Tema:
                        HISTORIA DE LA ESTACIÓN DE BERNAL.

Objetivo:
                        El objetivo que tenemos es registrar la historia del lugar en el que vivimos, donde vivieron nuestros padres y abuelos. Conocer nuestra ciudad, conocer nuestras raíces, investigar, valorar, comprender, reconocer, entender y entrevistar

Introducción:
                        El municipio está integrado por las siguientes localidades:

  Nuestra estación está ubicada en la localidad de Bernal, ésta, fue construida gracias al Señor Bernal, quien donó sus tierras para construir  la parada de tren y allí fabricaron una casilla como estación, que se encontraba en la calle Espora. Como Don Félix Bernal había hecho la donación del terreno, años después se decidió llamar a la dicha parada con el apellido del ilustre vecino Bernal.
  Elaboramos una línea  histórica desde el origen de la estación. Investigamos en las bibliotecas Mariano Moreno y José Manuel Estrada. Realizamos entrevistas a personas que viven cerca de la estación.

Desarrollo:

  Hasta la inauguración del ferrocarril en 1872, el principal medio de transporte de la Capital Federal a Quilmes, eran las galeras, que al pasar por Bernal tenían su parada en la posta de la calle Montevideo y San Martín. Una segunda parada está situada en San Martín, esquina Lamadrid.
  Recién en el año 1878 y por gestiones de Don Félix Bernal, propietario de una gran extensión de campo en la zona, quien donó la tierra para establecer una parada de trenes, se construyó una casilla para destinarla a la estación, lo que se ubicó en la intersección de la calle Espora y Vías del ferrocarril. Pues ese gesto, más adelante, a la estación se la denomino con el nombre "F. Bernal". La empresa que hacia el servicio de renes se denominaba "Ferrocarril del Sud", que ya explotaba otras líneas en la provincia de Buenos Aires.
  Mas adelante, al pasar todos los ferrocarriles a propiedad del estado, el Sud se denominó "General Roca".
  Debemos acotar que en 1898 era gerente del Ferrocarril a Ensenada un progresista vecino de Bernal, Don Santiago Carraro, fundador del Club Estudiantes, quien años mas tarde vendería a precio irrisorio su casa-Quinta de la calle 9 de Julio- a la sala de Primeros Auxilios, hoy Policlínico de Bernal.

La localidad de "Bernal".

 Podemos considerar que el inicio de Bernal se produjo con la llegada de Don Pedro Bernal en el año 1850. Él trajo luego a otros pobladores entre ellos que se encuentran, los nombres de Tessano, Demarchi, Bagley. En esa época era sólo un lugar de tránsito hacia Quilmes por un camino, que en la actualidad es  la calle San Martín. Las carretas eran tiradas por bueyes y existían postas o pulperías en las cruces de las actuales calles Montevideo y Lamadrid.

Don Félix Bernal (1833-1910).

  Hijo de Don Bosco. Tuvo una destacada actuación pública: fue miembro y presidente del Consejo Deliberante de Buenos Aires en 1871-1872. Estuvo estrechamente vinculado con Adolfo Alsina. Fue director del Banco Nacional, cargo en el que fuera nombrado por el presidente Domingo Faustino Sarmiento (184-1874). Participó en los hechos militares de 1880, fue también senador provincial. La casa de Félix fue alquilada al HogarEscuela Don Bosco en 1939. Hoy se ven allí dos grandes lapachos, sobre la calle Crámer.

El tranvía.

  Descendiente del ferrocarril, fue el primero de a caballo, luego, su funcionamiento fue eléctrico. Iba desde Buenos Aires a Quilmes, pasando por Bernal, desde el 25 de enero de 1904. Primero se usó como transporte para la Cervecería Quilmes y luego fue de pasajeros. Se trataba de la línea 22, situada el 2 de febrero de 1962, por la línea de micros del mismo número.
  Se dijo en aquel entonces del tranvía "...para permitir la radicación de poblaciones obreras, para escapar de la  insalubridad del conventillo, (...) y ayudar a sus hijos el vivificante oxígeno de que gozan en las viviendas suburbanas...". Esta  frase es muy adecuada, ya que nos comprende a quienes elegimos otros parajes para vivir.
  Como complemento del progreso, el primer automóvil a cadena apareció aquí en 1908.

