Tobas

    AYER 

                                                                                                                                                                                             Ocupaban parte del Chaco Central y del Chaco Austral. Sus dominios se extendían por el oeste hasta el valle de San Francisco en la provincia de Jujuy y por el Sur hasta el Río Salado, en Santa Fe. Siempre en sus correrías los tobas han tenido un vasto escenario, luchando con los Mocovíes del Sur, los Matacos del Noroeste y los Vilelas del Este.  

Los TOBAS (en lengua guaraní  significa frentón) se denominan, así mismo KOM,  NTOKEBIT o NTOKWIT.Eran belicosos .  

La economía fue fundamentalmente recolectora y cazadora. La recolección era tarea femenina; elegian los frutos del chañar, del mistol, del algarrobo y de la tusca; se alimentaban con miel, higo de tuna, cogollos de palmeras (nosotros los llamamos palmitos), diversas raices, porotos, frutos de una enredadera llamada tasi, ají del monte y animales silvestres.

 Los hombres practicaban la caza de avestrúz, el tapir, el venado, el pecarí, la iguana, el tatú y el jaguar. Utilizaban diversos métodos para reducir a sus presas,  uno de ellos era el incendio del monte, a partir de lo cual conseguían desalojar a los animales de sus escondrijos y facilitar la caza. Nunca mataban a las hembras, ni a los animales pequeños, solo elegían a los machos adultos. Era común a su vez, la práctica de disfrazarse con hojas o plumas para acercarse a los animales hasta tiro de flecha sin ser advertidos. Los Tobas solían pedir autorización a Norvet,”el señor del monte “y guardaban celosamente sus prescripciones.  

Cuando había muchos  CUICES en el campo, los cercaban con fuego. Allí  los  esperaban, y con largas varillas  les pegaban.

La pesca de igual importancia que la caza, se efectuaba de diversas formas individuales o colectivas, con arpones, lanzas y flechas, o bien con redes atadas a largas varas de extremos sujetados, que sabían  cerrar hábilmente al atrapar la presa.  

 Los tobas  preferian pescar con redes individuales y cazar con  flechas de caña y arcos confeccionados con jacarandá, cueros y tendones.

  Vivían en pequeñas aldeas con paravientos de esteras y ramas.

La vestimenta estaba conformada por un corto manto de pieles, generalmente de carpincho, que utilizaban en las épocas invernales.

En cuanto a la organización familiar, sabemos que la poligamia era permitida y prestigiosa, sobre todo entre quienes estaban emparentados con los caciques. Estos debían demostrar ante el padre de la novia su calidad de cazador y pescador.

La organización social se basaba en la autoridad del jefe de la familia extensa; grupos plurifamiliares constituían bandos con territorios reconocidos, consejo de  ancianos, shamanes y grandes caciques carismáticos.

El animismo y la magia dominaban la vida espiritual, lo cual no obstaculizaba la idea de un Dios único, al que lo llamaban AYAIC. Los tobas eran “dualistas, ya que creían en dos grandes espíritus divinos: el espíritu del bien y el espíritu del mal.

Los Tobas creian en la existencia de un ser supremo, designado con los nombres de”paiyac” o de “ña-catachá”.

De niño comenzaban a aprender sobre todo lo que lo rodea instintivamente en forma visual, táctica y lingüística, hasta la pubertad.

Los padres eran los encargados de todo el entrenamiento de sus hijos adolescentes, enseñándoles el arte de la pesca y la caza, las técnicas de seguimiento y búsqueda de animales, indicando su hábitat y trucos, usos y distancia de las flechas para la caza de un animal, pez o ave.

 

    HOY 

En la  actualidad existen aproximadamente 22.500 aborígenes de esta etnia; los  cuales estan distribuidos en el  noreste, centro y sudeste de la provincia del Chaco.  Viven en zonas sub-urbanas de Resistencia, Saenz Peña , Quitilipi, Machagai, Gral. San Martín y algunos en zonas rurales muy alejadas.

