los chicos de su edad tirar sus trompos, correr o remontar sus barriletes. La madurez de su nivel intelectual se revela tan vasta y honda que, por contraste, resalta cierta inmadurez vital. Para él mismo y para los demás Sábato fue un niño-problema. Quizá por eso el sentido del humor en Sábato sea algo perverso, a menudo hiriente. Fue enviado a realizar sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de La Plata. Al zambullirse en la Facultad de Ciencias Físico-Matemáticas en 1929, fue ganado por la fiebre estudiantil.
Vinculado en un principio a los grupos anarquistas, el muchacho pensaba que allí podían encauzarse sus dispersas ansiedades. La solidez del Partido Comunista y su poder dogmatico, lo atraían poderosamente. Su soledad, intensa, desgarrante, y la separación de su madre, marcaron importantes rasgos en su carácter.
Se doctoró en física en la universidad de La Plata. Fue becado ese año para perfeccionarse en radiaciones en el Laboratorio Curie, de París, por la Asociación Argentina para el Progreso de la Ciencia. Trabajó en ese centro de investigaciones y luego prosiguió sus estudios sobre rayos cósmicos en el Massachusetts Institute of Technology de los Estados Unidos.
Sábato era un físico de gran porvenir, cuando un día decidió romper con la ciencia y entregarse a la literatura. Esta decisión sorprendió a quienes lo habían estimulado en sus tareas de investigador, pero Sábato se justificó a sí mismo con estas palabras: " Muchos pensarán que ésta es una traición a la amistad, cuando es fidelidad a mi condición humana ".
El autor se ha lamentado de no haber tenido una formación clásica sistemática y de los años gastados en el ejercicio de la ciencia. Ha declarado también sus preferencias literarias, entre ellas los escritores superrealistas franceses y los novelistas Stendhal, Proust, Kafka, Hemingway, Faulkner, George Elliot y, sobre todo, Thomas Mann. " No soy un escritor profesional, en el sentido del vocablo ", ha dicho. Y cuando se le ha hablado de los nuevos novelistas hispanoamericanos, ha respondido: " Yo estoy en otra cosa ".
Sin embargo, su vocación literaria, manifestada ya en sus años de estudiante secundario y reactivada en París, por sus relaciones con Bretón y los superrealistas franceses, lo acercó a su regreso a Bs. As. al maestro Pedro Henríquez Ureña y Victoria Ocampo, quienes apoyaron resueltamente al joven escritor.
Trabajó como profesor de Física en la Universidad Nacional de La Plata y en el Instituto Superior del Profesorado, y colaboró en la revista Sur, el diario La Nación y otras publicaciones. Actuó entonces como asesor de editoriales, asistente en París y Roma del comité ejecutivo de la Unesco, director de la revista Mundo Argentino y director de relaciones culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.
En mayo de 1984, Sábato recibió en Madrid, de manos del rey Juan Carlos de España, el premio Miguel de Cervantes.

Home

Etapas

Obras






Obras

Sus primeros libros fueron de ensayo: Uno y el Universo ( 1946 ), premiado; después de publicar este ejemplar, Sábato denunció torturas a los peronistas y se enemistaron.
Hombres y engranajes ( 1950 ), y Heterodoxia. Entró después en el campo de la ficción con su novela El túnel ( 1945 ). Sobre héroes y tumbas ( 1961 ), su segunda novela, le granjeó consideración internacional.
También ha publicado otros libros de prosa, entre ellos Abadón el exterminador (1974 ), novela y Apologías y rechazos, ensayos.
Muchas de sus obras escritas fueron destruídas por él mismo antes de su publicación. Su novela más importante, Sobre héroes y tumbas ( 1961 ), le granjeó consideración internacional, se salvó milagrosamente del fuego gracias a su esposa.

LOS ENSAYOS

Sábato es autor de ensayos y novelas. Comenzó su tarea de escritor con un tomo de ensayos como El escritor y sus fantasmas ( 1963 ); Tres aproximaciones a la literatura de nuestro tiempo ( 1968 ) y varios más. " Toda la obra ensayística de Sábato es una larga, apasionada defensa del hombre concreto", dice una escritora argentina. En efecto, dentro de esta postura genérica Sábato aborda con insistencia unos cuantos temas que le preocupan: la civilización tecnocrática como desintegradora del hombre; los regímenes políticos; los superestados modernos que masifican al individuo; los grandes mitos de la ciencia y el fetichismo en torno de ella; la insuficiencia del racionalismo y la urgente necesidad de encontrar otras formas filosóficas que puedan superarlo; la creación litararia y sus problemas, entre ellos la novela, y por último su propia experiencia vital, su biografía, su obra personal.
Sábato es hombre de muchas lecturas, pero su posición intelectual no es propiamente la de un filósofo, sino más bien la de un pensador que busca por sí soluciones a los enigmas. Su pensamiento procede en alguna medida de los contemporáneos, en especial de Berdiaeff, Simmel, Lewis Mumford y los existencialistas Camus y Kierkegaad.
En Uno y el universo aborda cuestiones filosóficas, científicas y políticas, y adopta una posición independiente. Defiende la necesidad de una ética y ataca a la literatura que se practica como juego o como propaganda.
Con este volumen Sábato ingresó en el mundo de las letras en calidad de prosista pensador. Fue recibido por la crítica como un hombre brillante, propenso a la ironía, la paradoja y el humor escéptico. Su estilo ya anunciaba las características de su pluma: precisa, aforística, tajante.
En Hombres y engranajes analiza la historia de la civilización, a la cual considera en crisis.
El origen de esta quiebra no está en el capitalismo -según su opinión- , sino en un factor mucho más profundo: el agotamiento de la civilización nacida en el Renacimiento. Algunos elementos autobiográficos se entremezclan en estas páginas, a las que el propio autor ha calificado como " una autobiografía espiritual ", " el diario de una crisis ".
Heterodoxia se centra en torno a tres temas fundamentales: el arte, el lenguaje y el sexo, con " algunas ideas relativamente novedosas". El autor intenta una conciliación de la tesis de conocidos pensadores contemporáneos ( Simmel y otros ). Hay épocas donde predomina el espíritu femenino ( medioevo ) y otras donde prevalece lo viril ( mundo moderno, científico y capitalista ).
"La literatura actual debe interpretarse o juzgarse dentro del marco de la crisis total de nuestra época. La literatura se aproxima cada vez más a la filosofía. La novela contemporánea es la actividad más compleja del espíritu. El lenguaje de los argentinos tiene por sí justificación y validez, y debe ser usado en las obras sin prejuicios. La novela busca una nueva tierra de esperanza en este mundo de guerras mundiales, y ella es una forma de salvación ".

Biografía