PRIMER HIMNO, 1812

   Como no satisfacen las canciones de Esteban de Luca y de Saturnino de la Rosa. Se desea un himno que esté a tono con el pensar y el sentir del momento.

    LA POESÍA. El día 22 de julio de 1812 el Triunvirato envía al Cabildo un oficio en el que le pide mande hacer un himno nacional. El texto de este documento fue publicado por La Gazeta Ministerial del Gobierno de Buenos Ayres dos días después, el 24 de julio de 1812, bajo el titulo de "Oficio del gobierno al Cabildo". La parte sustancial de los parágrafos referentes al himno dice que:

. . . "nuestro estado político dicta la necesidad de dar el primer paso á esta reforma, y al efecto estima como indispensablemente necesario el dar un nuevo impulso á las impresiones que ofrecen los sentidos, bien convencidos, que los sentimientos y costumbres se hallan siempre en razón de la influencia que recibe de los objetos públicos que se le presentan, y de que no hay corazón que no lleve en si mísmo el testimonio de la actividad de estos resortes capaces de inflamar al pueblo, y regenerar su espíritu, ha creído de la mayor importancia, el que en todos los espectaculos publicos se entone al principio de ellos, con la dignidad que corresponde la marcha dé la patria, debiendo en el entretanto permanecer los concurrentes en pie y destocados. Á mas de esto conceptúa de igual importancia el que en las escuelas de primeras letras se cante todos los días al fin de sus distribuciones un himno patriótico, y que en un día señalado de cada semana concurran a la plaza de la victoria todos los estudiantes de primeras letras presididos de sus maestros y puestos al rededor de la pirámide del 25 de mayo, repitan los himnos de la patria, con todo el decoro y acatamiento que exige esta augusta deidad de los hombres libres; á cuyo efecto recomienda muy eficazmente el patriótico zelo de V.E. el que se encargue de mandar hacer una composición sencilla, pero magestuosa é imponente, del himno que deben entonar los jóvenes diaria y semanalmente".

    El Cabildo, en cumplimiento de la iniciativa gubernamental, resuelve comisionar al Regidor Manuel José García para que encomiende la creación del texto. El cabildante se lo pide a Fray Cayetano Rodríguez, el franciscano lo hace en la última semana de julio de 1812, el comisionado lo presenta a su corporación en la sesión del 4 de agosto, el Cabildo ordena que se ponga a los versos de Fray Cayetano música cantable y el regidor se pone de nuevo en campaña para cumplir la orden. Todo lo dicho se funda en este párrafo del acta capitular respectiva:

"El señor Regidor encargado de hacer componer el himno á la Patria que según lo prevenido en oficio del beinte y dos de julio pasado deven entonar los Niños semanalmente, y cantarse al principio de las representaciones Teatrales para inflamar el espíritu público, presentó la que havia formado el Reverendo Padre Provincial de Franciscanos Fray Cayetano Rodriguez; Y los SS. Para dar el devido lleno á aquella Superior disposicion, ordenaron se mande poner en musica cantable, sencilla, y magestuosa, de modo que pueda entonarse facilmente por, los niños y las demas clases del Pueblo; y al efecto comisionaron al señor Regidor Don Manuel José Garcia." (Archivo general de la Nación. División, Sección Gobierno, Acuerdos del Cabildo de Buenos Aires, 1812. Libro 68, sala IX, C. 28, A. 1,Nº 18, Foli

Fray Cayetano Rodríguez

 

    LA MÚSICA. Para realizar esta nueva parte de su misión el Regidor García lleva a Blas de Parera el texto de fray Cayetano y el músico se aplica a la composición del himno en agosto y setiembre de 1812. Terminada la obra, Parera pasa al Regidor la cuenta por su trabajo y por la enseñanza a los niños que debieron cantarla. Este documento dice así:

"Cuenta sobre el Ymporte del Hymno Patriótico mandado a componer por el Excmo. Cabildo.

    "Por la composición del Hymno Patriótico Original á grande Orquesta con Violines, Viola, Flautas, Fagotes, Trompas, Bajo y Contrabajo; como también la enseñanza de los niños Cantores $100.

