Sumario de Página

Cólera

En enero de 1991 surgió una epidemia de cólera en América del Sur que se difundió rápidamente a varios países. Aparecieron algunos casos en los Estados Unidos entre las personas que viajaron para América del Sur o aquellas que comieron alimentos contaminados traídos por los viajeros.

El cólera ha sido poco frecuente en los países industrializados durante los últimos 100 años; no obstante, esta enfermedad aún es común en otras partes del mundo, incluyendo el subcontinente Indio y al sur del Sahara en el Africa.

Aunque el cólera puede colocar en riesgo la vida, se evita y trata fácilmente. En los Estados Unidos, debido al avanzado sistema sanitario y de tratamiento del agua, el cólera no representa un riesgo importante; no obstante, todos y especialmente los viajeros, deben saber cómo se transmite la enfermedad y cómo puede prevenirse. ¿Qué es el cólera?

El cólera es una enfermedad aguda, diarreica, provocada por una infección intestinal por la bacteria Vibrio cholerae. La infección generalmente es benigna o asintomática pero, a veces, puede ser grave. Aproximadamente una de cada 20 personas infectadas puede tener la enfermedad en estado grave, caracterizada por diarrea acuosa profusa, vómitos y entumecimiento de las piernas. En estas personas, la pérdida rápida de líquidos corporales lleva a la deshidratación y a la postración. Sin tratamiento adecuado, puede ocurrir la muerte en cuestión de algunas horas.

¿Como se adquiere el cólera?

Una persona puede adquirir cólera bebiendo agua o comiendo alimentos contaminados con la bacteria del cólera. Durante una epidemia, la fuente de contaminación son generalmente las heces de una persona infectada. La enfermedad puede diseminarse rápidamente en áreas con tratamientos inadecuados de agua potable y agua de alcantarillado.

La bacteria del cólera también puede vivir en ríos salobres y aguas costeñas. Comer mariscos crudos es una de las formas de adquirir cólera; algunas personas en los Estados Unidos contrajeron el cólera después de comer mariscos crudos o mal cocidos del Golfo de México.

Es poco común la transmisión del cólera directamente de una persona a otra; por lo tanto, el contacto casual con una persona infectada no constituye un riesgo para contraer la enfermedad.

¿Como pueden los viajeros evitar contraer el cólera?

Es muy poco el riesgo de contraer el cólera para los viajeros de los Estados Unidos que visiten lugares con cólera epidémica. Cuando se toman algunas simples precauciónes es muy raro contraer la enfermedad.

Todos aquellos que viajan para lugares donde ocurrieron casos de cólera deben seguir las siguientes recomendaciones:

  • Beber solamente agua hervida por usted mismo o tratada con cloro o yodo. Otras bebidas que no ofrecen peligro son té y café preparados con agua hervida y bebidas carbonatadas envasadas, sin hielo.

  • Coma alimentos que han sido suficientemente cocidos y que están aún calientes o frutas a las que usted mismo les quitó la cáscara.

  • Evite el pescado o mariscos crudos o poco cocidos, incluyendo el ceviche.

  • Asegúrese que todos los vegetales estén bien cocidos y no consuma ensaladas.

  • Evite las comidas y bebidas de vendedores ambulantes.


    ¿Existe una vacuna para evitar el cólera?

Existe una vacuna contra el cólera; sin embargo, confiere solamente inmunidad incompleta y de corta duración y no se recomienda para viajeros. La vacuna contra el cólera no es una exigencia formal para entrar o salir de cualquier país Latinoamericano o de los Estados Unidos.

¿Existe tratamiento para el cólera?

El cólera puede tratarse con buen resultado y de una manera simple, reemplazando inmediatamente los líquidos y sales perdidos con la diarrea. Los pacientes pueden ser tratados con soluciones rehidratantes administradas por vía oral, como las mezclas envasadas de azúcar y sales que se disuelven en agua y se beben en grandes cantidades. Esta solución se usa en el mundo entero para el tratamiento de la diarrea. Los casos graves requieren que la restitución de los líquidos se haga por vía intravenosa. Con una rehidratación rápida, la mortalidad es menos del 1% en pacientes con cólera.

