Biografía

Su abuelo, don Andrés Ximénez de Mansilla, había muerto durante le defensa de Buenos Aires en 1806 y su padre, Lucio Mansilla, había sido guerrero de la independencia y militar destacado en las luchas civiles del litoral. Casado con Polonia Durante, de cuyo matrimonio habían nacido dos mujeres y un varón. El padre de ellos llega a ocupar la gobernación de Entre Ríos, a alcanzar el grado de general, y a ejercer una diputación en el Congreso de 1824, actividades políticas que lo alejan de la guerra del Brasil.
Cuatro años después de la muerte de su esposa, de la cual vivía separado, contrajo matrimonio con la hermana menor de Juan Manuel de Rosas, Agustina Ortiz de Rosas, joven de 15 años de notable belleza que ese mismo año, el 23 de diciembre de 1831,dió a luz a Lucio Victorio. El escritor, era, pues, sobrino de Juan Manuel, y vivió su infancia en Buenos Aires en un lugar donde gravitaba decisivamente, la influencia del hombre más poderoso del país, hablando de su padre, dice Mansilla: Era viudo y amigo de mis abuelos, don León Ortiz de Rosas y doña Agustina López de Osornio, con los que tenía vara alta, pues estaba lleno de seducciones externas, teniendo además la palabra fácil y persuasiva.
Estas cualidades patenas las heredó Lucio Victorio en grado superlativo. Entregado al cuidado de la madre, pues las obligaciones militares del federal Mansilla lo mantenía fuera de Buenos Aires, Lucio una vez curzado sus estudios primarios, ingresa en el colegio de monsieur Clarmont. Se enamora de la hija del director. Salido de Clamont, su madre decide que complete su educación en el comercio. Ingresa en la tienda de su tío, la casa Adolfo Mansilla y Cía. Todos los recursos de esa época, así como los de sus hermanos: Eduarda, su preferida; Lucio Norberto y Carlos (una hermana, Agustina Martina, murió poco después de nacer), aparecerán una y otra vez en sus Memorias.
A medida que crece su vida social, empieza a presagiar la caída de Rosas.
Enamorado de una modistilla francesa de 16 años, trata de fugar con ella a Montevideo, pero se frustra su intento y lo envían a casa de su tío Gervacio. Visita de una escapada a su tío, don Prudencio Ortiz de Rosas, en Chascomús, y se enamora de una de sus primas. Vuelve a Buenos Aires y lo envían al asiento militar de su padre.
A los 17 años, emprende un viaje a la India, donde su padre lo envía en viajes de negocios, Hizo de todo menos los negocios que le encargaron. Luego siguió su viaje a Egipto, hasta el Cairo.
Redacta un diario, que comienza en 1850,y utiliza más tarde estos recuerdos en sus famosas causareis y en su libro de viaje De Aden a Suez.
En París, se dedica a la vida galante.
En el 51' Mansilla decide regresar a Buenos Aires porque le llegan noticias inquietantes y teme por su familia.
Cae Rosas y la familia de Mansilla resuelve partir al exterior por la caída del gobierno, viajan hasta Río de Janeiro con Sarmiento; donde se separan y se dirigen hacia París instalados en Francia forman una amistad con Eugenia de Montijo y traban relación con Napoleon II.
En agosto del 52' regresan a Buenos Aires, dejando a Lucio Norberto en París donde muere trágicamente.
En Buenos Aires contrae matrimonio, con su prima de Chascomús, Catalina de Rosas y Almada, el 18 de septiembre de 1853.
Luego de un incidente sostenido con José Marmol, quien había difamado a su madre en Amalia, públicamente; es encarcelado y condenado a pagar una fianza de cien mil pesos.
Es ayudado financieramente por su tío Gervacio; y parte a Paraná, de donde cruza Santa Fe y se convierte en periodista.
Vuelve a Paraná donde se hace cargo del nacional Argentino y dirige también las impresiones oficiales, en sociedad con Alfred du Grati.
Lucio vuelve a Andar en la abundancia, es secretario intimo de Del Carril, vicepresidente del gobierno de Urquiza, y todavía tiene tiempo para defender el gobierno, y seguir asentando sus observaciones sobre los hombres de la confederación, y los hechos diarios de la vida en Paraná.
Es elegido diputado suplente, opositor de Derqui, futuro presidente de la confederación y después de Cepeda vuelve a Buenos Aires, y se incorpora a La Paz, periódico que trasunta el espíritu de conciliación que parece imperar después de Cepeda.
Sigue combatiendo a Derqui, hasta que La Paz deja de aparecer. Pero Derqui es elegido presidente y cuando se reúne la convención nacional que trata las modificaciones propuestas a la constitución del 53', Mansilla es elegido secretario de la misma.
Las fuerzas de la confederación y Buenos Aires vuelven a enfrentarse en Pavón y Mansilla se incorpora al ejército, como capitán de guerra. Luego es ascendido a capitán de línea. Escribe entonces un Reglamento para el ejercicio y maniobras del Ejército Argentino; vuelve a Buenos Aires y en 1864 prueba suerte en el teatro, Gull o Una venganza africana. La pieza obtuvo un éxito extraordinario. En la comida en que se celebró el triunfo de Mansilla, se acordó crear un círculo que agrupase a los hombres de letras por encima de las diferencias políticas e ideológicas. Este círculo funcionó por un tiempo.
Regresa a la guarnición militar en Rojas, donde en colaboración a Domingo Sarmiento, íntimo amigo, traduce París en América. Ese mismo año viaja a Chile con una misión diplomática, a su regreso estalla la guerra del Paraguay. Simultáneamente siguió actuando como periodista.
En 1866 es herido en Curupaity donde muere Dominguito. Luego es enviado a la revuelta de Cuyo. Regresa al Paraguay, donde interviene en la batalla de Humaitá.
Parte a Río Cuarto como comandante de fronteras; ese mismo año nace su tercer hija. Militar y diplomático trata de establecer la paz con las tribus ranqueles, lleva a cavo con éxito la misión encomendada por Sarmiento de estirar las fronteras hasta Río Quinto. Mansilla lucha por la incorporación de los indígenas a al vida civilizada.
