El voleibol fue creado en 1895 por William Morgan, un americano que por aquel entonces era director de educación física de la Asociación Cristiana de Jóvenes (ACYM) en la ciudad de Holyoke, Massachussets, Estados Unidos. Por ese tiempo, el deporte de moda era el básquetbol, que había sido creado tres años antes obteniendo una rápida difusión. Sin embargo, era un juego muy pesado para las personas de edad. Por esta razón, Morgan idealizó un juego menos cansador, destinado a los asociados mayores de ACYM. El juego consistía en una red similar a la del tenis, a una altura de 1,83 metros, donde una cámara de la pelota de básquetbol (o la pelota en sí misma) era golpeada a uno y otro lado de la red con las manos. Así apareció el voley, al que Morgan bautizó con el nombre de mintonette.

Como la primer pelota usada era muy pesada, Morgan pidió a la firma A.G. Spalding & BROS. la producción de un balón específico para este deporte. Se implementó entonces una cámara de caucho cubierta con cuero o lona de color claro, más liviana y fácil de identificar. En 1896, la firma Spalding publicó un reporte con el nuevo juego y sus reglas, informe que fue incluido en el Libro del Atleta de la ACYM. Allí se establecía que la cancha de voley medía 15,35 m de largo y 7,62 m de ancho, un poco menor que las actuales de 18m por 9m, respectivamente, y que la red tenía una altura de 1,98m. Aunque se hicieron varias modificaciones a lo largo de los años, recién en 1918 se limita el número de jugadores a 6, y 4 años más tarde se introduce la reglamentación que permite tocar sólo 3 veces la pelota antes de pasarla al campo contrario.

Al principio, el mintonette se restringió a la ciudad de Holyoke y al gimnasio que William Morgan estaba manejando. Pero un año más tarde, en una conferencia en la Universidad de Springfield, dos equipos de Holyoke hicieron una demostración y el juego empezó a gustar, extendiéndose a Springfield y otras ciudades de Massachussets y Nueva Inglaterra. Allí mismo, el Dr. A.T. Halsted sugirió que su nombre fuera cambiado por el de volley-ball (descarta la pelota), en vista a la idea básica del juego.

En América del Sur, el primer país en saber del voley fue Perú, en 1910, a través de una misión gubernamental que tenía el fin de organizar la educación primaria del país.

Sin embargo, el primer campeonato sudamericano fue patrocinado por la Confederación Brasileña de Voley y se realizó en Río de Janeiro, entre 12 y el 22 de septiembre de 1951, siendo campeón Brasil, en el masculino y en el femenino.

Pero, todavía faltaba una entidad que aunara al voley en todo el mundo, y el 20 de Abril de 1947, en París, se fundó la Federación Internacional de Volleyball (FIVB), como un acuerdo entre Brasil, Egipto, Francia, Holanda, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, Rumania, Checoslovaquia, Yugoslavia, Estados Unidos y Uruguay, presidida por el francés Paul Libaud.

Dos años después, en Praga, Checoslovaquia, se disputó el primer Campeonato Mundial, que fue ganado por Rusia. En cuanto a nivel olímpico, el voley fue admitido en septiembre de 1962, en el Congreso de Sofía. Su primera disputa en este terreno fue en los Juegos de Tokio, en 1964, siendo el primer campeón Rusia, y Checoslovaquia y Japón medalla de plata y bronce respectivamente.

Finalmente, en 1989 comenzó a disputarse la Liga Mundial, torneo que involucra a los 12 mejores equipos del mundo y que acerca año tras año acerca a esos países el voley de elite.

Hoy, el voley cuenta con más de 140 millones de jugadores activos, más de 500 millones de personas que lo eligen en las playas y parques para pasar sus horas libres, e incontables jóvenes que lo practican en las escuelas de todo el mundo.

Juegos Olímpicos de Atenas. Brasil medalla de oro.