Los antibióticos acortan el curso de la enfermedad y la gravedad de la misma, pero no son fundamentales como la rehidratación. Las personas que desarrollen síntomas graves de diarrea y vómitos en los países donde ocurre el cólera, deben procurar atención médica inmediatamente.

¿Cuanto tiempo va a durar la epidemia actual?

Hacer una predicción para la epidemia actual en América Latina es muy difícil. El cólera epidémico en el Africa duró más de 20 años. En los lugares con tratamiento sanitario inadecuado, el cólera epidémico no puede ser detenido inmediatamente, ni tampoco existen señales de que la epidemia en las Américas termine rápido. Los países Latinoamericanos que aún no han comunicado casos de cólera, continuarán en riesgo durante los próximos meses y años. Para evitar futuras epidemias de cólera, muchos de estos países necesitan mejorar de una manera significativa sus sistemas sanitarios y de tratamiento del agua.

Descripción de la Enfermedad:

Enfermedad bacteriana intestinal aguda que se caracteriza por commienzo repentino, diarrea acuosa y profusa, vómitos ocasionales, deshidratación rápida, acidosis y colapso circulatorio. La infección asintomática es mucho más frecuente que la aparición del cuadro clínico, especialmente en el caso de organismos del biotipo EI Tor. Son comunes los casos leves en que solo hay diarrea, particularmente en niños. En los casos graves no tratados el sujeto puede morir en el término de horas y la tasa de letalidad exceder del 50%; con tratamiento apropiado la tasa es menor del 1%.

El diagnóstico se confirma por la identificación de vibriones coléricos del serotipo 01 en el cultivo de heces. También es útil en el diagnóstíco presuntivo la observación de la motilidad característica del vibrion, con el microscopio de campo oscuro o de fase, motilidad que se inhibe con antisuero específico sin conservador, o por la demostración de un incremento importante del título de anticuerpos antitóxicos o de anticuerpos aglutinantes o vibriocidas (siempre que no se haya aplicado la vacuna). En las zonas con infección reciente habrá que confirmar la presencia de organismos aislados por medio de reacciones bioquímicas apropiadas y, de ser posible, por corroboración de la producción de toxina por parte de ellos.

Agente Infeccioso:

Vibrio cholerae serovariedad 01, que incluye los biotipos clásicos y factor serológicamente indistinguibles, y los serotipos Inaba u Ogawa. Los organismos mencionados elaboran la misma enterotoxina, de tal forma que el cuadro clínico es semejante. En cualquier epidemia tiende a predominar un tipo particular; en la actualidad predomina el biotipo EI Tor, excepto en Bangladesh, donde ha reaparecido el biotipo clásico. En raras ocasiones se han aislado organismos serovariedad 01 que no elaboran la enterotoxina. V mimicw es una especie que causa diarrea; en algunos casos las cepas elaboran una enterotoxina que no se distingue de la producida por V cólera, en tanto que otras cepas no la producen. Los vibriones bioquímicamente indistinguibles pero que no se aglutinan en antisuero de vibrión del grupo 01, que antes se conocían como vibriones no aglutinables (VNA) o como vibriones no coléricos (VNC), hoy se incluyen en la especie V cólera. Algunas cepas elaboran la enterotoxina, pero muchas no lo hacen. Las cepas diferentes de 01 han ocasionado casos esporádicos y brotes limitados de diarrea, pero no han producido grandes epidemias o pandemias. En los Estados Unidos, la mayor parte de los casos esporádicos han surgido después de la ingestión de mariscos crudos o mal cocidos. La notificación de infecciones por cepas de V cólera diferentes de 01 como si fueran de cólera, es inexacta y ocasiona confusión.

