Aspecto Socio-Cultural

 

La constitución Nacional en su artículo 18 ordena:

"Nadie puede ser privado de libertad, sin orden escrita de autoridad competente", privilegiando el derecho a la libertad como uno de los derechos inviolables de la persona.

La ley establece distintos tipos de internaciones voluntarias y judiciales, policiales y de urgencia.

 

Requisitos para la internación voluntaria:

 

*Certificado Médico Oficial.

*Conformidad del paciente.

*Evaluación de la Institución que va a internar.

 

El asesor letrado puede dar o no aviso al juez según la gravedad de la situación del paciente.

Para las internaciones judiciales es necesaria una orden judicial emanada del juez o policía. Los requisitos son: Certificado médico oficial y dar aviso al juez de turno.

 

El equipo de salud que interna al enfermo debe discriminar la orden de quién lo interna y de qué tipo de internación se trata.

Tanto la internación judicial como la de la policía, el equipo de salud puede negarse a internar, ya sea porque la Institución no es la adecuada o porque no hay camas disponibles; en estos casos se peticiona al juez el traslado a otro nosocomio.

Si la internación es de urgencia y la gravedad de la situación hace imprescindible la internación, no es necesario solicitar la orden judicial.

Las personas legítimas para pedir la internación son: cónyuge (no divorciado), parientes, cónsul del extranjero, asesor letrado; a este trámite deben realizarlo por escrito firmado, ante el Director o quien lo reemplace.

 

Si antes de que se venzan los plazos legales, el paciente está en condiciones de obtener el alta, ésta puede ser otorgada ya que han cesado los motivos por los cuales la internación fue impuesta.

 

En los distintos tipos de internaciones, la ley intentó proteger los derechos de los enfermos mentales y en varias ocasiones estas medidas se revirtieron en contra de los intereses de los pacientes.

En muchos casos la intervención del Ministerio Público complicó en vez de proteger, situación que repercute en contra de la salud mental del paciente y su grupo familiar.

Por eso es fundamental que el Equipo de Salud conozca los derechos y obligaciones en relación a la internación de pacientes judiciales.

»El equipo debe informar cada cuatro meses acerca de la evolución del paciente.

»Autorizar sin necesidad de orden judicial paseos o salidas a prueba del internado.

»Pedir el alta provisoria o el traslado a otro establecimiento.

»Confeccionar historia clínica completa.

»Permitirle al internado la comunicación.

»Dar aviso a sus pacientes de la internación y permitir que lo visiten.

De esta manera el Equipo de Salud trabaja con un tratamiento justo y adecuado para el paciente mental, considerándolo una persona con derechos humanos y legales.

 

Hasta Octubre de 1999, esta área se denominaba Admisión, desde allí pasó a ser Área de Agudos.

Esta Área está conformada por tres equipos de trabajo, cada uno de estos cuenta con un psicólogo, un psiquiatra y cuatro enfermeros.

En esta Área se reciben pacientes de 18 a 60 años; cuando ingresan se les realiza un diagnóstico en el que detectan sus patologías y problemáticas, y dependiendo de éstas son derivados a otras áreas.

En el Área de Agudos se trabaja con pacientes psíquicos, alcohólicos, adictos y con personas con antecedentes judiciales.

El año pasado (1999) entraron ciento setenta pacientes y en lo que va del año 2000 (hasta julio), ciento dieciocho pacientes, de los cuales el cincuenta y uno por ciento son hombres y el resto mujeres. De esos ciento dieciocho pacientes, el quince por ciento son alcohólicos, el ocho por ciento otras adicciones y el resto afectado por psicosis.

Cuando el equipo de trabajo nota que el paciente se está recuperando, es externado, o sea derivado a los hogares, a las unidades alternativas o al geriátrico con alta de tratamiento ambulatorio. Con el transcurso de dos o tres años, y si el paciente no presenta alteraciones o problemas, y se ha recuperado, se le da el alta total y puede volver con su familia, si es que la posee o quedarse como ayudante en el Hospital si es que no tiene a dónde ir.

