Resumen

En la provincia de San juan existe flora autóctona que puede ser utilizada como fuente fitoterapéutica. La Larrea divaricata (jarilla hembra), posee propiedades antioxidantes y antibacterianas. Hipotetizamos que los extractos acuosos de jarilla pueden ser presentados en forma de crema para uso externo. Para ello, se realizó una maceración de las hojas de jarilla y se obtuvo un extracto en solución acuosa a 80°C y 1.8 Atm. Posteriormente se eligió una crema base con propiedades humectante sin agregados extra, como la diadermina. Al final se mezclaron los ingredientes en distintas proporciones hasta encontrar una crema estable en el tiempo. Se obtuvo una crema estable por más de 7 días. Luego se procedió a medir el crecimiento de hifas en agar sabureau. Se encontró que luego de 4 días de cultivo en medios selectivos, la crema no poseía hongos. Se concluyó que la crema estudiada es estable, de preparación simple y los métodos utilizados están libres de hongos. El presente desarrollo podría constituir un tratamiento fitoterapéutico para irritaciones de piel e infecciones cutáneas.

Introducción

Las plantas autóctonas de San Juan  poseen la particularidad de haberse desarrollado en un bioma desértico de alta amplitud térmica. Esto generalmente se traduce en una alta cantidad de flavonoides y polifenoles, moléculas que funcionan como antioxidantes entonces fuimos a recolectar a Albardón Jarilla.

Plantas como el Chañar que es muy bueno para para las afecciones de las vías respiratorias, para las hemorragias, neumonía y flatulencia tienen estas características.

También, la Tramontana se dice que tiene funciones de analgésicas del aparato digestivo, entre otras propiedades.

Una de estas plantas, la comúnmente llamada Jarilla suele ser una planta muy popular por sus propiedades antisépticas. Hay dos tipos de Jarilla que crecen en el valle de Tulúm: la Jarilla Hembra (Larrea Divaricata) y la Jarilla Macho (Larrea Cuneifolia). Por la gran cantidad de Jarilla Hembra que se puede encontrar en los alrededores, en el presente trabajo se trabajará con Larrea Divaricata sin embargo las propiedades de estas variedades parecen ser similares.

La Larrea Divaricata es un arbusto de tallos leñosos, cilíndricos y resinosos; alcanza hasta 3 m de altura. Flores amarillas. Hojas con 2 foliolos, poco soldados y divergentes. Florece de octubre a fines de noviembre. Fruto cápsula con pelos blanco grisáceos (como un copo de algodón), 5 semillas lisas. Es única en dispersar el fruto completo, a pesar de que el mismo es seco y dehiscente, siendo un caso particular de "dispersión esclerendocoria". En este mecanismo es el follaje el elemento atractivo para el dispersor quien ingiere los frutos al consumir las hojas.

De su uso popular, la corteza y las hojas se utilizan para todo tipo de dolencias humanas y animales. Por ejemplo, la infusión de la hoja es indicada para fiebre, y combate el dolor de espalda, y como emenagogo (estimula y favorece el flujo menstrual). Sus cataplasmas cocidas calman el dolor reumático. Y propiedades antiinflamatorias, antitumorales, antivirales, anticoléricas, anti periódicas, balsámicas, sudoríficas, excitantes y vulnerarias (cura llagas, heridas).

La jarilla hembra (Larrea divaricata) fue uno de los vegetales tintóreos de los calchaquíes, su color de tinción es amarillo.

El objetivo consistió en estudiar las propiedades de las plantas autóctonas de San Juan principalmente, la Larrea Divaricata, para elaborar productos naturales y satisfacer las necesidades de las personas. Con esto se lograría algo innovador y natural. En este trabajo se estudió su aplicación en una crema  y la utilizamos como vehículo para aplicar las propiedades de la Jarilla.

 

¿Porqué la Jarilla?

Se comenzó una búsqueda sobre plantas autóctonas de San Juan, pudiéndose observar que la mayoría poseía características medicinales. Se observó que algunas de estas plantas eran: manzanilla, jarilla, hepericon entre otras. Se seleccionaron solo las que eran de uso externo. Desde ese momento se escogió la Larrea divaricata ya que aparte de ser una planta autóctona de San Juan, era una de las que más prevalecía, en nuestra provincia, la provincia de San Juan. También algo que despertó interés fueron sus características.

Se aplicó en cremas, porque se tubo como hipótesis que esta seria un buen vehiculo para poder aplicar las propiedades de la jarilla.

 

Marco Teórico

Larrea divaricata (jarilla hembra) es una especie botánica fanerógama de la familia Zygophyllaceae. Es endémica de Argentina.

Es un arbusto de tallos leñosos, cilíndricos y resinosos; alcanza hasta 3 m de altura. Flores amarillas. Hojas con 2 foliolos, poco soldados y divergentes. Florece de octubre a fines de noviembre. Fruto cápsula con pelos blanco grisáceos (como un copo de algodón), 5 semillas lisas. Es única en dispersar el fruto completo, a pesar de que el mismo es seco.

De su uso popular, la corteza y las hojas se utilizan para todo tipo de dolencias humanas y animales. Y propiedades antiinflamatorias, antitumorales, antivirales, anticoléricas, anti periódicas, balsámicas, sudoríficas y vulnerarias (cura llagas, heridas) también es antioxidante y contra el acné (es provocada por la bacteria propionibacterium acnés)  pero lo más importante es Antioxidante.

La jarilla hembra (Larrea divaricata) fue uno de los vegetales tintóreos de los calchaquíes, su color de tinción es amarillo.

Es muy utilizada como combustible, debido a que su madera es firme.