Logo Escuela AgrotécnicaLOS CHICOS DE LA CALLE

     

QUE SON LOS CHICOS DE LA CALLE.  

Cuando hablamos de los chicos de la calle nos referimos a aquella parte de la población de niños/as y sus familias que viven o hacen de la calle su lugar. Ellos se encuentran privados de sus derechos fundantes, esto es: derecho a ser protegidos y provistos en sus necesidades por su propia familia y el derecho a que la escuela sea su principal actividad, además del juego y la recreación.

Ellos viven una violación sistemática de sus elementales derechos a la vida y a la integridad, tales como: a una alimentación suficiente, nutritiva y balanceada, a la salud, a la educación, a la protección contra cualquier acto de violencia, a una vivienda y un medio ambiente de vida sano y saludable.

Ellos son los excluidos, las víctimas de la pobreza, de la falta de proyectos gubernamentales. Constituyen los efectos de la crisis económica, son una de las consecuencias de las desigualdades producidas por el proceso de globalización.

Los chicos de la calle representan lo más temido en nuestra sociedad, probablemente porque no se los conoce, no se sabe como sienten, que desean o por qué están lejos de su familia. Ellos son frecuentemente víctimas del maltrato y del abuso, tanto físico como emocional y psíquico.

La problemática de los chicos de la calle aparece ante la sociedad como un hecho crítico en aumento, su cuantificación resulta sumamente dificultosa. Esta situación se debe a que los mismos chicos en general deambulan de un lado al otro de la ciudad y al hecho de que gran cantidad de ellos van al centro de las ciudades en calidad de trabajadores, solos o con sus progenitores, dificultando una evaluación clara y precisa de la situación.

Ante esta realidad de incomprensión, maltrato y olvido, surgen pequeños emprendimientos (laicos y religiosos)  que constituyen grandes espacios de afecto y calidez, que si bien no revierten esta situación, brindan la esperanza de un futuro mejor.

Siguiente