En la actualidad las zonas de mayor demanda son Córdoba capital y Villa María.

 

El hospital Dr.E.V.A. se divide en diferentes áreas:

        »El Área Asistencial: comprende todos los espacios en los que se cumple la función de asistir a los pacientes, especialmente, a los crónicos.

        »El Área de Internación: en la que se encuentra un alto porcentaje de enfermos crónicos; y en la de Admisión hay un total de cuarenta y cinco pacientes.

        »Las Unidades Alternativas: formadas por los hogares interhospitalarios como la Casona de Huéspedes donde se cuenta con un total de ochenta pacientes. Luego, hay siete pabellones (cinco de mujeres y dos de hombres) que corresponden al Geriátrico, en los que conviven pacientes cuya edad supera los sesenta años y allí residen unos trescientos o trescientos cincuenta ancianos.

        »El Área Psiquiátrica Crónica: donde se cuentan unos quinientos o quinientos cincuenta pacientes con sintomatología psiquiátrica.

 

Resumiendo: actualmente residen en el hospital unos novecientos sesenta pacientes distribuidos en las diferentes áreas.

Es imprescindible aclarar que hay pacientes de un área que han sido derivados a otra, ya sea por cuestiones de edad o deterioro físico o porque han manifestado una mejoría en su enfermedad, incluso, por la situación económica o social de las familias. Agregamos que, todos los pabellones están divididos por sexo, excepto el de Admisión que es mixto.

Años atrás cuando un paciente ingresaba a la Institución se pensaba que sería por treinta o cuarenta años, actualmente, se tiende a lograr la externalización. Para ello es fundamental la relación fluida con la familia, así el paciente encuentra un lugar al que puede regresar periódicamente para curarse, sin perder el contacto con sus afectos familiares.

Para dichos tratamientos ambulatorios se formaron redes en las poblaciones, en donde el paciente prosigue el tratamiento sin alejarse de su lugar de residencia. Ésto provocó que el número de internos del H.E.V.A., que en otras épocas era de cuatro mil a cinco mil pacientes, haya disminuido notablemente.

Hay que destacar que la transferencia del Hospital desde el nivel Nacional al Provincial, favoreció el desarrollo del tratamiento ambulatorio facilitando el contacto con los familiares de los pacientes; ya que cuando tenía alcance nacional ingresaban en él personas de diferentes lugares del país (como Salta, Chaco o Formosa) lo que provocaba la pérdida de contactos con esas familias. Es así como hay pacientes que se han recuperado, pero que no pueden reinsertarse en el medio social porque no tienen contacto con el mundo exterior. Es decir que se los considera pacientes por estar internados pero no enfermos porque ya no tienen síntomas de su problemática psiquiátrica.

Otros de los desafíos del Hospital es que los pacientes, además de recibir tratamiento farmacológico, puedan encontrar en las actividades productivas y recreativas una terapia alternativa para su recuperación psíquica. Estas actividades se desarrollan a través de diferentes Talleres como: fotografía, carpintería metálica y de madera, la fábrica de escoba, de calzado, de artesanía, de indumentaria o ropa y en las actividades deportivas, así como en el cuidado y cultivo de las quintas y las granjas, donde obtienen productos para el consumo interno del hospital y del pueblo.

Allí, en la "Huerta de los Sauces" (así llamado este lugar de cultivo) viven dos pacientes y trabajan un total de doce, quienes se encargan de todas las tareas.

La idea es recuperar este espacio para utilizarlo como lugar recreativo para los pacientes de todos los pabellones, ya que allí podrían encontrar una excusa para mantener ocupadas sus mentes alejando la soledad y la melancolía, y evitando la vida sedentaria.