Aquel Tren del Siglo pasado.

  Hasta la inauguración del ferrocarril en 1872, fue el principal medio de transporte de la Capital Federal a Quilmes eran las galeras, al pasar por Bernal tenían su parada en la posta de la calle Montevideo y San Martín esquina; propiedad del señor Tessano antes del Sr. Tollo. La segunda "parada", se realizaba en la otra pulpería situada en San Martín, esquina Lamadrid, perteneciente al Sr. Mereyra.

Línea de tiempo.

1778: Nació Guillermo Wheelwright.
1857: La Legislatura sancionó la Ley de la construcción de un ferrocarril desde Buenos Aires a Ensenada.
1872: Se inauguró el servicio hasta Quilmes. Después de eso, Sarmiento realiza el viaje inaugural hasta Ensenada.
1875: Muere Guillermo Wheelright.
1878: Se gestionó una parada en Bernal.
1880: Venta masiva de las tierras de Félix Bernal.
1887: Se incorpora la segunda vía.
1897: Se incendió la estación central.
1898: Gerente del Ferrocarril Santiago Carraro.
1990: Se inauguró la actual estación construída en mampostería.
1904: El tranvía iba de Buenos Aires a Quilmes pasando por Bernal.
1929: Se inauguró la estación de Don Bosco.
1962: Se sustituyó el tranvía por la línea 22 de micros.
2003: Presidente de la estación: Hugo Osaba.

“La historia de Bernal”

Los Bernal pertenecían a una familia de gran arraigo en la Capital Federal que venia actuando desde la época colonial. Alguien opino que podían descender de un Bernal que llego con Juan de Garay.
En el siglo pasado un descendiente de esa familia, Don Pedro Bernal, se instalo en el cuartel segundo. Del Partido de Quilmes (Bernal) En un campo propiedad de sus mayores; construyo una confortable y amplia residencia. Al poco tiempo en el año 1850 subdivide una parte del campo en chacras, son adonde viven varias familias, algunas transitoriamente.
Ellas fueron Molinas Salas, Ayersa, Tasso, Bagley, 1850 se lo tome como fecha de la fundación de Bernal es tronco de una numerosa familia, uno de sus hijos fue Félix, que nació en Capital Federal, su hermano Eduardo Bernal fue el primer representante que tuvo Bernal ante el Municipio de Quilmes, los demás son, Augusto Bernal, Martina Bernal de Torres, Eliza Bernal de Crisol, Elena Bernal de Guiraldez y Carmen Bernal que se caso con el premio Nobel de química, Dr. Federico Leloir. Antes de morir había adjudicados a sus hijos, Félix y Martina los terrenos actuales de Barrio Parque y al resto, la zona Oeste.
- 1872- El 18 de Abril, se inauguran los servicios del ferrocarril hasta Quilmes.
- 1878- Se deja librado al servicio público el 1er edificio de la estación ferroviaria; levantado en terrenos cedidos por Don Juan Félix Bernal.
- 1900- Se inaugura el Edificio viejo de la actual estación ferroviaria. Años atrás se remolda, el mismo, quedando como lo vemos en la actualidad.
- La Virgen de la Guardia se apareció en Benedetto Pareto el 29 de Agosto de 1940 en lo alto del Monte Figogna, cerca de Genova y le pidió que allí se le edificara un Santuario.
- Los genoveses trajeron la devoción a su Virgen al Barrio de La Boca, Parroquia San Juan Evangelista.
- Con la donación de Don Agustín Pedemonte, llega la Virgen a Bernal. Entre los genoveses y bernalenses se inauguró la 1ra capilla, luego Santuario, el 28 de Abril de 1895.
- El Santuario actual se inauguró el 24 de Agosto de 1974.
En 1939 don Juan llegó con otros 80 compañeros contratados para atender los legendarios coches-motores. En su tierra natal, después de terminar el secundario se había especializado en matricería y cerámica. Entonces iba a empeñar a fondo esa capacitación, porque cuando se inicio la Segunda Guerra Mundial la empresa quebró, y él se quedó en la calle, mientras recién empezaba a conocer nuestro idioma.
Siempre valiéndose en su capacidad, trabajo en distintos establecimientos, en le frigorífico Wilson, en una fabrica de bicicleta y la local Inyecta. Para esa época ya se habían enamorado de Catalina, una yugoslava, a la que conoció bailando en el Club de Alemán de Piñeyro, con quien se casaría y tendría dos hijos: Juan Alberto (54) y Roberto (53).
En 1944, comienza con sus herramientas armando un tallercito donde antes había un gallinero (hoy Lebensobin). Un vecino, Parisi, trabajaba con Ladislao Biro en la Capital y lo presenta para ofrecerles sus servicios. El inventor del bolígrafo tuvo problemas en la calidad de la punta del producto. Don Juan los resolvió en su taller y empezó a fabricarlas con sus rudimentarias maquinas.
Resultaron “perfectas”, le dijeron. Y cuando Biro vendió su empresa a Parker, él patentó su propia marca “perfecta”.
Y así comenzó el crecimiento. Después de los bolígrafos, iniciaron la producción de lapiceras fuente. Viajo a Suiza para adquirir maquinas que balizaban hasta 14 operaciones. A veces, en las fiestas familiares, daba rienda suelta a su único hobbie: tocar el acordeón o violín valses vieneses y música tradicional europea.
Hoy lo sigue haciendo, casi sin darse cuenta que es uno de los tesoros humanos de Quilmes.

