Reproducción

 

Fecundación y Desarrollo

La Nidificación

Estructura del Huevo

Incubación

 

Reproducción

Existen caracteres sexuales secundarios que diferencian las hembras de los machos, así por ejemplo, en algunas especies los machos presentan un cresta y un potente espolón. El plumaje de los machos difiere generalmente del de las hembras y suele ser de colores más vivos.

El canto es, por lo general, un carácter exclusivo de los machos.

La reproducción se realiza en épocas determinadas. Para nuestras latitudes, en primavera y verano.

Antes de la fecundación, que siempre es interna, suele tener efecto un cortejo nupcial, que varía según las especies. Algunos machos regurgitan el alimento delante de la hembra, otros realizan una especie de baile nupcial, otros depositan algún objeto a los pies de la hembra.

 

Fecundación y Desarrollo:

Una vez maduro, el óvulo (yema) se desprende del ovario y cae en la cavidad general, penetra por el pabellón en el oviducto, donde se realiza la fecundación; a medida que va bajando se recubre sucesivamente de la clara, de la membrana coclear y finalmente de la cáscara; durante su trayecto el huevo había comenzado la segmentación, pero al ser puesto, por falta de la temperatura materna, cesa la división. 

Ir arriba

 

 

La Nidificación:   

Es de gran importancia en la vida sexual de las aves. El sitio del nido, unas veces lo escoge el macho y otras la hembra, o a veces los dos. Llevan a cabo la construcción ambos o uno solo.

La nidificación puede realizarse en el suelo (avestruces), en una cavidad natural (petreles), en galerías bajo tierra (martín pescador), en los huecos de los árboles (pájaros carpinteros), en nidos construidos totalmente por ellos (son los casos más numerosos, y su forma y posición varían muchísimo con las especies). Otros utilizan los nidos construidos por otras aves (tordos).

El número de huevos varía de una especie a otra y depende el estado psicológico de la hembra.

Ir arriba

 

 

Estructura del huevo:

El tamaño y color de los huevos varían con las especies, pero están compuestos casi todos de:

1- Un cascarón calcáreo, cuyos poros dejan penetrar el aire necesario al ave.

2- Una membrana formada por dos láminas que, después de la puesta, se separan una de otra para formar la cámara de aire, tanto mayor cuanto menos fresco es el huevo.

3- La yema de huevo o vitelo, sustancia grasa suspendida por las chalazas y envuelta por la masa albuminosa; en la superficie de la yema se observa una mancha de color claro llamada cicatrícula o galladura, que es el germen de la futura ave.  

Ir arriba

 

 

Incubación: 

Para la formación del embrión es necesario someter el huevo a una temperatura de unos 40 ºC, que es la que le proporciona la madre. En general las hembras después de la puesta del huevo, entran en un estado particular, se vuelven cluecas y sienten el deseo de cubrir los huevos e incubarlos. Los hace generalmente la hembra, aunque en algunos casos alterna el macho con la hembra.  

La incubación en algunas aves comienza con la puesta del primer huevo. Otras no empiezan a incubar hasta que acaban de ponerlos a todos.

Según las aves, la incubación dura un tiempo más o menos largo; varía entre los 12 días y los 45 días.

Pueden hacerse incubaciones artificiales manteniendo los huevos durante un tiempo determinado a una temperatura de 37 a 40 º C. Bajo la influencia del calor se forma el ave, alimentándose con todas las sustancias que la rodean, rompe el cascarón y sale del huevo.

La eclosión la efectúa el pollo por sus propios medios, gracias a una pequeña eminencia cónica, el diamante, muy dura, situada en el extremo de la mandíbula superior, y al músculo de la eclosión, localizado detrás de la cabeza y el cuello.

1 - Preparación del nacimiento: Los preludios del nacimiento, resultan invisibles. El polluelo gira dentro del cascarón hasta colocarse de forma que su pico apunte hacia el lado redondeado del huevo y después, de un fuerte cabezazo, taladra la bolsa de aire. Ese es un momento decisivo en su desarrollo, pues es la primera vez que respira aire. Cuando sus pulmones empiezan a funcionar, puede llamar a su madre desde el interior. Esas llamadas, así como la respuesta de su progenitora, le ayudan sin duda a prepararse para el nacimiento en sí.

2 - Ruptura del cascarón: El nacimiento empieza cuando el polluelo consigue, tras de varios intentos romper el cascarón. Le ayudan a ello dos elementos: “el diente del pico”, pequeño órgano que sobresale de la mandíbula superior y que cae poco después del nacimiento, y un potente músculo situado detrás de la cabeza que refuerza el empuje del diente. Entre cada secuencia de picoteo, el polluelo debe descansar un buen rato.

3 - La grieta toma forma: Tras haber roto el cascarón por un punto, el polluelo comienza a prolongar la grieta. Después de cada picotazo, se para y gira lentamente empujándose con las patas para agrandar la grieta. Este proceso de girar y picar produce una grieta alrededor de la base del huevo.

4 - La resquebrajadura se transforma en fisura alrededor del huevo: A fuerza de picotear el cascarón, el polluelo a conseguido separar casi por completo el lado redondeado del  huevo. Forcejea sin cesar y van cayendo grandes pedazos del cascarón. En esta fase los polluelos que están en otros huevos inician también el proceso de nacimiento.

5 - El polluelo asegura la posición: El polluelo agarra con los dedos el borde del cascarón y, en cuanto ha asegurado su posición, empuja con las patas y los hombros. Después de algunos empujones, el lado redondeado del huevo se separa por completo.

6 - El nacimiento propiamente dicho: El polluelo empuja una vez mas con los pies y el lado redondeado se queda sobre su cabeza, a modo de sombreo. Este tipo de nacimiento, en que la cabeza es la primera en salir, es el mas corriente. Sin embargo, algunas zancudas y ciertas aves que viven en tierra rompen su cascarón de cualquier  manera o a base de empujones, con lo cual suelen sacar primero las patas.

7 - La vida en el mundo exterior: Con un último empujón, el polluelo sale boca arriba del cascarón que lo ha protegido durante las tres semanas y medias de su incubación. En sus dos primeras horas de vida, sus plumas se secan y se ahuecan para aislarse del frío. Después, empieza ya a buscar su alimento y a crecer.

Ir arriba

Los pollos al salir del huevo pueden encuadrarse en dos categorías: pollos nidífugos o pollos nidícolas.

Aves nidífugas y nidófilas:

 Las aves nidífugas son aquellas que nacen en un estado de desarrollo bastante avanzado y aparecen cubiertas de plumas, con los ojos abiertos y capaces de movimientos (gallinas, patos, avestruces, etc.). la cría abandona pronto el nido y se busca los alimentos por sí misma, ayudada por la madre o el padre.

En el caso de las aves nidícolas, nidófilas o insesoras, los pichones nacen en un estado muy atrasado, desprovistos de plumas, con los ojos cerrados, incapaces de moverse para buscar los alimentos por sí mismos, de modo que deben permanecer durante un tiempo más o menos prolongado en el nido donde los padres los cuidan y los alimentan.