  Modos de Transmisión:

La transmisión ocurre fundamentalmente por la ingestión de agua contaminada con heces o vómitos de pacientes o, en menor medida, heces de portadores; ingestión de alimentos contaminados por agua sucia, heces, manos sucias o moscas. Los organismos EI Tor pueden persistir en el agua por largo tiempo. La ingestión de mariscos crudos o mal cocidos procedentes de aguas contaminadas ocasionó brotes o epidemias en Guam, Portugal y Kiribati. EI brote de Louisiana se debió a la ingestión de cangrejos preparados en el hogar, capturados en aguas de lago y de estuario contaminadas con cólera serotipo Inaba.

 

Fiebre tifoidea y salmoneosis

Definición: Existen 2.200 serotipos de la bacteria Salmonella. La mayoría de las cepas producen gastroenteritis de origen alimentario. La fiebre tifoidea o tifus es un tipo de salmonelosis mucho más grave, con tratamiento y pronóstico distintos a las gastroenteritis comunes por Salmonella.

Gastroenteritis por salmonella (Salmonelosis)

Fuentes habituales de Salmonella son los huevos y los productos derivados de ellos, la leche no hervida y las aves de corral. Los síntomas aparecen 12-48 horas después de la ingesta, con náuseas, retorcijones y diarrea líquida. Habitualmente, el trastorno es leve y persiste de 1 a 4 días. El tratamiento incluye reposición de líquidos y sales; no se aconsejan antibióticos, que prolongan la excreción del microbio

Fiebre tifoidea (Tifus)

Definición: Enfermedad infecciosa sistémica provocada por Salmonella typhi, caracterizada por fiebre, postración, dolor abdominal y erupción rosada de la piel. Se transmite a través de la comida contaminada por los portadores sanos durante su preparación, aunque las moscas también pueden propagar la bacteria desde las heces al alimento.

Síntomas clínicos. El período de incubación (sin síntomas) es de 1 a 2 semanas, tras las que aparecen de forma gradual fiebre, dolor de cabeza y articulaciones, estreñimiento, dolor abdominal y falta de apetito. La fiebre se mantiene alta (39-40º C) durante otras 1 ó 2 semanas, y en 1 de cada 10 pacientes aparecen brotes de manchas rosadas en el tronco (roséola). Finalmente, al evolucionar las lesiones en el intestino, aparece diarrea abundante con sangre. La convalecencia puede durar meses.

Complicaciones. La fiebre tifoidea no tratada puede tener muchas complicaciones (colecistitis, hepatitis, hemorragia intestinal, perforación intestinal, o infecciones a distancia del intestino). Una complicación frecuente es la recidiva de los síntomas 2 semanas después de la cura; ocurre más en tratados con antibióticos, no se sabe por qué. En algunos bacientes el bacilo se acantona en la vesícula biliar, quedando en el organismo durante mucho tiempo sin producir enfermedad, pero con la posibilidad de contagiar (estado de portador).

  Diagnóstico.

1) SEROLOGIAS ("Aglutinaciones").

2) AISLAMIENTO DE S. TYPHI en la sangre (al principio) o las heces (a partir de la 3ª semana de enfermedad).

  Tratamiento.

1) ANTIBIOTICOS (Cloramfenicol, cefalosporinas de 3ª generación).

2) MEDIDAS DE SOSTEN: Hidratación, mantener la nutrición con comidas frecuentes, reposo, y evitación de laxantes y enemas. Sueros intravenosos cuando sea necesario.

3) TRATAMIENTO DE LAS RECIVIDAS. Igual que la enfermedad inicial, aunque sólo durante 5 días.

4) TRATAMIENTO DEL ESTADO DE PORTADOR. Se utilizan antibióticos (trimetoprimsulfametoxazol, rifampicina) y cuando es necesario, se extirpa la vesícula biliar.

  Prevención.