Para ello, el Hospital se está replanteando la necesidad de reactivar la mayor cantidad de talleres, y junto con la Agencia Córdoba Cultura y Córdoba Deportes, trabajar para la desmanicomialización; es decir, la apertura del H.E.V.A. a la comunidad y el trabajo mancomunado para la mejoría de los internos apuntando hacia la externalización.

Todas estas acciones tienden a que los pacientes puedan mejorar. Aunque las neurosis, las psicosis y las distintas patologías psiquiátricas no poseen cura, pueden estabilizarse mediante actividades recreativas y de esparcimiento que posibiliten al paciente una reinserción laboral, social y afectiva, la que a pesar de ser momentánea resulta muy buena para él, porque le permite sentirse bien consigo mismo.

 

Investigación y Docencia

 

Este departamento se encarga de la coordinación del Comité de Capacitación, Investigación y Docencia.

Todos los Hospitales Psiquiátricos poseen dicho Comité, pero el de esta Institución funciona como un ente coordinador de todos estos menores y se encarga de realizar actividades de interés profesional como: Comisión de Ciencia y Técnica, Bioética, Posgrado de Psiquiatría, Fármacovigilancia e Historias Clínicas, ésta última aún no ha sido autorizada para brindar este tipo de capacitación.

Las actividades desempeñadas por este ente coordinador son las antes mencionadas que brindan la siguiente capacitación:

Posgrado de Psiquiatría:

        »El Posgrado tuvo su inicio en el año 1994 y se desempeñaban las tareas sobre psiquiatría. La capacitación consta de cuatro años con validez nacional de la Universidad Nacional de Córdoba (actualmente cuenta con cupo de profesionales reducido; sólo asisten los interesados).

Comisiones Especiales:

        »Cumplen la función de capacitar a los empleados que brindan servicios dentro de la Institución. Dichas comisiones cuentan con la capacitación de manera continua donde se chequea cuál es la necesidad del área o servicio; la capacitación resulta de gran interés para los desempleados, porque les permite promocionar el cargo e ir obteniendo los ascensos jerárquicos.

Además se realizan tareas como:

        *Ateneos aislados de carácter democrático, que hacen primordial la opinión general.

        *Seminarios talleres, considerando la necesidad planteada, por conveniencia u oferta.

        * En las escuelas de enfermería se han realizado dos grandes proyectos:

- El curso auxiliar de enfermería.

- El Proxcecor, que se inició en el año 1996 con un convenio con otros Hospitales Públicos.

Para realizar el curso de Enfermero Profesional a distancia, se cuenta con el apoyo de la Universidad Católica Provincial y de la Universidad Nacional de Córdoba; a partir del año 1995 se comenzó con la práctica estimulada con el objetivo de mejorar el nivel de la Institución. El curso tiene un periodo de duración de dos años.

A partir de este año la Institución también consiguió brindar la Licenciatura a distancia obteniendo el título de Enfermero Profesional Universitario y cursando dos años más se podrá obtener el título de Licenciado.

Durante el año 1997 se realizó un Seminario Taller donde se podía realizar El Curso de Enfermería Psiquiátrica que consta de once materias. El curso se realizó con el objetivo de obtener un mejoramiento del nivel de formación de los enfermeros de la Institución, para que éste pueda brindar una mejor atención al paciente.

 

El Comité de Capacitación y Desarrollo que promociona este tipo de capacitación, está formado por un representante de cada disciplina de ese Hospital y también se encarga de determinar la política a seguir, tiene una dependencia directa con la Dirección y funciona como órgano asesor de la Institución; la Ley de Salud que lo avala surgió entre el año 1987 y 1989. Además desde hace varios años cuenta con un convenio con la Universidad Nacional de Córdoba para realizar la Residencia Interdisciplinaria, donde la Institución recibe a estudiantes de la carrera de Psicología que están cursando su último año de estudio para realizar las pasantías y posteriormente la tesis en la que le otorgan el título de dicha carrera.