Resultados

1° Resultado:

Figura: 12

Alícuotas de crema para ensayos de estabilidad. Esto nos dio información que la crema era poco estable.

 

Una vez obtenida la crema, se ensayó la estabilidad de la misma a temperatura ambiente. Sin agregado de jarilla se observó que la crema era estable a temperatura ambiente durante 7 dias. Una vez demostrado que la mezcla sin jarilla era estable, se agregó extracto de jarilla en distintas proporciones.

Figura: 13 Se observó que, a 7 días,  el extracto se iba depositando en el fondo de los tubos de ensayo. A mayor cantidad, menor estabilidad. Esto sucede porque la crema tiene naturaleza distinta al extracto: el extracto es a base de agua y la crema a base de sustancias oleosas.

 

Figura: 14
Se hizo el mismo experimento, pero esta vez la estabilidad se midió a los 15 días agregando volúmenes conocidos de extracto de jarilla.
Esto nos dio saber que el extracto (0,5ml) no se depositó al final de la bombonera y que duraba más.

 

Buscando la concentración adecuada de la crema, se ensayaron las propiedades de aglutinación de la crema. Con este experimento se observó que a altos volúmenes agregados de extracto, no solo que la crema no era estable y tendía a separarse, sino que también su textura era distinta. Para mantener la proporción de extracto de jarilla en la crema se cambió la formulación de la crema base. Se probó una segunda formulación a base de lanolina.

Figura: 15

Crema con textura no adecuada. La fórmula de esta crema fue: Glicerina 40 gr, Ac. Esteárico 10 gr, Amoniaco 2,5 ml y extracto de jarilla 10 ml. Esto nos dio información que la crema salió granulada y que el extracto se depositó al final del vaso.

 

Figura: 16

Para saber cómo mejorar la textura, se cambió la formulación de la crema para obtener mejores propiedades con la misma proporción de extracto de jarilla. La composición de esta crema fue: Lanolina 50 gr, glicerina 50 gr, Ac.estearico 10 gr, Amoniaco 2,5 ml y extracto de jarilla 10 ml. Esto nos dio a saber que el extracto no se deposite al final del vaso.

 

Se encontró que con la crema a base de lanolina, el extracto era mucho más estable, por ende se repitieron los ensayos de estabilidad y se encontró que la estabilidad era superior a los 15 días en lugares de conservación de tipo fresco y seco. Una vez obtenidos estos resultados, procedimos a analizar el control de calidad de nuestros procedimientos. Para ello realizamos cultivos de hongos con las cremas obtenidas. Para ello, se prepararon placas de Petri con medio de crecimiento para hongos (Agar Sabureau) y se sembraron las muestras en condiciones de esterilidad. Luego de 4 días de cultivo, no se observó crecimiento de hongos, indicando que los procedimientos y el proceso de conservación estaban libres de contaminación fúngica.

Figura: 17

Se colocó el agar en un vaso precipitado con el caldo nutritivo, sobre un mechero, mientras se revolvía.

 

Figura: 18

Preparación del medio de cultivo en baño María durante 15 min.

 

Figura:19

Medio de cultivo en placas de Petri.

 

Figura: 20

Medio de cultivo listo para sembrar.

 

Figura: 21

Sembrado de muestras en medio de cultivo.

Figura: 22

Se dejo reposar a temperatura ambiente durante 4 días.

 

Conclusiones

Según los resultados de estos experimentos podemos concluir que se puede fabricar una crema en base a extractos naturales sin necesidad de gran complejidad. La estabilidad de las cremas preparadas indica que este procedimiento puede ser repetido con la obtención de resultados similares. Si bien los experimentos realizados fueron exitosos hasta el momento, en el futuro apuntaremos a mejorar las condiciones de extracción. También la realización de nuevos experimentos es necesaria para probar la eficacia del extracto en presentación de crema, para ello se están evaluando las posibilidades y forma de hacerlo. Otra manera en que continuará este trabajo es a través de la elección de distintas plantas autóctonas, con propiedades distintas para probar su adaptación a una presentación en crema.

Este tipo de crema elaborada puede encontrar sus usos de diferentes maneras. Principalmente como un fuerte antioxidante y, según referencias locales, como antibacteriano. Según la información recabada, pequeñas proporciones de hojas de jarilla eran frotadas en la piel dañada en nuestra provincia por habitantes de zonas rurales. También la jarilla era usada para el tratamiento de quemaduras y heridas superficiales de la piel. Este legado cultural indica que las propiedades de la jarilla fueron usadas durante mucho tiempo en nuestra región antes de la llegada de la medicina moderna. Sin embargo, los datos presentados en este informe son datos preliminares para seguir construyendo la hipótesis de trabajo.

Bibliografía

  • Internet:

http://es.scribd.com/doc/130495267/Sintesis-de-Sulfadiazina-de-Plata
http://es.wikipedia.org/wiki/Larrea_divaricata

  • Libros:

Autor: Carlos Hugo Burgstaller Chiriani
“La vuelta de los vegetales”
10º EDICION
Aumentada y Corregida 1986

  • Farmacia práctica de Remington: manual para farmacéuticos, médicos y estudiantes

Autor: Oscar G. Carrera
Contribuidores: Joseph Price Remington, E. Fullerton Cook, Eric W. Martin
Editor: Unión Tipográfica Editorial Hispano Americana, 1953