1) Medidas preventivas primarias: Consumo de agua no contaminada, sistemas eficaces de alcantarillado, pasteurización de la leche, control a los manipuladores de alimentos.

2) Obtener 3 cultivos de heces negativos consecutivos con intervalos de 1 semana en la convalecencia, para descartar el estado de portador.

3) Tratar a todos los portadores.

4) Control de las epidemias: Declaración de los casos, vacunas.

5) Los viajeros a zonas endémicas deben tener precacución con las comidas y bebidas, tendiendo, allí donde se vaya, a una dieta de alimentos envasados y bien cocinados, y hervir o clorar el agua.

 Si bien es cierto que en nuestro país la Fiebre Tifoidea y la Hepatitis A mantienen su presencia durante todo el año, es en verano cuando se nos hace más frecuente, ya que el consumo de frutas y verduras mal lavadas acarrean consigo diferentes infecciones gastrointestinales.

¿Qué es la Fiebre Tifoidea?

   Es una enfermedad infectocontagiosa que se caracteriza por presentar un cuadro febril prolongado y con compromiso variable del estado general.

 ¿Cuál es el agente causante de la Fiebre Tifoidea?

El agente causante es la bacteria llamada Salmonella typhi y las paratyphi, en cuyo caso se habla de paratifoidea. Estas penetran al organismo a través de la vía oral.

 ¿Cómo se contagia?

Al consumir agua o alimentos contaminados con deposiciones de personas portadoras o enfermas de fiebre tifoidea.

 ¿Cómo se contaminan los alimentos?

Al no lavar bien las frutas y verduras que pueden haber sido regadas con aguas servidas. Esta es la contaminación más frecuente en Chile.

Directamente por personas que preparan los alimentos y no se lavan cuidadosamente las manos después de ir al baño.

¿Cuáles son los síntomas de la Fiebre Tifoidea?  

Desde que se ingiere una dosis infectante de Salmonella typhi o paratyphi hasta que se presentan los síntomas pueden pasar entre 7 a 21 días (período de incubación).

En este período la bacteria se multiplica, su toxina hace que aparezcan los síntomas y se comienza a eliminar abundantes bacterias por las deposiciones.

Los síntomas son:

  • Decaimiento, falta de apetito.

  • Fiebre alta mantenida, cefalea (dolor de cabeza).

  • Compromiso del estado general.

  • Dolor abdominal, diarrea en los menores y constipación en los mayores.

  • En el caso de la paratifoidea, el cuadro es indistinguible de la tifoidea, aunque en el primero suele haber diarrea inicial.

El diagnóstico se confirma con exámenes de laboratorio, que le solicitará su médico.

¿Cuál es el tratamiento? 

Si usted cree presentar los síntomas de una Fiebre tifoidea, consulte a su médico, el cual confirmará el diagnóstico solicitando exámenes de laboratorio (muestra de sangre).

El tratamiento es principalmente:  

  • Reposo en cama por tres semanas.

  • Control de la fiebre.

  • Dieta blanda sin residuos si hay diarrea.

  • Antibiótico indicado por el médico.  

No le dé antibióticos a los niños sin indicación médica.

 

Que es la Hepatitis A?

Es una enfermedad infectocontagiosa producida por el virus de la Hepatitis A. Este virus ataca al hígado produciendo la inflamación de éste.

Las principales fuentes de infección en Chile son: contacto con algún caso de hepatitis, consumo de alimentos y aguas contaminadas, a modo de ejemplo: aguas de piscinas públicas, aguas de mar, sobre todo las del litoral central. 

En este caso el virus penetra al organismo, luego se multiplica en el hígado y se elimina en forma abundante por las deposiciones, incluso antes que aparezcan los síntomas. 

El virus de la Hepatitis A es muy resistente, puede sobrevivir hasta una semana en superficies secas y varios meses en el agua. Incluso resiste la cloración a concentraciones de cloro inferior a 1 mg./lt.  

¿Cuáles son los síntomas?

  • Dolor abdominal, náuseas, vómitos.