“Las campanas de Cordenons. Un milagro de navidad”

Un da de junio de 1951, partía de Cordenous (Italia) para la Argentina, un joven emigrante de 22 años, llamado Gilberto Bianchet, iba en el autobús hacia el puerto de Génova. Al pasar frente a la iglesia, le pidió al conductor que se detuviera y parase el motor, era el único pasajero y quizás por ultima vez replique de las campana que había escuchado desean su reconocimiento. Dieron las 12 campanadas inconscientemente él ligo ese numero a su futura ausencia. Llego a la Argentina y pasado el tiempo, se caso con una joven de su mismo pueblo, y se radicaron en Barrio Parque Bernal.
En diciembre de 1984 recibe a su casa, para las fiestas navideñas, al señor Renato Appi, poeta y escritor de su pueblo y juntos participan de la misa de Gallo en la Iglesia de nuestra Sra. De la Paz, al finalizar el acto religioso al Sr. Appi le pregunta a Biandut: -¿Aquí no acostumbren a hacer replicar las campanas de navidad?-.
La respuesta de Biro fue: -No tenemos campanario ni campanas-.
Y en ese momento se produjo el milagro de navidad. El Sr. Appi mediría en Cordenons para que aquel pueblo donase las campanas al pueblo Barrio Parque, estableciendo un puente de amistad entre los dos pueblos.
Allá en Italia pusieron a la obra, se hicieron tribunales folclóricos para recaudarse fondos, colaboro el Municipio y las asociaciones de jubilados. Campanas que hoy luce el campanario, fueron encargadas en una fundación del Veneto, que desde 1453, se dedica a la fabricación de estas piezas con verdadera maestría.
Por fin, el domingo 6 de mayo de 1990, fueron inauguradas. En homenaje a Gilberto Bianchet, el reloj tiene sus manecillas indicando las doce menos diez, aquella hora de la partida de su pueblo natal y la que nació esta historia.
La confección de las campañas es perfecta. Su pulido es de color oro, y sus sonidos son del timbre indicado exacto, fueron verifcados por el vecino de la iglesia y músico señor Karinkantata.
Las campanas de Cordenons, son una verdadera obra de arte.

“Los primeros auxilios”

Una de las primeras adquisiciones fue una camilla de mano, usada para el transporte de heridos y enfermos. Al recibirse el aviso se tiraba una bomba para llamar a los bomberos. Salían con la camilla y andaban a pie, iban en busca del herido o del enfermo, en Los Hornos o en Villa la Perla. Luego ponían al paciente en la camilla y volvían a caminar su largo trayecto con la angustia de llegar a tiempo a la sala, donan bajo la dirección en otros hombres voluntarios, se realizarían la primer cura.
Cuando se trataba de un caso grave se requería internación en un hospital, se pedía a la Cervecería de Quilmes una zona (pequeño tranvía de carga) que gratuitamente enviaba la dirección de la empresa. También acompañaba al herido o paciente; lo entregaba generalmente ,en el Hospital Fiorito de Avellaneda

