Historia de la Sal

 

La Sal en el Mundo
Relación entre el hombre y la sal a través del tiempo
Historia de las Salinas Grandes de Jujuy
 

La sal en el mundo

           Hace 20.000 años Europa estaba cubierta de nieve, el paisaje era muy distinto al que se conoce en estos días y debido al clima helado que predominaba muchos de los alimentos  de los que nos servimos cotidianamente no existían.

            En éstos tiempos la sal se encontraba mayormente en las aguas (sobre todo en los mares). Pero en ese entonces el agua no era tan salada como es en la actualidad. La cantidad de sal que había en las aguas fue aumentando muy paulatinamente a medida que pasaban los años.

            La sal comparte responsabilidad con otros causantes de la activación de las corrientes marinas. Esto se debe a que al aumentar la concentración de sal en el agua, aumenta el peso de ésta y al ser mas pesada desciende a las profundidades de los mares dando lugar a aguas de menor contenido salino. Éste movimiento sumado a las diferencias de temperatura en el planeta lograban que se generen corrientes marinas.

            2.000 años más tarde ocurrió un cambió drástico en el clima del planeta que provocó el derretimiento de grandes masas de hielo continental y posterior evaporación de las aguas. Éste conflictivo cambio de condiciones trajo consigo su propia solución.

            La evaporación da masas de agua dieron lugar a lluvias que se hicieron paso a través del mundo. Resultado de estas lluvias fue, por ejemplo, el nacimiento del río Nilo.

            Los Egipcios que dependían totalmente de éste río. En tornó a él de desarrollo una de las civilizaciones más inteligentes y complejas de la historia. Los egipcios aprovechaban los desbordes del Nilo para ejecutar su agricultura y a partir de esto nació una nueva manera de alimentarse. La preparación de pan y otros alimentos eran fundamentales y dependían de las cosechas. Cuando el Nilo no desbordaba era cuando llegaba el caos. En éste punto fue la sal, la salvadora de los Egipcios.

            La creencia de éste pueblo era de que una vez muertos, viajaban a otra vida . Pero para alcanzar esa vida debían evitar la descomposición del cuerpo. Los Egipcios descubrieron que si enterraban el cuerpo en la arena, pelo, piel, uñas y tejidos se conservaban.

            Para sepultar a sus muertos, los Egipcios, los cubrían con una mezcla de sal y arena muy seca para recién momificarlos. Y en sus tumbas colocaban alimentos salados para que el cuerpo no pase hambre en su viaje a la otra vida.

            A partir de ésta creencia empezaron a utilizar la sal para conservar los alimentos y gracias a ello el impacto que ocasionaba la falta de desborde del Nilo disminuyó en gran cantidad.

La Sal era una roca, pues, muy solicitada. Y los fenicios, los pobladores de las montañas del Líbano, hace 3000 años no hicieron fortuna con la agricultura, sino con la Sal. Los fenicios existían en su montañosa patria, y construyeron barcos y aprendieron a navegar, y fueron ellos los que crearon rutas marítimas en busca de la colonización del Mediterráneo y quienes vieron en Sicilia un enclave portuario esencial, el más importante. Y Sicilia y los atunes… más del comercio. Pero en Sicilia no había desiertos salados. ¿Cómo solucionaron el problema? Aprovechando el proceso de la evaporación del Mar, que contenía la Sal, y lo hicieron a escala industrial. Utilizando para ello estanques y el calor del sol. Y la Sal se convirtió en el artículo más solicitado de mediterráneo.

Cuando los fenicios colonizaron el mediterráneo éste ya era bastante salado y consiguieron que la producción de Sal fuera ilimitada. La sal se convirtió en la moneda de cambio y los fenicios, en los poderosos navegantes de este Mar y en una superpotencia. Aunque parece ser que el asunto y el usufructo no duro tampoco demasiado. El éxito genera envidia y la envidia conduce a la Guerra.

Griegos, romanos, bárbaros y árabes lucharon por hacerse con el control… y de todo aquel caos surgió Venecia.

Venecia se convirtió, en la edad media, en el centro neurálgico del comercio del Mediterráneo. Y fue entonces cuando la Sal perdió su valor. Asentada sobre bancos de arena y rodeada por el mar, las salinas de Venecia hicieron rica a la ciudad y la dotaron de su ostentosa arquitectura. Pero todo cambiaría de nuevo y sería otra vez efecto de la adversa climatología. No se sabe por qué motivo hace unos 800 años el asunto de esas cintas transportadoras, que son las corrientes marinas de agua se ”averió”. Y eso dio origen al frío, a las tormentas y a las inundaciones que agotaron la producción de Sal de Venecia y sus salinas. Y producir Sal se hizo cada vez más difícil. ¿Dónde la conseguirían? La armada veneciana se apoderó entonces de las salinas del Mediterráneo Oriental. En los puertos de Constantinopla y Alejandría compraban las mercancías que luego vendían por el resto de Europa. Y también la Especias; que a partir de ese momento cautivaron la imaginación y el paladar de Occidente, más que cualquier otra cosa. Clavo, nuez moscada, azafrán, cinamomo, y jengibre, procedentes de India y China. Y también la pimienta. La más cara y una de las primeras que se importó. Gran compañera de la Sal. Y precisamente la pimienta significaría la caída de la Sal como artículo de valor.

