EL HUEMUL

¡Esta posando para la foto!

    De los ciervos originarios de la Argentina, el huemul es el que presenta el aspecto mas corpulento y rechoncho. Su porte y semblanza robusta, con miembros fuertes y relativamente cortos, indica su adaptación a los ambientes montañosos.
    Los machos alcanzan una altura a la cruz de 1 metro, llegan a pesar e incluso superar los 90 kg. y poseen un tamaño corporal y peso mayor que las hembras. Estas tienen una alzada de 0,8 metros y un peso aproximado de hasta 65 kg. Las crías nacen con un peso de hasta 3,5 kg. Sólo los machos presentan cornamentas mientras que las hembras son totalmente mochas. Las orejas son llamativas por su largo (hasta 25 cm) y su constante movilidad.

Uno de los últimos avistajes.

   El Huemul posee pelaje denso, grueso, neumático (con aire en su interior) y algo oleoso. Esto le permite nadar con facilidad en las frías aguas glaciarias de lagos, ríos, arroyos y también lo protege y lo abriga del clima invernal riguroso (y sobre todo de los vientos muy fuertes que aumentan las condiciones de enfriamiento). El pelaje es mudado dos veces al año: en otoño y en primavera.
Se ha dicho que el huemul es un ciervo extremadamente confiado y de proverbial mansedumbre. De manera contradictoria también se lo menciona como desconfiado, arisco y solitario. Al respecto, consideramos que el comportamiento que muestra ante el hombre resulta realmente cambiante. Desde una notable curiosidad y confianza, dejando que se acerquen, e incluso acercándose al observador; hasta un comportamiento de extrema cautela que lo lleva a imponer inmediatamente distancia una vez producido el encuentro.

La cornamenta demuestra su edad

    Nuestro huemul es un animal autóctono poco conocido y condenado a la extinción. Ya el hombre no lo caza pero el puma que antes encontraba alimento en las ovejas de la meseta central; hoy recurre frecuentemente a la zona cordillerana. El huemul es uno de los pocos animales que puede sufrir de "estress"... ante un riesgo inminente puede quedarse quieto y asustado... allí su corazón no resiste y llega a morir. Se han visto casos de huemules que se arrojan a los lagos ante un peligro, prefiriendo así morir ahogados. Otros se quedan quietos aunque el peligro ya no exista...

Marzo 11.- Hacemos campamento entre unos médanos que se elevan a la orilla del lago, cubiertos de matorrales de berberis; entre ellos nuestros perros tratan en vano de hacer presa de un Canis Magellanicus que se refugia en las peñas. Lo mismo sucede con un joven huemul que hemos encontrado pastando en lo que va a ser nuestro alojamiento. Este animal, si bien al principio se asombra y no nos considera ofensivos, puesto que los perros ven en él un objeto desconocido no lo atacan. Huye cuando estos últimos se resuelven a embestirlo.
El elegante ciervo (Cervus Chilensis) prefiere la muerte entre las heladas aguas, a ser presa de ellos; y lo vemos lanzarse al lago y andar largo rato hasta que desaparece en sus profundidades..."

(textual del libro "Viaje a la Patagonia Austral" de Francisco P. Moreno - años 1876-1877)

El Huemul, un animal poco preparado para un mundo vertiginoso. Quisimos recordarlo en este trabajo... antes que se termine convirtiendo en leyenda.-

Huemul joven Cazando un huemul

A la izquierda: Primer plano de huemul macho. A la derecha cacería de un huemul (1922)

al submenú

REGRESAR A:
SUBMENÚ COSTUMBRES Y...

UD. ESTÁ RECORRIENDO:
EL HUEMUL

RECOMENDAMOS PASAR A:
LA RUPTURA DEL '73

al siguiente relato

relatos de   tehuelches y exploradores / peones y pioneros /  bandidos y avivados / viajeros / anécdotas y costumbres / ítems  finales

¡ comuníquese !!!