 “El primer vehículo”

Un día Emilio Guillen aviso que la chatita transporte ya estaba lista .Donde se levanta la galería 9 de julio esta ubicada la herrería y la fabrica de carruajes de Guillen. De ahí salieron los bomberos arrastrando la chatita transporte rumbo al Cuartel ubicado en Avellaneda y Maipu. La junta de caballos La tenían prometida pero primero quisieron tener en caso en medio de transporte. A las tres de la madrugada llego un agente de policía trayendo una noticia: incendio del almacén de Bono en la calle Mitre (hoy Dardo Rocha) de Los Hornos (hoy Bernal Oeste). Se tiraron las tres bombas en reglamento. La chata estaba cargada con los materiales, pero no había caballos. Sin pensarlo dos veces todos ellos comenzaron a arrastrar la chata con su valiosa carga para apagar el incendio.

“La casa propia”

El 7 de octubre de 1922 se realizó una histórica reunión donde se comunicó que se había adquirido una amplia casa quinta en pleno centro de Bernal, propiedad del señor Santiago Carrasco, quién además donaba a la institución un lote de 700 varas junto a la propiedad.
El 15 de abril del año siguiente se firmó la escritura para la casa quinta Los Niños, hoy ocupa el hospital Dr. Julio Méndez y que fue sede del cuartel hasta 1968. El 20 de enero de 1924 se realizó la fiesta: Bernal vivía un día histórico.
Con la presencia del gobernador de la provincia, Doctor José Cantillo, miembros de su gabinete, las autoridades municipales, y cuerpos de bomberos de la provincia de Buenos Aires se da por habilitado el nuevo cuartel, construido con ese fin y la primer casa propia del cuerpo bernalense.
El 14 de noviembre de 1926 el cuerpo de bomberos recibió su primera motobomba. Después se adquiriría un auto transporte para acoplar la bomba. Este año se decidió festejar el aniversario de la institución, sus once años.
La década del 30 encontró a un Bernal distinto. Mas calles asfaltadas, Don Bosco y Barrio Parque eran realidades. La Sala de Primeros Auxilios pasó a ser un Hospital Vecinal. Esto obligo a un año de denominación institucional. En Asamblea General del 22 de abril de 1934, se aprobó el nombre de Sociedad Bomberos Voluntarios y Hospital Vecinal doctor Julio Méndez.
A comienzos de la década del 50, Bernal ya era otra ciudad; ya tenía mas de 100 habitantes.

“La segunda fundación”

En julio de 1953 iniciaron su etapa de institución, detenido a lo largo de 39 años, en lo que se conoció luego la etapa de la institución.
Así, el 21 de julio de 1953, nació la sociedad de Bomberos Voluntarios de Bernal que con una comisión provisoria, como en 1914, se lanzó con la consigna de “empezar de nuevo”. Riega nombrado presidente de la comisión provisoria, el cuerpo tenia 98 socios registrados.
Cuando Riego dejó su cargo lo remplazó Ingrassio, un apellido ligado a la historia del cuerpo. En el año 1954, y pronto a festejar el 40º aniversario, la Sociedad Bomberos Voluntarios de Bernal contaba con 1400 socios que aportan $3500 mensuales.
Esta descripción histórica implica un reconocimiento y un compromiso. Un reconocimiento a los fundadores de la Vieja Compañía General de Fósforos y de quienes le sucedieron en la Papelera Argentina y hoy Celulosa Argentina. Reconocimento a toda la comunidad bernalense. Reconocimiento y compromiso a todos ellos apellidos bernalenses de familias numerosas que fueron hacedores en el desarrollo de este polo industrial Papelero.

“Origen del cuerpo de bomberos”

En la calle Belgrano al 200 existía en aquel entonces un taller en el que se hacía toda clase en trabajos de herrería. Cuando terminaba la jornada de trabajo, el taller se convertía en una especie de punto de reunión. Surgió entonces la desición de fundar el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Bernal.

