Biografía

Nació en Bruselas (Bélgica) el 26 de Agosto de 1914, donde su padre era funcionario consular.
Pasó los años de su infancia en Europa y luego se radicó en Argentina, en una ciudad próxima a Buenos Aires, Banfield, donde comenzó a trabajar como traductor. Realizó sus estudios secundarios en la Escuela Normal de Profesores Mariano Acosta, estudió magisterio y profesorado en letras. Más tarde inició sus estudios universitarios, pero no los terminó.
Trabajó en la actividad docente y comenzó a escribir cuentos y poesías que más tarde decidió olvidar. Luego se incorporó a la Universidad de La Plata, pero renunció a sus cátedras por razones políticas. Se empleó después en la Cámara Argentina del Libro y se dedicó ya decididamente a la ficción narrativa, aunque sus cuentos permanecieron inéditos en gran parte.
Su reconocido antiperonismo- aunque no militante- lo lleva a exiliarse voluntariamente. En 1953 se casa con su amiga y constante compañera Aurora Bernárdez que, como Cortázar, es una excelente traductora. En 1938 con el seudónimo de Julio Denis, publicó un inolvidable libro de poemas, Presencia.
Fue un defensor de los derechos de los pueblos latinoamericanos y posteriormente se estableció en París gracias a una beca ( 1951 ), donde escribió la mayoría de sus obras. Hacía traducciones para la UNESCO, mientras dedicaba sus mayores desvelos a la creación literaria. Fue así como publicó sucesivamente sus primeros libros de cuentos: Bestiario (1951 ), Final del juego ( 1956 ), y Las armas secretas ( 1959 ). Siguió luego con su primera novela, Los premios ( 1960 ), y otro libro de relatos, Historias de cronopios y de famas ( 1962 ), hasta editar la obra que considera su mayor aliento, la novela experimental Rayuela (1963).En los últimos años ha dado a conocer Todos los fuegos el fuego ( 1966 ), La vuelta al día en ochenta mundos ( 1967 ) , Octaedro (1974), Alguien que anda por ahí ( 1977 ), Un tal Lucas ( 1979 ), Queremos tanto a Glenda ( 1980 ), otras de sus novelas son 62 (1968 ), Modelo para armar (1973 ), Los autonautas de la cosmopista ( 1982 ), escrito en colaboración con su compañera, Carol Dunlop y Último round.
Transgredir las leyes de la narración era para Julio Cortázar una forma de escritura más que una licencia y , entre sus últimas obras, fue en el Libro de Manuel ( 1973 ), donde esa transgresión alcanzó sus límites, al tiempo que reflejaba el compromiso político del autor y su ideología de izquierda.
Julio Cortázar murió el 12 de Febrero de 1984 en París, tras haber contribuido decisivamente a la difusión de la literatura latinoamericana.

Home

Etapas

Obras





Obras

Sus primeros cuentos, por ejemplo, no permitían presuponer el mundo creativo de Rayuela, ambientada en París y Buenos Aires. Trata una extraordinaria aventura espiritual, en cuya crónica y proceso el autor invita al lector a tomar parte activa sugiriéndole formas alternativas de ordenar la materia narrativa. Contranovela, exasperada denuncia de la autenticidad de la vida humana y de la literatura estética y psicológica , Julio Cortázar identifica su sentido de la condición del hombre con un sentido de la condición del artista. Rayuela es un texto que vuelve obligadamente cómplice al lector, mediante una materia que parece en gestación continua que rechaza el orden cerrado de la novela común y busca una apertura: cortar de raíz toda construcción sistemática de caracteres y situaciones. Julio Cortázar lleva a cabo esta excepcional tentativa con las armas de una autocrítica incesante, una dramática incongruencia, una ironía que anima a los mismos personajes del libro, de modo que estos parecen asistir a su propia derrota como a un triunfo secreto. En el vago territorio en que se mueven, donde el amor, los celos y la piedad abedecen quizá demoníacamente a un signo contrario, la casualidad psicológica cede desconcertada, las criaturas se encuentran y desencuentran sin sospechar demasiado que en cada una de las figuras que forma su danza hay un acercamiento a la mutación final: la última casilla de la rayuela, el Igdrassil, el centro del mandala.
En Las armas secretas y otros cuatro relatos: Los buenos servicios, Cartas de mamá, Las babas del diablo y El perseguidor; Cortázar nos da una visión a veces dramática, a veces poética, a veces irónica, del hombre moderno, sus inquietantes ambiguedades y conflictos. Las situaciones extremas en que se mueven algunos personajes serían también, de algún modo, imagen o espejo de esa misma condición humana.
De excepcional importancia, de una aspiración y un clima insólitos en el cuadro de las letras argentinas, es el cuento "El perseguidor ", examen sagaz, apasionado y alucinante de la conciencia creadora del artista.
El mismo Cortázar ha declarado las fuentes literarias que influyeron sobre él. Entre los escritores argentinos, Macedonio Fernández, Jorge Luis Borges, Hugo Wast , Lucio V. Mansilla, Roberto Arlt y entre los extranjeros, Julio Verne, Virginia Woolf, Cocteau Mallarmé, Poe, Lautréamont, y algunos otros. De los clásicos reconoce su deuda con Homero, Garcilaso, Dickens y Keats.
La crítica ha reparado, a su vez, en otras influencias: la literatura fantástica contemporánea, los escritores superrealistas y la novela de Leopoldo Marechal, Adán Buenosayres. Asimismo son perceptibles en la obra de Cortázar algunas de sus preferencias espirituales, como el absurdo, el lirismo, el jazz y la fotografía.
No obstante, en una aproximación tentativa y didáctica, la obra de Cortázar puede analizarse por géneros: los cuentos, la novela y la prosa miscelánea. Lo más constante a través de todos estos tipos de prosa es la técnica.
Uno de los rasgos más característicos de su obra es el tratamiento de lo fantástico, de elementos inexplicables y absurdos que se sitúan más allá de la razón. También la incorporación del humor y la ironía son aspectos importantes de su obra.
Toda la narrativa de Cortázar , de hecho, giró en el deseo de equilibrio entre el reflejo de la realidad cotidiana y las indagaciones metafísicas, lo que se tradujo a menudo en desenlaces abiertos a diversas interpretaciones.

LOS CUENTOS

Probablemente, y pese a la exaltada y sorprendida opinión contemporánea, el mejor Cortázar es el cuentista, y sobre todo el inicial. Los primeros cuentos son fantásticos, sin trasfondos metafísicos complejos, situados en el mundo social de la clase media, con cierta tendencia a la crítica de la sociedad, reminiscencias de algunos notables narradores contemporáneos y hábilmente organizados y escritos.
En estas narraciones sobresalen los diálogos, de notable actualidad y efecto comunicativo, y un enfoque novedoso de la realidad.
Excelentes ejemplos de esta primera manera de Cortázar son, entre otros, los cuentos La noche boca arriba, Cartas de mamá, Las babas del diablo, etc.
A través de sus cuentos muestra su inagotable capacidad para atraer al lector hacia nuevas esferas de la realidad, con un estilo que se caracteriza por el uso de un lenguaje muchas veces coloquial, incisivo, irónico, ambiguo y con una gran dosis de ternura y humanismo.

Biografía