  • Fiebre.

  • Decaimiento, dolores musculares.

  • Después de 2 a 4 días aparece:

  • Ictericia (piel y ojos con coloración amarilla)

  • Coluria (orina color té cargado)

  • Deposiciones decoloradas

La enfermedad dura entre 3 y 4 semanas y es en general de curso benigno, aunque existen casos de evolución grave.

¿Qué hacer en caso de presentar estos síntomas?  

Consultar a su médico, quien para confirmar el diagnóstico solicitará un examen de sangre para medir los anticuerpos anti Hepatitis A.

Cuando las personas se infectan con el virus, adquieren inmunidad, es decir protección, por lo que la Hepatitis A se presenta sólo una vez en la vida.  

¿Cómo prevenir el contagio de Fiebre Tifoidea y Hepatitis?

La mejor prevención son las medidas higiénicas en la manipulación de alimentos.

Existe una vacuna efectiva y segura para la Hepatitis A. Consulte a su médico sobre las indicaciones.

Al consumir alimentos recuerde:

  • Consuma mariscos cocidos.

  • Beba siempre agua potable. Si no dispone de ella, hiérvala por lo menos durante un minuto.

  • Mantenga los alimentos tapados o en el refrigerador.

  • La mayonesa, cremas y salsas envasadas una vez abiertas deben refrigerarse, si son hechas en casa prepare la cantidad justa para el uso inmediato.

  • Lave y luego pele las frutas o verduras.

  • Lave y hierva al menos un minuto acelgas, espinacas, zanahorias y otras verduras que crezcan bajo suelo.

  • Lave con especial cuidado las frutillas, frambuesas y lechugas.

En su casa:

  • Elimine la basura en recipientes con tapa y distanciadas de los lugares donde se preparan o consumen alimentos.

  • Mantenga el baño limpio, haciendo aseo diario con agua y detergente.

  • Elimine moscas, baratas, hormigas, otros insectos y ratones de su casa. Cuide la higiene y salud de sus animales domésticos.

Diarreas

Mortalidad por enfermedades diarreicas en niños de 1 a 4 años. Argentina, 1970-1995

 

Enf. Diarreicas

POB  1 A 4

Años

N

TASA(2)

%(3)

 

1970

722

37.65

11.58

1917846

1971

****

 

 

1972459

1972

****

 

 

2039726

1973

****

 

 

2087272

1974

****

 

 

2131872

1975

****

 

 

2182926

1976

****

 

 

2167741

1977

540

22.97

10.20

2351000

1978

420

16.83

9.09

2496216

1979

354

14.12

9.17

2507792

1980

364

14.02

9.17

2597054

1981

330

12.35

8.20

2671000

1982

324

11.92

9.55

2717000

1983

267

9.67

7.70

2762000

1984

286

10.20

8.03

2803000

1985

173

6.22

6.25

2783000

1986

174

6.14

5.83

2833000

1987

160

6.15

6.19

2603000

1988

147

5.68

5.84

2588000

1989

185

7.17

6.57

2581000

1990

181

7.05

6.57

2569000

1991

162

6.12

5.77

2649000

1992

132

5.08

5.12

2598000

1993

96

3.65

3.99

2632000

1994

81

3.08

3.65

2632000

1995

86

3.18

4.05

2707000

(1) Tasas por 1000 habitantes
(2) Tasas por 100.000 habitantes
(3) Porcentaje sobre el total de muertes de 1 a 4 años
**** sin información
Fuente: OPS-HCP

Poliomelitis

Los poliovirus son miembros del género Enterovirus, familia Picornaviridae. El virión del poliovirus es pequeño, con un diámetro de 27 -30 nm y la cápside encierra un genoma de RNA lineal de cadena única. Se reconocen tres serotipos basados en pruebas de neutralización cruzada (tipo 1, tipo 2 y tipo 3).

