Nanotecnología: Beneficios y consecuencias

"Sin duda, la nanotecnología será la próxima revolución industrial"
Obteniendo beneficios
La comunidad científica de todo el mundo está ante dos grandes desafíos: por un lado, aprender y aprovechar cada vez más sobre esta posibilidad revolucionaria de trabajar sobre átomos y moléculas para curar enfermedades, aumentar la productividad de ciertas industrias y utilizar la última tecnología en beneficio de la sociedad. Pero por otro lado, es también un desafío avanzar con cautela, investigar los efectos que esto puede tener sobre la salud y el medio ambiente, sobre la economía y la relación entre los países; para que algo tan minúsculo como una molécula manipulada no se convierta en algo tan mayúsculo como un problema fuera de control. Una sola nanofábrica con una fuente química y una fuente de energía podría producir una gran variedad de productos útiles y fiables. Incluso se podría reproducir la nanofábrica para duplicar la infraestructura de fabricación en cuestión de horas. Por eso, las nanofábricas y muchos de sus productos suponen una tecnología apropiada para cualquier escenario. Podrían manufacturar productos más resistentes, duraderos y versátiles que cualquier cosa. Tambén todas las corporaciones que dominan el negocio mundial de los transgénicos están invirtiendo en nanotecnología.
 
¿Y las consecuencias...?
Hasta el momento no se tiene demasiado conocimiento de cuáles serían los efectos en el ser humano de aplicar técnicas tan revolucionarias. Uno de los puntos preocupantes es que las nanopartículas de fábrica pueden penetrar en zonas del cuerpo humano inaccesibles a partículas más grandes, y el remedio podría tornarse peor que la enfermedad. Se está discutiendo y reclamando un mayor control y una regulación estricta. Unas de las posibles consecuencias es que la "nanoenergética" haría posible la fabricación de armas letales con mayor fuerza detonante que las bombas utilizadas hasta el momento.
 
El mercado nanotecnológico
En la actualidad el mercado global de productos nanotecnológicos maneja unos 45.000 millones de dólares. Y según, el Nanosciencie and Nanotechnology Initiative (www.nano.gov/), que fue creado en Estados Unidos, la proyección para el año 2015 podría alcanzar el trillón de dólares en el área. Pero, el mundo de la ciencia debate varios aspectos primordiales: el uso ético y responsable de la nanotecnología. ¿Qué pasaría si se manipulan las nanopartículas para crear armas cada vez más potentes? De hecho, los nanotubos de carbono –descubiertos en Japón en 1991– tienen propiedades únicas. Conducen la electricidad millones de veces más rápido que el cobre, se pueden doblar y son más duros que el material más rígido que se pueda conocer, y ya se utilizan para hacer chalecos antibalas.
 
¿Qué se hace hace en Argentina?
En la Argentina ya se armaron las primeras redes de investigación. En la UBA (http://www.uba.ar) funciona el laboratorio de electroquímica molecular, en La Plata está el INIFTA (http://www.inifta.unlp.edu.ar/) que cuenta con un laboratorio de nanoscopía, en el Instituto Balseiro (http://www.ib.edu.ar/), en Bariloche, hacen física en nanoescala. También se investiga en la Comisión de Energía Atómica (http://www.cnea.gov.ar/) y en varios sitios de la provincia de Córdoba. "Hubo un llamado de la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Nación y se propuso crear dos redes que reúnen a 50 investigadores principales cada una y a cientos de estudiantes". Casi 300 personas en toda la Argentina se dedican a nanociencia y nanotecnología”, dice el Dr. Calvo. Aquí, como en Chile y Brasil (Institutos Millenium), la idea es crear un centro virtual de excelencia científica para que nadie quede afuera de beneficios que estas investigaciones pueden reportar a toda la humanidad.
 
Proyecto de Nanotecnologia en el Centro Atómico de Bariloche

En el Centro Atomico Constituyentes el Dr. Alberto Lamagna y el Dr. Alfredo Boselli conducen el Grupo E-Nose (narices electronicas, http://www.e-nose.com.ar/paginas/portada.htm), un equipo interdisciplinario de profesionales de la investigación y el desarrollo tecnológico argentino, que trabajan sobre los límites de nuestros sentidos.

 

 

Nariz electrónica "PAMPA 1"
Respecto al funcionamiento de esta tecnología, deben enumerarse como antecedentes los últimos avances en nanotecnología, el desarrollo de la industria electrónica y en la inteligencia artificial. El equipo E-NOSE ha desarrollado un prototipo de nariz electrónica que llaman "Pampa Nose 2.0" y que contiene 6 sensores tipo MOS (metal-oxido-semiconductor) de óxido de estaño y cuenta también con dos sensores comerciales de temperatura y humedad. La nariz Pampa Nose 1 (2000) se utiliza en aplicaciones medioambientales e industria agro-alimentaria con resultados muy alentadores. Actualmente, se encuentran desarrollando una nueva versión de nariz electrónica la cual permitirá ser utilizada en la industria para aplicaciones ambientales y calidad de alimentos.
Beneficios del proyecto E-Nose

La nariz electrónica puede utilizarse para controlar la calidad del aceite de oliva, carnes, jamones, quesos, vinos, sobretodo en los productos exportables. "La Argentina se esta volviendo uno de los mayores productores mundiales de aceite de jojoba", dice el Dr. Lamagna, "que es la base de los lápices de labios en la industria cosmética. Alemania y Japón son los principales compradores del país. Se exporta cinco veces más que el aceite de oliva. Entonces la gente de Alemania y Japón le piden a los productores que le digan si el aceite es de primera o segunda prensada, de ello depende la calidad. Con la nariz podría reconocerse y decir a los compradores: mire, esto viene con certificado de nariz electrónica".

 

 

Nariz electrónica "PAMPA 2"
Además de narices electrónicas, el grupo del Dr. Lamagna trabaja sobre sensores de gas micromaquinados y dispositivos mems (micro sensores microelectromecánicos), entre otros desarrollos. Por otra parte, el grupo de investigación dirigido por el Dr. Calvo está llevando a cabo un proyecto de Bio-Electrónica Molecular.
Otros proyectos beneficiosos
En este momento tenemos varios proyectos”, cuenta el Dr. Eduardo Calvo, "uno es financiado por Motorola (EU, Arizona) que es un proyecto para construir un transmisor molecular que responda a glucosa, y por lo tanto si yo coloco una gota de sangre en un circuito que contenga uno de esos transistores va a poder detectar inmediatamente cuánta glucosa contiene mi sangre, y en el caso de un diabético es muy importante".

Volver al índice