 
Departamento Zona N° de Aborígenes
General Gümes Rural 4414
Urbana 1623
General San Martín  Rural 4564
Urbana 758
Bermejo  Rural 680
Urbana 618
1° de Mayo Rural 55
San Fernando  Rural 139
Urbana 1913
General Dónoban Urbana 184
25 de Mayo Rural 3320
Quitilipi  Rural 1473
Urbana 112
Libertad Urbana 104
Maipú  Rural 601
Urbana 238
Comandante Fernández Urbana 1421
TOTAL RURAL-URBANA 22217

 
Las viviendas son muy precarias , viven en ranchos que son hechos de chapacartón, pajas y algunas de material.   

BARRIO TOBA        Resistencia Chaco

Los  tobas desempeñan distintas tareas , son pequeños productores, cultivan y recolectan sus cosecha,otros trabajan en sus artesanías y los demás son empleados o hacen changas (tienen trabajos temporarios).  

En lo que respecta a la religión actualmente son cristianos protestantes pentecostales; pero hasta el día de hoy muchos de estos aborígenes siguen creyendo en dos grandes espirítus divinos: el espirítu del bien y el espirítu del mal. Ademas de creer en el Piogoná o Pio´oxonarq (el soñador).

 En la cultura toba, la salud de la comunidad depende en gran parte de la asistencia de sus médicos naturales, cuya profesión viene desde tiempos inmemorables. Es una vocación profundamente religiosa y espiritual que abarca mucho mas alla de la curación de los enfermos, crisis en el equilibrio espiritual que afecta integralmente a las personas y al alma, que es el centro de la vida humana. El Piogoná era el poder que heredaba de un Piogoná mayor  que elegía a un hijo o a un pariente cercano, que luego de la muerte del Piogoná del cual recibió el poder se volvía más poderoso. Su forma de curar es soplando o chupando donde se encuentra el mal. El Piogoná ademas de hacer el bien, tambien puede hacer el mal .  

Armados de una robusta constitución física los tobas se defienden por si mismos perfectamente bien de las enfermededas características de la región (por ejemplo: paludismo). Pero entre las enfermedades que los afectan encontramos las bronco pulmonares (la tuberculosis), mal de chagas, enfermedades venéreas. Para curarse de las mismas primeramente recurren a yuyos medicinales, luego acuden al curandero (piogoná) y en último caso concurren a centros asistenciales. Muchas de las plantas utilizadas por los aborígenes traspusieron el uso eminentemente indígena para llegar a la farmacopea moderna. Aún hoy en plena ciudad de Resistencia (capital de la provincia del Chaco) se pueden encontrar "herboristas" aborígenes que ofrecen al transeúnte su mercancía, raíces, hojas, flores, cortezas e infinidad de yuyos con diferentes propiedades.      

En cuanto a educación podemos decir que  según las encuestas realizadas,  los aborígenes asisten a las escuelas, la mayoría comieza la primaria pero no la terminan por su mayoría de edad. Los elevados índices de repitencia especialmente en primero y segundo grado,  estaría mostrando que la inserción en el sistema escolar resulta dificil para estos aborígenes y que el que supera esta etapa estará en mejores condiciones para avanzar en la escala escolar. Unas de las principales causas  de la repitencia según los docentes son las dificultades en la lectoescritura. Muy pocos son los que siguen la escuela secundaria y terciaria.

Si bien los niños y jóvenes muestran un abrupto abandono de la lengua vernácula en favor del castellano, los adultos manifiestan actitudes y opiniones ambivalentes respecto de ambos idiomas. Por un lado consideran que el castellano es la lengua culta o civilizada, mientras que el toba representa la falta de educación (escolaridad) y progreso. Hablar castellano, en la opinión de los tobas significa poder comunicarse con el resto de la sociedad y tener un acceso directo a la escuela y la fuente de trabajo. Por otro lado se observa cierta lealtad y orgullo por la propia lengua en los adultos y ancianos que ven con preocupación y tristeza el abandono de la lengua toba por parte de los jóvenes y niños.  

Representación de un danza antigua.

 

    NARRACION 

    Leyenda: Origen de los Ríos Chaqueños

La cosecha de la algarroba había terminado.La tribu iba al lugar donde realizaban los festejos despues de cada cosecha en donde se hacian representaciones y juegos.