El hombre es el único reservorio conocido de poliovirus y más frecuentemente personas con infección inaparente. No existe el estado de portador asintomático, excepto en personas inmunodeficientes. La transmisión de los poliovirus ocurre de persona a persona siendo la vía fecal-oral el principal mecanismo de transmisión, particularmente en zonas donde el saneamiento es pobre. En países con alto nivel de saneamiento la polio es transmitida fundamentalmente por vía respiratoria. Las heces pueden servir como fuente de contaminación de agua, leche y alimentos y las moscas pueden pasivamente transferir los poliovirus desde las heces a los alimentos.

El período de incubación es comúnmente de 6-20 días con un rango de 3-35 días.  

Los poliovirus son altamente infecciosos con tasas de seroconversión en contactos susceptibles intrafamiliares próximas al 100% en niños y sobre el 90% en adultos. Los casos son más infecciosos de 7 - 10 días antes y después del inicio de los síntomas, pero el virus puede estar presentes en heces de 3-6 semanas.  

La infección por poliovirus presenta un pico en los meses de verano en climas templados. No tiene patrón estacional en climas tropicales. La susceptibilidad es general, habiendo sido los niños menores de 5 años los más frecuentemente afectados en épocas prevacunales. En la época prevacunal los estudios serológicos mostraban un descenso rápido de los anticuerpos maternos en los primeros meses de vida seguido de un aumento gradual de anticuerpos en suero hasta los 5 años de edad y posterior persistencia lo que reflejaba infecciones repetidas con poliovirus salvaje. Los casos rara vez se veían antes de los 6 meses de edad y la mayoría ocurrían entre los 6 meses y los 4 años. La mejora de las condiciones sanitarias produjo, en algunos países industrializados, un retraso en la edad de presentación de la enfermedad entre los 5-9 años.

Hay dos tipos de vacunas para la prevención de la poliomielitis, la vacuna oral de virus vivos atenuados, VO y la vacuna de virus inactivados, VIP; La VOP contiene los tres tipos de poliovirus en igual proporción. La principal ventaja de esta vacuna es que produce inmunidad local intestinal. La desventaja es el riesgo de enfermedad paralítica cuando se administra a una persona con inmunodeficiencia. Hay también un riesgo extremadamente pequeño de presentar parálisis en una contacto de un receptor de vacuna. El tipo 3 es el más frecuentemente aislado asociado con parálisis en personas vacunadas y el tipo 2 está mas frecuente asociado con parálisis en los contactos. Después de la administración de una serie primaria de 3 dosis, las tasas de seroconversión para los 3 tipos de poliovirus es de 90-95%. Las tasas de seropositividad y seroconversión son bajas para el tipo 3 seguido del tipo 2. Tres dosis de VOP adecuadamente espaciadas confieren una inmunidad duradera para toda la vida, si bien puede recomendarse la administración de dosis de refuerzo cuando existe un alto riesgo de exposición al poliovirus.

La vacuna inactivada de poliovirus, VIP, fue producida por Salk, utilizando virus crecidos en células de riñón de mono e inactivándolos con formalina. La VIP es una vacuna más recomendada para la vacunación de adultos (> 18 años), niños con inmunodeficiencia y contactos familiares de personas inmunodeficientes. La principal ventaja es que no presenta el riesgo de enfermedad paralítica. La desventaja es que produce una insignificante inmunidad intestinal.

Después de una serie primaria de 3 dosis las tasas de seroconversión son de 95-100%. La eficacia clínica de la vacuna, tanto la VOP como la Vlp' se ha estimado en un 100% en países desarrollados.

En 1978 se desarrolló la vacuna de potencia-aumentada VIP que es producida en células diploides humanas, más potente que la VIP y con un gran contenido antigénico. El efecto que esta vacuna produce sobre la circulación de poilíovirus en la comunidad no es bien conocido, pero probablemente sea menor que el que produce la VIP convencional.