Viaja a Leubucó, la capital de la nación ranquel. Se entrevista allí con el cacique ranquel Mariano Rosas, de estas experiencias surge su libro más famoso Una excursión a los indios ranqueles. Tiene dificultades con el ministro Gainza el cual lo destituye y pasa a revistar en la plana mayor disponible, sin goce de sueldo, de regreso a Buenos Aires redacta en forma de cartas a su amigo Santiago Arcos las experiencias de fronteras, las cuales luego serán el famoso libro sobre los ranqueles.
Ese mismo año en 1870 fustiga, al gobierno irritando aún más a Gainza, Gelly, y Obes, y hasta al mismo Sarmiento. Las ideas políticas de Mansilla sobre los indios y de los asuntos civiles seguían siendo en el fondo las de un federal. En 1871 Buenos Aires cae bajo la peste amarilla, que le arrebata a su padre e hijo mayor. El 4 de abril es atacado a balazos por uno de sus ex ayudantes. Su heridor, dejado en libertad, inicia contra él una campaña de difamación por un oscuro asunto vinculado a la gestión de Mansilla en Río Cuarto, este asunto nunca se aclaró por la falta de documentación.
En 1872, intenta la aventura de poner un diario propio, El Mercantil, al cual debió venderlo. Regresado al ejército, interviene en la campaña política de su amigo Nicolás Avellaneda. Participa de los problemas políticos de la época, es nuevamente comandante de Córdoba y jefe del ejército de reserva. Se suceden los cargos y tareas oficiales, asiste al éxito de Una excursión, premiada por el Congreso Internacional de París, es nombrado intendente militar de Córdoba y San Luis con el encargo expreso de trazar nueva línea fronteriza y en 1876 ocupa una banca de Diputados por el partido autonomista de Buenos Aires.
Se hace nombrar por Avellaneda gobernador de Chaco, ha formado una compañía anónima para explotar los yacimientos auríferos de Paraguay.
La oposición afirma que Mansilla luego de vender sus acciones emprende viaje a Europa, donde estaba su familia.
De regreso a Buenos Aires renuncia a la gobernación de Chaco y alistado en el roquismo, debe batirse en duelo con Pantaleón Gómez, que fue desplazado por Mansilla cuando asumió como gobernador, Gómez muere en el duelo, de un balazo en el corazón.
En 1880 sube al poder Roca, Mansilla había trabajado por la candidatura, pero recibió de Roca menos de lo que esperaba, se lo envío e Europa para estudiar las posibilidades inmigratorias de algunos países, y representar el país en algún congreso. A fines de 1882 regresa a Buenos Aires, luego de asistir a la boda de su hija María Luisa con el conde de Voisins.
En 1884 su hija se enferma y debe trasladarse a Argel en busca de un clima más propicio, cae a su vez enfermo él. Su nieta, hija de María, muere.
Al año siguiente rompe con Roca, lo que le vale un arresto por desacato, pero es dejado pronto en libertad.
Se reintegra a la Cámara de Diputados, y poco después, en 1885 muere su hija María a los 25 años.
En 1888 nace el diario Sud América con el título Causeries de los jueves; prosigue su labor en la Cámara, donde es llamado '' el líder de la mayoría''.
En la crisis del 90' finaliza su diputación, en 1891 no es reelegido, se traslada a su residencia de la calle Once de Setiembre, a la que debe abandonar pronto por un descalabro económico que lo obligó a rematarla con todas sus pertenencias.
Regresa a su casa de Charcas, vuelve a dedicarse al periodismo. En ese mismo año muere su última hija, Esperanza de Perkins, quien deja una niña, Rosita, la única nieta del general. Tres meses después muere Eduarda, su hermana preferida, la soledad se estrecha en torno a él.
Asiste a la tercera edición de Una excursión.
El triunfo de la Unión Cívica Radical en 1894 significa el fin de sus ilusiones políticas y la terminación de su carrera en este sentido.
Uriburu le ofreció un alto cargo en el Consejo Supremo de Guerra y Marina, no lo aceptó; entonces resolvió mandarlo de nuevo a Europa, con el fin de estudiar la organización militar de varios países. En 1896 publica en París sus Estudios morales es decir El diario de mi vida.
En 1897 está de regreso en Buenos Aires, trae los informes que le encargaron y dos meses después vuelve a embarcarse; llega a Atenas, para estudiar la conflagración greco turca que acababa de estallar.
Regresa a Buenos Aires, donde practica el ciclismo.
Vuelve a pensar en un ministerio cuando se hace inminente la segunda presidencia de Roca, pero tampoco se cumple su sueño.
En el viaje se enamora de Mónica Torromé, viuda, le dobla la edad.
Estando en Buenos Aires, después de muerta su mujer rematan la casa; y se aloja con su madre, regresa a Europa.
En la Argentina todo cambia. Han irrumpido al poder nuevas fuerzas, nuevas masas se agitan Ya el país no es dirigido por las minorías selectas que fueron el círculo de sus amistades. Se dirige al fin a París, luego de renunciar a sus funciones en Rusia. Allí vuelve a la vida social. Su mujer Mónica se dedica a tareas piadosas. Publica un libro de tema político: En vísperas. Las vísperas son las próximas elecciones que deben darle un sucesor a Roca.
Se dedica a escribir sus memorias, y a la vez vuelve sobre sus trabajos anteriores, regresa a Buenos Aires cuando Quintana toma la presidencia, otra vez a París, un nuevo regreso en 1907, esta vez el último.
Nuevamente en Francia, sigue mandando sus crónicas a El Diario de Láinez. Hasta que lo postró la enfermedad en 1911, siguió llevando una vida activa. Publicó un nuevo trabajo en 1908 sobre política nacional, Un país sin ciudadano, Octogenario y ciego, murió en el mismo París el 8 de octubre de 1913.

