REVOLUCIÓN MEXICANA | Conclusiones
   La Revolución Mexicana fue el movimiento social de mayor envergadura en el mundo latinoamericano, y uno de los más importantes del mundo occidental por su magnitud y violencia.
   La Revolución Mexicana que comenzó como un cuestionamiento al régimen autoritario de Porfirio Diaz, terminó sacudiendo todos los órdenes de la sociedad. Luego de ella nada permaneció como antes: Toda la sociedad se vió afectada por un conflicto que asumió los ribetes de una verdadera guerra civil, en el que ninguno de los sectores sociales pudo permanecer indiferente o al margen.
   Luego de ella, México consiguió salvar la brecha entre la violencia revolucionaria y la institucionalización, construyendo un orden que haría posible la estabilidad política y la modernización dentro de un nuevo marco de ideales y de propósitos, con un nuevo y mucho más amplio grupo de participantes en el sistema político.
   La reorganización del Estado permitió la profundización de los procesos de industrialización y  urbanización, mientras aparece  el nacionalismo como sentimiento generalizado. La Revolución Mexicana fue un factor decisivo en la pregunta por la nacionalidad, en una etapa en la que descubre que la identidad no es única, y en el que  a partir de ella se asiste a un proceso de revisión y reconstrucción de una nueva nacionalidad.
Arriba