PROCESO PRODUCTIVO

VINO BLANCO

1º paso – Recepción de la uva:

La uva es cosechada, recibida y seleccionada de la misma forma que en el proceso productivo del vino tinto

Terminado este procedimiento comienza el proceso de producción propiamente dicho de la bodega.

2º paso – Molienda:

La etapa de molienda comienza por el traspaso del contenido de los tachos a la cinta transportadora.

Al final de la cinta transportadora encontramos la moledora, donde se produce el molido del grano de la uva.

El mosto y el orujo producidos caen en la bomba mohíno ubicada debajo de la moledora, esta, a diferencia del proceso del tinto, es la encargada de llevar el mosto y el orujo producidos hacia el intercambiador de calor

El intercambiador de calor es un circuito de conductos por donde pasa el vino en un conducto encapsulado por otro conducto en el que circula glicol con agua en la dirección contraria a la de circulación del vino. El glicol tiene la función de evitar que se congele el agua.

A continuación vemos el circuito de conductos:

Desde este conducto, tanto el orujo como el mosto, siguen su recorrido hacia los tanques de fermentación

3º paso – Prensado neumático:

Entre el séptimo y el décimo día, el mosto y la piel con signos de fermentación, pasan por la prensa neumática, encargada de separar el mosto fermentado del hollejo. Para que esto se lleve a cabo se extrae de los tanques de fermentación la mezcla de hollejo y mosto.

Una vez terminado el proceso de prensado se envía nuevamente el mosto hacia otros tanques.

Con respecto al orujo y al escobajo, estos son transportados de la misma manera que en el proceso productivo del vino tinto.

4º paso – Clarificación:

Según el mosto que se quiera tratar se utilizan enzimas pectolícticas, SO2, clara de huevo, etc. para lograr así una sedimentación de materiales pesados e insolubles. Ya pasadas las 10 horas se saca el jugo clarificado desde la parte superior del tanque.

5º paso – Primer Filtrado:

Este proceso se lleva a cabo a través del filtro de vacío, que vemos a continuación:

En este entra el mosto impulsado por la bomba a pistón y debe atravesar un tambor impregnado de tierra filtrante para así eliminar la borra que contiene, para que esto suceda la máquina crea en el interior de este tambor un vacío a través de una bomba de vacío incorporada.

6º paso – Fermentación:

Luego de haber sido filtrado el mosto se lo envía a tanques de fermentación, donde se debe cuidar la temperatura, el contenido de azúcar, la levadura seleccionada, etc.

Siempre se trata de mantener el mosto entre los 18 y 21º C para controlar la fermentación.

Este proceso dura alrededor de 15 días.

7º paso – Sulfitación:

A los días de haber terminado la fermentación, se agrega una dosis de SO2 para interrumpir las actividades microbiológicas y mantener el ácido málico, con lo que se le da estructura al vino.

8º paso – Sedimentación:

Luego de tres semanas el vino se descuba trasladándose a otro tanque con una bomba a pistón, dejando en el primero las sedimentaciones. Hay que tener el cuidado de que en el segundo tanque no quede aire para que no se produzcan oxidaciones.

9º paso – Segundo filtrado:

Después de haber precipitado por segunda vez el vino se lo filtra por segunda vez con el filtro de discos, de esta manera le quitamos al vino las partículas en suspensión

10º paso – Tercer filtrado:

El vino que proviene de los tanques pasa por el filtro de placas, y luego por el filtro de cartuchos, impulsado por una bomba.

        

 

 

 

 

 

 

11º paso – Fraccionamiento:

Después de haber sido filtrado, el vino llega a la llenadora, donde la botella es enjuagada, secada, llenada y tapada, luego es encapsulada y etiquetada. Todo esto se produce con la misma maquinaria utilizada en el fraccionamiento del vino tinto.

 

DIAGRAMA DE FLUJO

 

    Página principal