En éste punto de la historia la sal ya había adquirido una gran importancia económica. El término salario, derivado del latín salarium, proviene de sal y tiene origen en la cantidad de sal que se le daba a un trabajador (en particular, a los legionarios romanos).

            Hasta el siglo XIX se cobraba un impuesto para la sal, y una de las primeras medidas que se tomaron durante la revolución francesa fue abolirlo, pues fue uno de los detonadores de la misma.

            Pero la Revolución Francesa no fue la única revolución relevante vinculada con la sal. Uno de los hombres más notable de la era moderna Mahatma Gandhi, acompañado por los "ashramitas" recorrió a pie más de cuatrocientos kilómetros en veinticuatro días, suscitando la atención de toda la India. Esta marcha, llamada " La marcha de la Sal" fue una modalidad inusual de protesta contra el dominio inglés de esos tiempos.

            Muchas razones han impulsado a los hombres a reaccionar frente a conflictos al lo largo de la historia y, sin duda, la sal ha aportado a la inteligencia humana, fomentándola a seguir adelante.

 volver

Relación entre el hombre y la sal a través del tiempo

             La relación que existió entre el hombre en la antigüedad y la sal no cambió significativamente a lo largo de la historia. Desde un principio la sal tuvo su mayor aplicación como condimento de comidas, pero fundamentalmente como conservante de estas.

            A la sal se le atribuyen hechos históricos que marcaron la trayectoria del hombre a través del tiempo:

·         El descubrimiento de la sal se le atribuye a los chinos, pese a que no existe ningún documento histórico que lo certifique, y se cree que ocurrió hace aproximadamente 4700 años. Se dice que en una travesía realizada a través de un salar se observó que los cadáveres de los animales muertos se conservaban gracias a la sal.

·         Al descubrir la importancia de éste mineral muchos pueblos tendieron a apropiarse de salares y mandaron personas a extraer sal. Como todo bien de interés común, esto fue motivo de muchas guerras de la antigüedad.

·         El término “salario”, utilizado en la actualidad, proviene del latín “salarium argentum”. Durante un largo periodo la sal fue utilizada como moneda. Era utilizada como forma de pago a los legionarios Romanos

·         Hubieron tratados en la Antigua Grecia que incluían intercambios de sal por esclavos, dándole una real importancia.

·         Los productores de sal en la India todavía se aclaman el papel preponderante de la sal en la resistencia de Mahatma Ghandi en contra de la dominación colonial Británica.

·         Cualquier discusión sobre sal en Francia incluye argumentaciones fuertes, tales como la razón de que el impuesto a la sal fue uno de los
detonadores de la Revolución Francesa.
 

 volver

Historia de las Salinas Grandes de Jujuy

 Se dice por ahí que..

Originariamente fueron una laguna de fondo pantanoso y chato pobladas de proficua fauna de microorganismos y vegetación acuátil. La evaporación de esta masa de agua dulce, ocurrió según Freguelli cuando el clima se volvió mas seco y frió. Los primeros hombres en ocupar las costas de las Salinas, en busca de caza y recolección, unos 10.000 años atrás, aun la conocieron como espejo de agua dulce. No se sabe si en los milenios sucesivos hubo una explotación de la sal y los primeros testimonios de tal aprovechamiento provienen del final de la ocupación prehispánica. Al borde de las Salinas no se ha hallado antigales que denoten ocupaciones permanentes. Mas bien debió tratarse de brigadas de trabajadores estaciónales de abril a noviembre y que se ocupaban con sus hachas cilíndricas de piedra de cortar bloques de sal. Estas se hallan frecuentemente incluidas en el mineral o en las orillas de la salina. También, apareció en la sal de la parte occidental de las Salinas, el cadáver de un niño de aproximadamente 6 a 7 años de edad según la dentacion, que aparentemente había sido sacrificado en época incaica. A pesar del tiempo transcurrido el cuerpo se encontraba muy bien conservado.

            En los tiempos prehispánicos, la explotación de las Salinas Grandes se estableció con firmeza, ya sea para el autoconsumo o para el trueque comercial. Se llevaba la sal cargada, primero en llamas y luego en burros, para intercambiar y vender en lugares donde este mineral era raro. Entonces, se trocaba por maíz, papas o frutas. Una carga de burro de sal, tenia aproximadamente 50 kilogramos repartida en cuatro bloques. Una carga de llama escasamente 30 kilogramos.

            A la raíz de la Guerra de la Independencia la explotación salinera se desplazó de Bolivia a la Puna Jujeña. Durante muchos años acudieron a las Salinas Grandes, indígenas de los departamentos de Rinconada, Santa Catalina y Yavi; de Acoyte e Iruya, Salta; de Mojo, Sococha y Altos de Tarija, Bolivia. Incluso un cacique local de Cochinoca, presuntamente, llegó a cobrar a los forasteros por la extracción de sal.

            En 1840, año en que se estableció un impuesto provincial a la actividad extractiva, la sal puneña abastecía a toda la Republica y también a Bolivia. Para entonces, ya habían surgido intermediarios que sustrajeron la exclusividad de la explotación a los indígenas.

 volver

* ver Bibliografía *

•      Inicio
•      Trabajadores de la Sal
•      Historia de la Sal
•      Salinas Grandes
•    
 La Investigación
•      La Sal en la Alimentación
•      Fotos y Recursos Áulicos
•      Nosotros


:: Historia de la Sal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




Escuela de Minas "Dr. Horacio Carrillo" - San Salvador de Jujuy - Jujuy - 2007