Home

Etapas

Obras







Obras

De Aden a Suez(1855); Atar Gull o una venganza africana; Una excursión a los indios ranqueles; Las Causeries del jueves; Mis Memorias; Del ejército argentino y beses para el establecimiento de una escuela militar nacional; Beses para la organización del ejército argentino; maniobras de la infantería del ejército argentino; Obras político sociológicas: En Vísperas (1903) y Un país sin ciudadano (1908).
Una excursión a los indios ranqueles:
Cuando Mansilla llega a Córdoba, trabaja en la extensión de la frontera hasta Río Quinto; dos años después Mansilla decide celebrar un tratado de paz con los ranqueles, decide visitar a los indios en su propia toldería, el 19 de marzo parte con un grupo de hombres a la toldería capital de la tribu india. Dieciocho días después estaba de regreso con sus objetivos plenamente cumplidos. Sin embargo, sus propósitos favorables a los indios serán frustrados porque Mansilla es destituido.
Entonces empieza a escribir sus Cartas, donde emite su opinión sobre el problema del indio y diversos aspectos políticos y sociales del país, ofrece al lector la novedad de una descripción veraz del mundo de lo salvaje, incisiva y totalmente ajena a la distorsión del tema indio. No deja de añadir, a su tema sobre la asimilación pacífica del indio y su condena de toda expedición contra el salvaje, reflexiones de tipo filosófico, literario, moral, y de toda índole; expresando también sus rencores con elegancia.
Los rasgos más personales de su estilo son la espontaneidad disgresiva del asunto, la familiaridad a veces inconcreta del lenguaje, el desorden siempre inestético de la composición; según Ricardo Rojas .
En esta obra pueden destacarse en ella observaciones valiosas sobre la vida de los ranqueles.
Del mismo modo ofrece una documentación sobre el estado que imperaba en lo que respecta al gaucho y al indio, situaciones de ignominia.
Las Causeries del jueves:
Empieza a publicarlo en 1888 en el periódico Sud América que se continuarán hasta 1890. Llegó hasta el volumen quinto y se suspendió las publicaciones por problemas económicos
Los nueve volúmenes es una colaboración publicada en El Diario, fue un fracaso.
Los hechos de la obra, se tergiversan en aquella faceta que al autor no le conviene reproducir; los personajes ingratos al autor, se ocultan, estos temas no atraen a los lectores.
Mis Memorias:
Cubre el período de su infancia y adolescencia.
En las páginas finales describe su objetivo claramente; '' He querido escribir la vida de un niño, comentando lo indispensable, tratando de ser lo menos difuso posible al perfilar situaciones de familia, sociales, personales, a fin de no fatigar la atención del lector; esforzándome en vivificar el cuadro pintoresco, animado, siempre interesante, del país, que fue en otra edad la patria amada; que me ha hecho lo que soy ".
Traza aquí la historia de su niñez, y la de su familia, vinculada a ella.
La obra de Mansilla es un documento valioso para el historiador no solo en el aspecto social y político, sino a la historia de la cultura.

Biografía