La localidad de "Bernal"

Podemos considerar que el inicio de Bernal se produjo con la llegada de Don Pedro Bernal en el año 1850. Él trajo luego a otros pobladores entre ellos que se encuentran, los nombres de Tessano, Demarchi, Bagley. En esa época era sólo un lugar de tránsito hacia Quilmes por un camino, que en la actualidad es la calle San Martín. Las carretas eran tiradas por bueyes y existían postas o pulperías en las cruces de las actuales calles Montevideo y Lamadrid.

Don Félix Bernal (1833-1910)

Hijo de Don Bosco. Tuvo una destacada actuación pública: fue miembro y presidente del Consejo Deliberante de Buenos Aires en 1871-1872. Estuvo estrechamente vinculado con Adolfo Alsina. Fue director del Banco Nacional, cargo en el que fuera nombrado por el presidente Domingo Faustino Sarmiento (184-1874). Participó en los hechos militares de 1880, fue también senador provincial. La casa de Félix fue alquilada al HogarEscuela Don Bosco en 1939. Hoy se ven allí dos grandes lapachos, sobre la calle Crámer.

El tranvía.

Descendiente del ferrocarril, fue el primero de a caballo, luego, su funcionamiento fue eléctrico. Iba desde Buenos Aires a Quilmes, pasando por Bernal, desde el 25 de enero de 1904. Primero se usó como transporte para la Cervecería Quilmes y luego fue de pasajeros. Se trataba de la línea 22, situada el 2 de febrero de 1962, por la línea de micros del mismo número.
Se dijo en aquel entonces del tranvía "...para permitir la radicación de poblaciones obreras, para escapar de la insalubridad del conventillo, (...) y ayudar a sus hijos el vivificante oxígeno de que gozan en las viviendas suburbanas...". Esta frase es muy adecuada, ya que nos comprende a quienes elegimos otros parajes para vivir.
Como complemento del progreso, el primer automóvil a cadena apareció aquí en 1908.

Hogar - Escuela.

Funcionaba en lotes ubicados en las actuales Deán Funes y Crámer, dependía de la Parroquia Nuestra Señora de La Guardia y lo atendían las señoritas Nieto, bajo la dirección del Padre Ochoa. Cuantos chicos de aquellos años se reunieron allí para hacer lo que hoy llamaríamos jardín de Infantes, y después iban a hacer el primario al colegio de los curas o a la "Mac Kay", actual Nº 6.

¿Cuántos son los habitantes de Quilmes?

*1.730- Cuando era el pago de Magdalena, sin datos.
*1.780- Se crea la Parroquia de Quilmes, sin datos.
*1.811- La compañía circundante a Buenos Aires, 800 habitantes.
*1.815- Censo de Quilmes, 924 hombres y 961 mujeres.
*1.821- Censo de Quilmes, integrado con Lomas de Zamora, 7.140 habitantes.
*1.869- Censo de Quilmes, 6.809 habitantes.
*1.895- Censo de Quilmes, 12.048 habitantes.
*1.900- Censo de Quilmes, 38.800 habitantes
*1.914- Censo de Quilmes, 37.783 habitantes.
*1.947- Censo de Quilmes, sin Berazategui
*1.960- Censo de Quilmes, sin Berazategui, 317.783 habitantes.
*1.970- Censo de Quilmes, 335.300 habitantes.
*1.980- Censo de Quilmes, 446.600 habitantes.
*1991- Censo de Quilmes, 511.763 habitantes. En este censo dio una población total para Bernal de 111.361 habitantes, de los cuales, 53.916 eran hombres y 57.445 mujeres.

Aquel Tren del Siglo pasado.

Hasta la inauguración del ferrocarril en 1872, fue el principal medio de transporte de la Capital Federal a Quilmes eran las galeras, al pasar por Bernal tenían su parada en la posta de la calle Montevideo y San Martín esquina; propiedad del señor Tessano antes del Sr. Tollo. La segunda "parada", se realizaba en la otra pulpería situada en San Martín, esquina Lamadrid, perteneciente al Sr. Mereyra.

"El  Ferrocarril"

 El ferrocarril  fue  el factor  preponderante  para la  promoción  del progreso en las zonas  que atravesaba. Bernal  debe fundamentalmente a este  avance técnico y  la familia  Bernal su formación  y evolución .   El ssiglo XXI fue testigo del gran  proceso industrial.

