| ALCOHOLISMO | DROGADICCIÓN | ADOLESCENTES | DOCENTES | PRINCIPAL |
Drogadicción
La droga es un camino sólo de ida... ¡No lo transites!
       

  
        
       
      



 

Si bebes alcohol, ¡hazlo con moderación!

Drogas

El nombre de droga se aplica a toda sustancia que, introducida en el cuerpo por cualquier procedimiento (inhalación de vapores o humos, ingestión, inyección), actúa sobre el sistema nervioso central del individuo, provocando una modificación de su estado psíquico que resulta placentera.

Una característica de las drogas es que su uso continuado produce adicción. Ésta puede consistir solamente en una dependencia psíquica; una persona adquiere este tipo de dependencia cuando al dejar de tomar la droga se siente inquieta y deseosa de volver a tomarla. Pero la dependencia también puede ser física; este tipo de dependencia es más grave, pues significa que al dejar de tomar la droga se producen trastornos fisiológicos en el organismo, tales como náuseas, dificultad para conciliar el sueño, sensaciones de angustia o terror, pulso acelerado, etc.. El conjunto de estos trastornos se denomina síndrome de abstinencia.

Otra importante característica de muchas drogas es que causan tolerancia, o facultad de soportar el uso continuado o creciente de éstas, lo cual hace que el adicto deba aumentar la dosis para sentir los mismos efectos placenteros. Ello es muy peligroso, ya que se puede llegar a la administración de dosis mortales.

Desde el comienzo de la civilización, casi todas las sociedades han consumido, individual o colectivamente, sustancias naturales para atenuar el dolor o para exaltar los sentidos más allá de la experiencia cotidiana, e incluso para, a través de ellas, como parte de ceremonias y rituales mágicos, comunicarse con los espíritus o con los dioses. Sólo desde hace escasos decenios, el desarrollo de la ciencia moderna ha introducido el uso médico de las drogas, mediante el aprovechamiento de algunas de sus propiedades terapéuticas. Paralelamente, y sobre todo en la segunda mitad del siglo XX, todas las naciones industrializadas se han visto afectadas por una verdadera epidemia social de consumo de drogas, las cuales han desbordado el ámbito de los grupos minoritarios que hacían uso de ellas.

Marihuana

Se obtiene a partir de las hojas de cannabis sativa, planta de origen tropical. Por lo general con el polvo obtenido del procesamiento de las hojas se elaboran cigarrillos, se hacen infusiones o se mezcla con alimentos.

Sustancia nociva: tetrahidrocannabinol (THC.).

Efectos: Es un alucinógeno. Produce sensación de relajación, euforia, taquicardia, alucinaciones y percepción alterada de los sonidos, colores e imágenes.

Consecuencias: irritación bronquial, bronquitis, laringitis. Al igual que el tabaco puede ocasionar cáncer de pulmón. En el aspecto psicológico genera disminución de la atención y de la concentración y pérdida de la memoria. También produce daños en las células del cerebro. Otras consecuencias de la utilización de marihuana son: alteraciones en las funciones reproductoras, impotencia sexual, desnutrición y fetos defectuosos en el caso de mujeres embarazadas consumidoras.

Órganos afectados: el aparato respiratorio es uno de los órganos más perjudicados, puesto que altera el normal funcionamiento de los pulmones (cáncer); da origen a problemas digestivos (vómitos, náuseas, etc.) y produce efectos negativos en el sistema hormonal y reproductor como así también a nivel cerebral.

Cocaína

Se extrae de las hojas de la planta de coca y después de varios procesos químicos se obtiene la droga. Es un alcaloide incoloro, sólido, cristalino y muy nocivo para la salud. Esta sustancia es ilegal.

La cocaína es la única droga que se puede: inhalar a través de las vías nasales, fumar o bien ser inyectada por medio de una aguja directamente hacia la corriente sanguínea. Este último modo de administración es como llegar al último escalón de la adicción; es muy difícil su recuperación.

Sustancia nociva: benzoilmetilecgonina. Asimismo, cabe mencionar a todas las sustancias químicas usadas para su elaboración: ácido sulfúrico, gasolina, acetona, benceno, kerosene, cal, etc..

Efectos: Actúa como estimulante. Además causa: excitación, euforia, reducción de la fatiga (lo que produce una sensación de omnipotencia), psicosis, angustia y terror.

Consecuencias: intoxicación, perforación del tabique nasal, problemas cardíacos, impotencia sexual, desnutrición y/o pérdida de peso, problemas hepáticos, muerte súbita y paro cardiorrespiratorio. Es frecuente que la cocaína genere dependencia psicológica, por lo cual el adicto no puede llevar a cabo sus tareas (estudiar, trabajar, etc.) ni relacionarse sin administrarse una dosis de la droga ("ahora sí lo puedo hacer" o "ahora me siento mucho mejor").

Órganos afectados: Provoca inflamación de las mucosas nasales, anomalías cardíacas, en la nariz, en los pulmones y en el aparato digestivo. También crea dificultades en el aspecto psíquico ya que el cerebro se ve afectado.

Alcohol, marihuana y cocaína: “hermanos inseparables”

"El alcohol representa una droga 'lícita' con la cual se inician los jóvenes en el vicio adictivo porque es barato, accesible y socialmente aceptado". (Carlos Briner, médico del Complejo Asistencial Bell Ville).

“El exceso en el consumo de alcohol suele ser el primer paso antes de probar marihuana y/o cocaína. El alcohol es, en muchos casos, el camino a la droga y muchísimos jóvenes han comenzado a transitarlo”. (Gustavo Ballas, ex campeón mundial de boxeo y adicto en recuperación).

Obra musical: Adagio for strings, opus 11

Compositor: Samuel Barber (1910 - 1981)

 

 
 
 




 

 PÁGINA PRINCIPAL

Copyright I.P.E.M. N° 87 "Robertina Moyano de Sastre" (Anexo). Justiniano Posse. Córdoba. Argentina.