Factores geográficos

En el clima de la República Argentina influyen diferentes factores geográficos, como la latitud y  el relieve.

Latitud

 La región continental argentina presenta un gran desarrollo en el sentido de las latitudes, desde los 21° 46’ hasta los 55° 58’ S. Por razón, existe una amplia variedad de climas, van desde el tropical hasta los fríos del sur, diversos climas templados entre uno y otro extremo.

En las islas que se encuentran situadas en el atlántico Sur y en la porción antártica argentina al sur de los 60° Sur, se presentan el clima frío tipo insular y el clima antártico polar, respectivamente.

Relieve

 La disposición prevaleciente de cadenas montañosas en el sentido norte-sur, las mayores alturas en el oeste, en la cordillera andina, facilita la circulación de las masas de  aire en el este del país. Ello explica la presencia del viento del Suroeste, que es frío y seco; la del viento Zonda, cálido y seco, y el fácil avance de la Sudestada, húmeda y fría. Por otra parte, los relieves determinan la disminución de la temperatura con la altura, a razón de 1° C cada 180 m.

Influencia del mar: El océano atlántico ejerce una acción moderadora en el clima disminuyendo las amplitudes térmicas. Por ejemplo, al norte del río Colorado, aumentan la amplitud térmica y la humedad atmosférica a medida que se avanza hacia el oeste. Al sur del río Colorado, la orientación de los vientos fríos polares en el sentido sur-norte, unidos a los del suroeste, determina una disminución de la tempera en esa dirección.

La vez, la penetración de masas de aire frío y seco desde el oeste genera una disminución de en esa dirección.

A la vez la penetración de masa de aire frío y seco desde al oeste genera una disminución de la humedad hacia el este

Vientos

La porción americana argentina se ve afectada por los vientos que proceden del anticiclón atlántico, que penetran como vientos del este-oeste, del sudeste-noroeste (alisios) y del noroeste-suroeste. Se trata de vientos cálidos y húmedos que ejercen su influencia al norte del río Colorado. Los vientos del oeste provienen del anticiclón del océano Pacífico. También ejerce su influencia, con sus vientos fríos, el anticiclón de la Antártida. Además de los vientos permanentes mencionados, actúan tres vientos locales: el Zonda, la Sudestada y el Pampero.

Pampero: Frío y seco, este viento proviene del Suroeste. Al igual que la Sudestada, se trata del desplazamiento de una célula anticiclónica móvil originada en el Pacífico Sur. Ocurre sobre todo en el verano, después de varios días de aumento constante de la temperatura y la humedad. Cuando ingresan los vientos alisios provenientes del anticiclón del Atlántico Sur. De este modo se establece un área ciclónica en el ámbito llano del este del país.

Por la gran diferencia de presión entre ambas masas de aire, el Pampero avanza rápidamente a través de la Pampa y forma un frente de tormenta, que se manifiesta a través de un gran desarrollo de cúmulos que se establecen en la zona de contacto de las dos masas de aire. Estas dos masas son diferentes en temperatura y humedad: una es fría y seca (Pampero); la otra, cálida y húmeda (alisio). En el frente de contacto de ambas masas de aire se producen tormentas eléctricas y copiosas lluvias, a menudo acompañadas de granizo. Las ráfagas a veces superan los 100 Km. /h y barren las aguas del río de la Plata, desde la costa argentina hacia la uruguaya.

Tornados

 Este fenómeno meteorológico, que se presenta con grandes tormentas eléctricas, consiste en una masa de aire que alcanza un movimiento rotativo de hasta 500 Km. y adopta la forma de un inmenso embudo vertical, desde un cúmulo-nimbus hasta el suelo, con un diámetro de alrededor de 250 metros. Los registros de es te fenómeno en América del Sur indican que se originan mayormente en la cuenca del Plata, en especial en el sector septentrional de la llanura pampeana, entre octubre y marzo.

Nevadas

 Debido al predominio de los climas templados y a la brevedad del invierno térmico en las zonas donde éste se presenta, las nevadas son escasas en la mayor parte del territorio argentino. Las nevadas se producen con frecuencia en la zona andina. En el oeste y sur de la Pampa, las nevadas son excepcionales.

 Las heladas se registran sólo en coincidencia con los avances de masas de aire frío procedentes del Pacífico Sur. Por la gran oscilación térmica diaria, el espacio con más de 30 días de heladas coincide con las altas montañas y mesetas patagónicas.

El granizo se produce cuando una masa de aire se enfría con gran rapidez. En la argentina, el peligro de granizo se presenta en todo el territorio, sobre todo entre septiembre y diciembre.

Las lluvias son muy escasas; solo algunas precipitaciones en el oeste, junto a la cordillera. Esta sequedad es causa de grandes variaciones de la temperatura en el verano, entre el día y la noche. Esta región esta barrida por los vientos del oeste, fríos y secos que soplan durante todo el año, a veces con extraordinaria violencia. Las nevadas son frecuentes en el invierno.

En verano la duración del día disminuye de norte a sur, en Tierra del Fuego el sol permanece sobre el horizonte durante 17 horas, en invierno ocurre lo contrario.

Este clima es poco propicio para la vida. La actividad del hombre, así como la vida vegetal y animal son muy restringidos.

Clima frío

El clima frío húmedo, también llamado oceánico, se caracteriza por presentar una temperatura media de alrededor de los 7 ° C, aunque varía con la altura.

Las heladas son permanentes durante todo el año y las precipitaciones pluviales superan los 800 mm, con máximas en invierno. Los vientos predominantes son los del Oeste. El clima frío nival prevalece en la Antártida.