   El 18 de Abril de 1872 se inauguró el servicio  hasta Quilmes  y el 30 de diciembre  del mismo año el Presidente  Domingo  Faustino Sarmiento , con todo sus ministros  realiza el viaje inaugural hasta Ensenada.

   El hijo de Don Bernal , Félix, usaba este servicio hasta Quilmes  y luego debía  volver  hasta su propiedad, por medios propios. Por tal motivo gestionó  una parada  que se concretó  en 1878. Para ello cedió las tierras  para construir  una estación . Nació así  la estación  de BERNAL, nombre  que hizo extensivo a todo l lugar. En  aquel momento   era el Km.17,10 desde  la estación central.

A partir  de aquí  Félix  inició  la venta masiva  de las tierras  del lado  Oeste de la  estación, en 1880; reservando las del lado este  para su residencia  y sus familiares.

   Estas  tierras constituían  las Quintas  de Félix  Bernal  y El Tala .

   El primer  apeadero  fue una modesta  casilla  ubicada  en la actual  barrera  de Espora  y Uriburu. En el año 1.900, con el crecimiento poblacional , se inauguró  la actual estación  construida  en mampostería, con tejas importadas de Marsella. Mucho después  se construyó  el túnel  peatonal. Había  tres entradas  para carruajes  para las Quintas: la de la calle Espora: la de Deán  Funes  y otra  en la actual Mariano Moreno y Zapiola ; con idéntico  pilares  ya desaparecidos , hoy evocada en una empalizada  de madera  ferroviario tradicional y una inscripción  que dice: Entrada- Quinta " El Tala ".  Lo curioso, es que en ese entonces, en Bernal. los pasos a nivel tenían  guardabarreras las 24 horas. La entrada peatonal  a la Quinta  de Don Félix se halla aún  con dos pilates  en el Centro  de la Estación  sobre la calle Uriburu.

   Primitivamente  se trata  de una sola vía  sobre tierra, sin piedra-balaceo, que se  tornaba movediza luego de las lluvias. La segunda vía  se incorporo  en 1887.

   El 18 de Abril de 1872, el ferrocarril llegó a Quilmes  y entre  los pasajeros  del primer viaje estaban además de Don Guillermo Wheelwright, a quien  le debemos  la llegada  del ferrocarril, el gobernador  de la provincia  doctor  Emilio Castro, el  ministro Dalmacio Velez , el obispo Amerios y otros 600 pasajeros. La ciudad de Quilmes  toda  embanderada los recibió  con un acto  en la municipalidad.

   Más adelante inició  también  la construcción  del puerto de Punta Lara, cuyo muelle se habitó en 1874.

El ferrocarril (medio de locomoción)

Los medios de locomoción aceleraron el progreso de la zona. Como consecuencia se fueron desarrollando los servicios públicos indispensables Así se desarrolla nuestro progreso. Se deja librada al servicio público el primer edificio de la estación ferroviaria, en terrenos cedidos por Félix Bernal y se le impone el nombre del donante. En el año 1900 se inaugura el edificio actual de la estación. El ferrocarril había llegado a Quilmes en 1872 y comienzan a aparecer los primeros transportes locales, coches de alquiler con dos caballos, que tenían sus paradas en la estación 

El tranvía 

El tranvía, descendiente del ferrocarril, fue primero de a caballo, luego, su funcionamiento fue eléctrico. Iba desde Buenos Aires a Quilmes, pasando por Bernal, desde el 25 de enero de 1904. Primero se uso como transporte de la Cervecería de Quilmes y luego fue de pasajeros. Se trataba de la línea 22, sustituida el 2 de febrero de 1962, por la línea de micros del mismo numero.

"Los pilares de la estación"

       Los dos pilares de la mampostería sobre la ex-barrera de la calle Deán Funes, eran los que enmarcaban la entrada de carruajes de la Quinta de Don Félix Bernal.  

"El primer medico de Bernal"

 El doctor Gaspar Sanguinetti oriundo de Paraná, provincia de Entre Rios; llegó a Bernal, ya como, como medico, en el año 1911 y estableció su consultorio en forma permanente en su casa quinta señorial sobre la calle Belgrano, esquina Avellaneda, a la que llamará" La Rubina", en recuerdo a si hija tempranamente fallecida.