Comenzaban con la danza “Guacanic”,que era preferida por los tobas y consideraban a las estrellas como los ojos de sus antepasados. Mientras se danzaba bebían la Tagá, que era servida en vasija de barro y que iba de boca en boca, levantando los ánimos de los concurrentes.Así pasaron la noche entera,con ella término la fiesta y cuando amaneció, los hombres y mujeres cansados y embriagados dormían al reparo de los árboles.

Varios días despúes de realizarse esta fiesta llegó a la tribu de salarnek Chiguisi, un extranjero que dijo llamarse Koipac.

Luego de una cosecha tan prodiga y de los fetejos ruidosos con que la celebraron, los ánimos de los indígenas se hallaban predispuestos para ver y recibir al recién llegado con simpatía.Si a ello se agrega la astucia que empleó el empleó el extranjero a fin de granjearse la amistad de los naturales, se encontrará la razón por la cual lo acogieron con afabildad.Así fue, que en poco tiempo impuso su voluntad y usurpo los derechos de los dueños de la región. Llegó un momento en que todos le temian, convencidos que poseía un poder maléfico conferido por el demonio.Nadie se atrevía a enfrenterlo,y Koipac se reía de ellos sabiendo que era inmune al vevevo de sus flechas.

El solo buscaba su conveniencia sin pensar en los daños que podía ocacionar

Las aguas de la laguna guardaban celosas al pez sagrados, un sasinec de tamaño extraordinario, padre de los peces y que proveía a la laguna de esos animales.

Un día,los indígenas vieron,que Koipac se dirigía a pescar.Llevaba el arco y las flechas, marchaba decidido por el sendero que conducía a Yuioma.

Enterado Chiguisi de las intenciones de Koipac, le salió al encuentro para prohibirle que diera muerte al pez sagrado.

A pesar  de la advertencia de Chiguisi,Koipac empecinado llegó a la laguna de los peces, poco después con el arco tendido apuntaba al pez sagrado que lo desafiaba quedandose en el lugar.En el instante en que la flecha atravesó el cuerpo del sasinec, las aguas comenzaron a crecer. En el semblante del malvado se pintó el terror. La avalancha de agua corria por la llanura, delante de ella iba el extranjero. Fatigado por la prolongada carrera el indio estaba obligado a detenerse a recuperar energías hasta que la aguas lo alcanzaban y debia seguir la carrera. Esto sucudió muchas veces, hasta que Koipac, cae rendido sin poder levantarse más.

Las aguas lo cubrieron, deteniendose, al momento de cumplir su propósito: castigar al matador del pez sagrado.

 El camino seguido por las aguas desde el Yuioma hasta la rendición del malvado, marcaron un curso de agua que dió abundante cainarán a los habitantes del Chaco, adoradores del sasinec sagrado. Ese fué el primer Río que regó las llanuras boscosas del Chaco, según los Tobas tambien dio origen a los otros, encargados de ofrecer su linfa clara a los habitantes de la región, a sus animales y  a sus plantas, como una ofrenda de vida que el sasinec sagrado ofreció a quienes lo habían venerado como enviado de los dioses.

 

Vocubulario Referencia 

Guacanic: Estrella.

Tagá: Aloja. 

Salarnek: Cacique.

Chiguisi: Nutria.

Koipac: Palo.

Yuioma: Laguna del pez.

Sasinac: Dorado (pez).

Cainarán: Pesca

 

 

Los ríos de la llanura chaqueña corren por terreno de muy poco declive, siendo por consecuencia de curso indeterminado.

Por la misma razón sus aguas se deslizan con lentitud.

En verano, época que se caracteriza por la abundancia de copiosas lluvias, las barrancas de las orillas suelen desmoronarse, y los ríos, al crecer, se desbordan, salen de sus lechos y las aguas invaden la superficie de la tierra que, siendo impermeable, las retiene formando bañados, y lagunas.

Las materias orgánicas arrastradas por los ríos en sus recorridos, quedan depositadas allí en donde las aguas se han detenido, fertilizando las tierras, lo que se traduce en exuberante vegetación, característica de esa zona.

Los ríos principales: el Pilcomayo, el Bermejo (con su afluente el Teuco), el Araguay, el Salado, el Guaycurú, que corren de noroeste a sudeste, desaguando en el Paraguay o en el Paraná.