Clima árido  

Este tipo de clima presenta cuatro variedades, según la altura y la latitud.

 Árido de alta montaña

. La temperatura media mensual depende de la altura. Por encima de los 3.000 m es inferior a los 0° C. La amplitud térmica es muy grande, tanto en la dimensión diaria como anual. Las heladas caen durante todo el año. Las nevadas en la cordillera equivalen a unos 800 mm de lluvia, pero son insuficientes, porque se mantienen en estado sólido. Predominan los vientos del Oeste y del Sudeste.

Árido de sierras y campos

  La temperatura media mensual es de alrededor de 18° C. La amplitud térmica es mayor entre el día y la noche que entre el verano y el invierno. En esta última estación abundan las heladas, según la altura. Las precipitaciones son insuficientes (menos de 600 mm). De tipo torrencial y se concentran en el verano. Predominan los vientos del Norte y del Noreste.

Árido de estepa  

La temperatura media mensual es de alrededor de 15° C. La amplitud térmica es mayor entre el día y la noche que entre el verano y el invierno. Las heladas son frecuentes y se registran incluso en los meses de verano. Las precipitaciones son muy escasas (menos de 500 mm). Al norte del río Colorado, las precipitaciones predominan en la estación estival; al sur de dicho río, la mayor parte de las precipitaciones se produce en invierno. Predominan los vientos del Noroeste y del Suroeste.

Árido frío  

La temperatura media mensual es de alrededor de 10° C. La amplitud térmica es bastante grande y las heladas son frecuentes durante todo el año. Las precipitaciones son muy escasas (niveles menores de 300 mm) y prevalecen en los meses de la estación invernal. Predominan los vientos del Oeste y del Suroeste.

Vida vegetal y animal 

La meseta patagónica tiene una vegetación escasa y pobre; formada por pasto puna o coirón, el neneo, la uña de gato, el calafate y la llareta. Entre los animales hay zorros, zorrinos, hurones, tucutucos, guanacos, liebres patagónicas o moras; y en la costa lobos marinos y pingüinos, que forman grandes reuniones en lugares llamados requerías.

La ballena azul

 Es él más voluminoso de todos los animales; habita en los mares fríos del hemisferio norte y del sur.

Su cuerpo es fusiforme, desprovisto de pelos, sus extremidades anteriores transformadas en amplias aletas y en una cola amplia y horizontal. Sobre el lomo muy atrás, se nota una pequeña aleta dorsal; carece de extremidades posteriores.

El color dominante del cuerpo es el azul de tonalidad plomiza, por arriba, y el blanco en la parte ventral. La cabeza es grande y la boca muy amplia; los orificios nasales están colocados muy atrás;  los ojos son relativamente muy pequeños en comparación con su cuerpo.

Es un animal mamífero y respira por intermedio de pulmones y por lo tanto debe salir a la superficie para proveerse de aire. En estas ocasiones, el vapor de agua que contiene al aire expirado se condensa y visto desde lejos, parece salir de la cabeza de la ballena un chorro de agua formado por el vapor que esta expulsa.

En el verano, siguiendo el desplazamiento de los peces de los que se alimenta, se  traslada muy al sur, hasta llegar cerca del continente antártico; en el otoño e invierno regresa a aguas más templadas, donde se efectúa la reproducción y nacen las crías. Los ballenatos, son mamíferos por lo tanto se alimentarán de leche materna.

La ballena es perseguida para el aprovechamiento de su grasa que es en gran cantidad, por debajo de su piel. Con los despojos de su cuerpo, desecado y pulverizado, se prepara el llamado “guanoo de ballena”, de gran valor como abono de los campos. La captura de los animales es realizada por buques factorías, verdaderas fábricas flotantes que navegan escoltados por una flota menor de barcos, que se encargan de la caza de las piezas. También se utilizan helicópteros en la búsqueda de los cetáceos. Una vez arponeado el animal, se le inyecta vapor como se le inyecta aire a un neumático, el cuerpo así inflado flota con facilidad y es amarrado al costado del barco que lo remolcó hasta el factoría o hasta el barco fabrica.

El lobo marino:

 El lobo marino es un mamífero carnívoro adaptado a la vida acuática, como lo revelan todas sus características.

Los machos alcanzan el tamaño de hasta 3,50 metros de longitud y se distinguen fácilmente de las hembras porque poseen  el cuello grueso y melenudo (de aquí surge el nombre de león marino, como es también llamado); pueden llegar a pesar hasta una tonelada y media. Las hembras son más pequeñas; alcanzan a lo sumo 2,50 metros de longitud.

Sus cabezas son pequeñas y globulosas, el hocico levantado, son cerdas largas y gruesas en el labio superior. Los ojos son relativamente grandes y redondos, y las orejas pequeñas. El pelaje es de color grisáceo, transformándose a castaño en algunos casos. Debajo de la piel posee una gruesa capa de grasa que lo protege de la baja temperatura de las aguas de los mares del sur, donde vive habitualmente.

Sus extremidades son cortas, transformándose en aletas; lo que ocasiona que en tierra sean torpes y lentos.

Su alimento consiste especialmente en peces, que atrapan con facilidad y las retienen en sus dientes, puntiagudos y afilados, aun así deciden tragar a sus presas enteras.

Esta especie habita en nuestro país a lo largo de toda la costa patagónica, desde las islas Malvinas y Tierra del Fuego, hasta la provincia de Buenos Aires

“Estos animales están en vías de rápida extinción por la despiadada caza por parte del hombre para aprovechar su cuerpo y su grasa, que convierten en aceites”.      

Hidrografía