" Pedemonte, el genovés"

Agustín Podemonte nació en Villa La Polcévera en 1849; de muy lejos se instala en Buenos Aires. Su devoción y su afán de progreso, lo llevan e Bernal , para lo cual dona una gran cantidad de tierras destinadas a levantar una capilla y un colegio, inaugurado en 1895. En 1903 funda el Circulo Católico de Obreros. Tras gestiones suyas , la Capilla e Bernal es convertida e Parroquia. Es un hecho por pocos conocidos, que la primera comunicación radiotelegráfica de nuestro país, la llevó a cabo el ingeniero italiano Guillermo Marconi en Bernal , en 1910.

"La primera escuela de Bernal"

Hasta el año 1894 Bernal no poseía escuelas públicas . El Consejo Escolar de Quilmes, presidido por Don Eduardo Otamedi, dispone trasladar por falta de alumnos a la Escuela Rural Mixta Nº 6 del cuartel (Florencio Varela) al cuartel 2º (Bernal), a dos kilómetros y medio de la cabecera del Partido de Quilmes .

La escuela se trasladó a Bernal y se instaló en la avenida San Martín casi esquina Castro Barros, en una propiedad de Don Domingo Fressone. Es nombrada directora la Srta.Angela Guany. La inscripción inicial fue de 53 alumnos. A l finalizar el año el número de alumnos había aumentado a 70.

En el año 1898 la matrícula es de 107 alumnos, desempeñándose como maestras, la hermana de la directora Clorinda Guany y las señoritas Bonis y Olivieri. El mismo año la escuela cambió de local y funcionó en la calle 25 de Mayo casi San Martín en una propiedad del Sr. Manuel Peri. Estuvo hasta el año 1901 en que volvió a su antiguo local de la calle San Martín. Se produce el fallecimiento de la directora Srta. Guany, se la recordará como la primera maestra de Bernal.

La reemplaza por poco tiempo la Srta. Juana María Cabrera , hasta que en en 1902 es designada la Srta. Marty de Mac Kay, como colaboradores a tres maestras: Patrona Morris , Agnes Mac Kay y Amelia Abasca. Se consolida la escuela , por el Nº de alumnos y los ex alumnos olvidarán muchas veces el Nº 6 , para llamarla a la " Escuela Mac Kay". Este homenaje, refleja la capacidad y el cariño que supiera transmitir sus alumnos.

“Bernal - Historia y futuro”

El punto de referencia como en toda ciudad atravesada por vías, es la estación, se sabe que en 1878, Don Félix Bernal donó las tierras para establecer una parada. De trenes. En la intersección de la calle Espora y las vías se construyó una casilla para destinarla a la Estación. La empresa era” Ferrocarril de Buenos Aires a Ensenada” del SID.
May adelante los ferrocarriles e manos del Estado se denominó “General Roca “.
En 1900 se inauguraron el edificio de la estación frente a la calle 9 de Julio , que corre paralela a las vías . En los últimos años resigno parte de su creación crece incesantemente y le suma a Bernal un poco educativo y cultural de importancia nacional , acompañado de un movimiento constante de jóvenes
“El tren se desplaza plácidos a través de esos campos luminosamente verdes, salpicados de los frutos dispares que generosamente regalaba la tierra … Buenos Aires respiraba leguas atrás, y el quilmas de la Reducción estaba próximo , tal es la ubicación de ese mágico paraje que nos esta silenciosamente invitado a afincarnos en ele …”
Tal vez así , un lejano pasajero , hubiera descrito su paso por lo que hoy es Bernal , es un lejano 1872 ; historia que “oficialmente “ comienza en 1850 cuando Pedro Bernal lotea parte de sus tierras al , por entonces, Cuartel 2º del partido de Quilmas .
“…Me detuve y alzándome sobre la montadura , cerré los ojos y respire hondo, lentamente los campos se transformaban con el rojizo atardecer que me veía cabalgando por el Monte de las Peras … Del otro lado de las vías del Ferrocarril , la quinta de Don Ranguito , tenazmente cultivada , ofrecía una gran variedad de verduras que los carros llevaban a la Capital… Al fin detuve mi marcha y – que Dios me proteja – no resistirme a la tentación de las sandias."