Entre las reacciones adversas de la VO la principal es la ya comentada del riesgo de parálisis. Se estima en el caso por cada 2,5 millones de dosis administradas. Es más probable que ocurra en personas con inmunodeficiencia, tanto receptores como contactos, y más frecuente en la primera dosis. No se han descrito reacciones adversas tras la administración de VIP; En España, la introducción de la vacunación antipoliomielítica en 1963 produjo un descenso brusco en la incidencia de la enfermedad con una reducción del 90% en el número de casos declarados entre el año anterior y posterior a la introducción de la vacuna. Tras este descenso brusco se produce una disminución paulatina de los casos. El último brote se registró en 1987 (8 casos) y 1988 (4 casos) en Andalucía y fue debido a poliovirus 1; afectó a niños no vacunados, de bajo nivel socio-económico y población gitana. En 1989 se declararon los dos últimos casos de poliomielitis, siendo uno importado y el otro, aunque no llegó a confirmarse, probablemente fue asociado a la vacunación No se pueden estimar los datos de cobertura de vacunación de los primeros años en que se introdujo la vacuna, ya que no consta, en las fuentes consultadas, la edad en que se han administrado; sin embargo, es de suponer que las coberturas alcanzadas desde un principio fuesen altas, ya que según los datos del Anuario Estadístico del Instituto Nacional de Estadística en el año 1961 se administraron 91.032 dosis y en el año 1962: 231.167, alcanzándose 1 millón de dosis en 1963, 4 millones en 1965 y una media de 1,5 millones hasta 1970 en que ya se logran los 2 millones. En la actualidad. las coberturas que se obtienen varían entre el 70-90% según las distintas comunidades, pero se considera que estas coberturas están infraestimadas debido a la metodología utilizada para su estimación.

Definición clínica de caso: Inicio agudo de parálisis flácida en uno o más miembros con ausencia o disminución de reflejos en los tendones de los miembros afectados, sin otra causa aparente, y sin pérdida sensorial o cognitiva.

Criterio diagnóstico de laboratorio: Aislamiento e identificación de poliovirus

en heces, en laboratorio. La O.M.S recomienda que el diagnóstico de laboratorio de poliomielitis se realice mediante aislamiento e identificación de poliovirus en heces, en laboratorios especializados que utilicen técnicas de cultivo celular.

Clasificación de casos:

  • Caso sospechoso: Todo caso de parálisis flácida aguda (PFA), incluyendo el Síndrome de Guillén Barré, en un niño menor de 5 años en el que ninguna otra causa puede ser identíficada.

  • Caso compatible: Todo caso de PFA con parálisis residual de 60 días o muerte, en el que no pudieron recogerse dos muestras de heces a las dos semanas después de iniciados los síntomas para ser examinadas por laboratorio.

  • Caso confirmado: Todo caso de PFA en el cual se aísla poliovirus salvaje de cualquiera de las muestras de heces del paciente o de muestras de un contacto. Una vez confirmado el caso y, de acuerdo a las recomendaciones de la O.M.S, este se clasificará en:

  • Caso indígena de poliovirus salvaje,  

  • Caso importado de poliovirus salvaje,  

  • Caso asociado a la vacunación: Todo caso de PFA en la que el virus aislado es virus-vacunal y ningún otro agente etiológico puede ser identificado como causa de la enfermedad. Debe haber una historia previa de administración de VOP dentro de un plazo de 7 -30 días antes de la aparición de síntomas, o haber tenido contacto con un individuo recientemente inmunizado, dentro de un plazo de 7 -60 días antes de la aparición de los síntomas.

  • Caso no-polio (descartado):Todo caso de parálisis flácida aguda en la que al menos se han recogido dos muestras adecuadas de heces en las dos semanas siguientes al inicio de los síntomas siendo los resultados negativos para poliovirus. Se guardaran alícuotas de las muestras en laboratorio para su uso futuro. Para tener la seguridad de esta categorización, alícuotas de muestras de pacientes que hayan muerto, o que se haya perdido su pista, o que hagan una parálisis residual a los 60 días, deberán ser examinadas en otros dos laboratorios.