"Buenos Ayres Octubre 2/812

Blas                                                      Parera (Firma)

"Nota: Queda a la Consideracion del Excmo Cabildo la Gratificación que deberá darse à los niños Cantores." (Archivo General de la Nación División Colonial. Sección Gobierno, Cabildo de Buenos Aires. Propio 1812-1815, Leg.Nº15, S, IX,C.19 A.10 Nº5, Nº156)

    El primer himno Nacional, poesía de Fray Cayetano Rodríguez y música de Blas Parera, fue creado por el clérigo entre el 25 de julio y el 3 de agosto de 1812; Parera hizo la música entre los primeros días de agosto y los últimos de septiembre, y percibió sus honorarios el 6 de noviembre del mismo año 1812. Este primer himno comienza a cantarse de acuerdo con las indicaciones del decreto inicial y así corre ese año hasta su fin y el de 1813 hasta marzo. Pero el cumplimiento de las instrucciones resultó pesado y aún excesivo: a los escolares, el gobierno recomienda que lo canten sólo una vez por mes en día festivo.

 

SEGUNDO HIMNO, 1813

    El himno de Fray Cayetano Rodríguez no satisface. La Revolución ha entrado, con el año 1813, en la etapa heroica. El movimiento de Mayo fue casi incruento al comienzo. Los éxitos iniciales fueron contrarrestados por acciones adversas. Con muy poco cuenta Fray Cayetano Rodríguez para elaborar su canto patriótico.

    El momento es otro. Por primera vez un ejército realista avanza camino de capital, y es contenido. La tensión pública se eleva. Belgrano vence en las Piedras, Salta y Tucumán. Rondeau triunfa en Cerrito y San Martín en San Lorenzo. El texto de Fray Cayetano Rodríguez ha envejecido en solo un año. Es necesario hacer un nuevo himno. Ahora hay con qué "inflamar el espíritu público".

    LA POESÍA. Con fecha 6 de marzo de 1813 la Asamblea General encomiendan a don Vicente López y Planes el texto de un nuevo himno. Consta en el siguiente documento su encargo:

"Aprobada p.r. esta A: G: la canción q.e. p.r comisión de este Sob. o Cuerpo en 6 de marzo ultimo, ha trabajado el diputado Lopes"...

    El poeta se entrega la obra, el 9 de mayo de l813 la presenta a la Asamblea General Constituyente, y ésta en su sesión del 11 de mayo de 1813, acuerda su aprobación:

           "Hemos recivido con fha de háyer la Soberana Declaración q.e sigue.

   Aprobada p.r esta A. G. la cancion q.e p.r comision de este Sob.o Cuerpo en 6 de Marzo ultimo, há trabajado el Diputado Lopes, tengase p.r la unica marcha nacional, debiendo p.r lo mismo sér la q.e se cante en todos los actos publicos, y acompañese en copia certificada al S. P. E. al efecto de lo prevenido en el presente decreto. Lo tendrá asi entendido al S. P. E. p.a su debida observancia y cumplim.to Bs. Ay.s 11. De Mayo de 1813"

                         Juan Larrea                         Hipolito Vieytes 

                          Presidente                                 Secret.o

    

 

    LA MÚSICA. La orden de que se ponga música al texto de López está implícita en la disposición de que " se cante", expresa en el documenta con que la Asamblea aprueba el poema en carácter de "única marcha nacional".

    Fue Blas Parera quien recibió el pedido de musicar los versos. El artista se aplicó a la tarea hacia el día 12 de mayo y la terminó a la semana, pues debió ensayar luego el coro que la cantó el 28. La prueba concreta se produce mediante los documentos de pago que a continuación se reproduce:

"La Asamblea Gral.Constituyente de las Prov.as Unidas del Río de la Plata en sesión de este día há expedido el decreto sig.te

    "El Supremo Poder Executivo mandará entregar del tesoro del Estado, doscientos pesos à D. Blas Parera importantes por la música, y el ensayo de los niños que han puesto en exercicio en las fiestas Mayas la Canción Patriótica Nacional, mandada formar por esta Asamblea Gral."

    "Lo tendrá así entendido el S.P.E: para su devida observancia y cumplimiento. Buenos Ayres. 1º de Julio de l813.

                        Vicente Lopez                         Hipolito Vieytes

                            Presid.te                                     Sec.o

    Archivo General de la Nación, Sección Gobierno, Asamblea General Constituyente, Sala 10, C. 3, A. 8, Nº9, F.281.)

 

Nota aclaratoria: Los errores que aparecen corresponden a los textos originales extraídos de los documentos oficiales.