Tornados

 

MARCO TEÓRICO

ENTREVISTAS
BIBLIOGRAFÍAS
CONCLUSIÓN
Experiencia en el desarrollo del proyecto y personal de los integrantes del equipo O.N.I.
 

¿Qué es un tornado?

Un tonado es un vendaval muy violento caracterizado por una nube giratoria en forma de embudo. Se genera durante tormentas eléctricas (o, en ocasiones, como resultado de un huracán) y se produce cuando el aire frío se extiende sobre una capa de aire caliente, obligando al aire caliente a elevarse rápidamente. Los daños que ocasiona un tornado son el resultado de la alta velocidad del viento y los escombros arrastrados por el viento. La temporada de tornados generalmente es de marzo a agosto, aunque los tornados pueden presentarse en cualquier época del año. Suelen producirse por las tardes y noches: más del 80 por ciento de todos los tornados se desencadenan entre el mediodía y la medianoche

Cuando amenaza un tornado, las personas necesitan un lugar seguro donde ir y tiempo para llegar ahí. Aun con los adelantos en la meteorología, los tiempos de advertencia pueden ser cortos o imposibles en algunas ocasiones. Se salvan vidas cuando las personas reciben y comprenden la advertencia, saben qué hacer y conocen el lugar más seguro a donde ir.

Cuando se aproxima un tornado, usted sólo cuenta con muy poco tiempo para tomar decisiones de vida o muerte. La planeación por adelantado y la respuesta rápida son las claves para sobrevivir a un tornado.

Antes de un tornado:

Realice simulacros de tornado cada temporada de tornados.

Designe un área en la casa como refugio, y practique haciendo que todos en la familia vayan ahí en respuesta a una amenaza de tornado.

Analice con sus familiares las diferencias entre una "vigilancia de tornado" y una "advertencia de tornado".

Póngase en contacto con la oficina local de manejo de emergencias

Qué hacer durante un tornado

Si se encuentra en casa:

Si cuenta con un cuarto seguro o refugio adaptado vaya ahí de inmediato.
Vaya enseguida a un cuarto interior, sin ventanas; sótano o al nivel más bajo del edificio.
Si no hay sótano, vaya a un pasillo interior o cuarto pequeño interior sin ventanas, como un baño o un clóset.
Aléjese de las ventanas.
Métase debajo de un mueble resistente, como un banco de trabajo, mesa o escritorio pesado y sujétese de éste.
Use los brazos para proteger la cabeza y el cuello.
Si se encuentra en una casa móvil, salga y busque refugio en algún otro lugar.


Si se encuentra en el trabajo o en la escuela:

Vaya al área designada en su plan contra tornados.
Evite los lugares con techos amplios, como auditorios, cafeterías, pasillos largos o centros comerciales.
Métase debajo de un mueble resistente, como un banco de trabajo, mesa o escritorio pesado y sujétese de éste.
Use los brazos para proteger la cabeza y el cuello.
 

Si se encuentra a la intemperie:

Si es posible, entre en un edificio.
Si no hay un refugio cerca o no tiene tiempo de refugiarse en interiores, acuéstese en una zanja o área que esté en un nivel bajo o acuclíllese cerca de un edificio fuerte. Tenga cuidado con la posibilidad de que se produzca una inundación.
Use los brazos para proteger la cabeza y el cuello.


Si se encuentra en un automóvil:

Nunca trate de ganarle a un tornado conduciendo en un automóvil o camioneta.
Baje del automóvil inmediatamente y busque refugio en un edificio cercano.
Si no tiene tiempo de refugiarse en interiores, baje del automóvil y acuéstese en una zanja o área que esté en un nivel bajo, lejos del vehículo. Tenga cuidado con la posibilidad de que se produzca una inundación.
Cuando se aproxima un tornado, usted sólo cuenta con muy poco tiempo para tomar decisiones de vida o muerte. La planeación por adelantado y la respuesta rápida son las claves para sobrevivir a un tornado.

Después de un tornado

Ayude a las personas lesionadas o atrapadas.
Proporcione primeros auxilios cuando sea necesario.
No trate de mover a las personas gravemente heridas, a menos que se encuentren en peligro inmediato de sufrir más lesiones.
Solicite ayuda.
Si percibe olor a gas, no prenda ningún aparato o interruptor. Esto incluye usar teléfonos, linternas o un teléfono celular.
Prenda el radio o la televisión para oír la información de emergencia más reciente.
Aléjese de los edificios dañados. Regrese a casa sólo cuando las autoridades digan que no hay peligro.
Use el teléfono sólo para hacer llamadas de emergencia.
Limpie los derrames de medicamentos, blanqueadores, gasolina u otros líquidos inflamables de inmediato. Salga del edificio si huele a gas o a emanaciones químicas.
Tome fotografías de los daños, tanto de la casa como de su contenido, para efectos del seguro.
Recuerde ayudar a sus vecinos que puedan requerir asistencia especial: niños pequeños, ancianos y personas con discapacidades

 
      Sitio desarrollado por alumnos del Colegio Pablo Pizzurno - Jujuy - Argentina
       Para las Olimpiadas Nacionales de Contenidos Educativos en Internet -
 "Carlos A. Tapia"