Si los resultados son todos negativos el paciente será considerado como «no-polio» y el caso será «descartado».

Como en todas las enfermedades susceptibles de vacunación, se considerará caso evitable al observado en un habitante español, no vacunado o deficientemente vacunado sin ninguna causa que lo justifique.

Modo de Vigilancia:

La poliomielitis se considera enfermedad de declaración URGENTE, además de su declaración semanal numérica e individual. La declaración ha de realizarse ante la mera sospecha de caso, notificándolo por el medio más rápido (teléfono fax, etc.) al Servicio Territorial de Bienestar Social, sin que ello exima de su declaración en los impresos de la semana correspondiente.

Todo caso debe ser adecuadamente investigado utilizando la correspondiente encuesta epidemiológica. Dada la actual situación epidémiológica en Extremadura y España, la existencia de un solo caso de poliomielitis requiere la adopción inmediata de medidas de control, como si de un brote epidémico se tratara de poliomielitis se realice mediante aislamiento e identificación de poliovirus en heces, en laboratorios especializados que utilicen técnicas de cultivo celular.

Clasificación de casos:

  • Caso sospechoso: Todo caso de parálisis flácida aguda (PFA), incluyendo el Síndrome de Guillén Barré, en un niño menor de 5 años en el que ninguna otra causa puede ser identíficada.

  • Caso compatible: Todo caso de PFA con parálisis residual de 60 días o muerte, en el que no pudieron recogerse dos muestras de heces a las dos semanas después de iniciados los síntomas para ser examinadas por laboratorio.

  • Caso confirmado: Todo caso de PFA en el cual se aísla poliovirus salvaje de cualquiera de las muestras de heces del paciente o de muestras de un contacto. Una vez confirmado el caso y, de acuerdo a las recomendaciones de la O.M.S, este se clasificará en:

  • Caso indígena de poliovirus salvaje,

  • Caso importado de poliovirus salvaje,

  • Caso asociado a la vacunación: Todo caso de PFA en la que el virus aislado es virus vacunal y ningún otro agente etiológico puede ser identificado como causa de la enfermedad. Debe haber una historia previa de administración de VOP dentro de un plazo de 7 -30 días antes de la aparición de síntomas, o haber tenido contacto con un individuo recientemente inmunizado, dentro de un plazo de 7 -60 días antes de la aparición de los síntomas.

  • Caso no-polio (descartado):Todo caso de parálisis flácida aguda en la que al menos se han recogido dos muestras adecuadas de heces en las dos semanas siguientes al inicio de los síntomas siendo los resultados negativos para poliovirus. Se guardaran alícuotas de las muestras en laboratorio para su uso futuro. Para tener la seguridad de esta categorización, alícuotas de muestras de pacientes que hayan muerto, o que se haya perdido su pista, o que hagan una parálisis residual a los 60 días, deberán ser examinadas en otros dos laboratorios.

Si los resultados son todos negativos el paciente será considerado como «no-polio» y el caso será «descartado».

Como en todas las enfermedades susceptibles de vacunación, se considerará caso evitable al observado en un habitante español, no vacunado o deficientemente vacunado sin ninguna causa que lo justifique.

Modo de vigilancia:

La poliomielitis se considera enfermedad de declaración “urgente” además de su declaración semanal numérica e individual. La declaración ha de realizarse ante la mera sospecha de caso, notificándolo por el medio más rápido (teléfono fax, etc.) al Servicio Territorial de Bienestar Social, sin que ello exima de su declaración en los impresos de la semana correspondiente.

Todo caso debe ser adecuadamente investigado utilizando la correspondiente encuesta epidemiológica. Dada la actual situación epidemiológica en Extremadura y España, la existencia de un solo caso de poliomielitis requiere la adopción inmediata de medidas de control, como si de un brote epidémico se tratara.