Características Generales Ficha Técnica Distribución Geográfica Ficha Ecológica Ficha Antropológica y Leyendas

calandria.jpg (164833 bytes)

Sonido de la Calandria

  

Características Generales

La calandria

"Canta como una calandria" suele decirse para elogiar las dotes musicales de una persona. Esta comparación pone de relieve uno de los rasgos más característicos de esta típica ave argentina: la calidad de su canto.

   Cantos e imitaciones:

Es sobre todo en invierno y  en primavera cuando en los parajes habitados por las calandrias se puede escuchar su hermoso canto.

Una peculiaridad de las calandrias es su capacidad para imitar el canto de otras aves.

Aunque las hembras cantan, los machos son mejores cantores.

El canto se efectúa normalmente de día ye que en general esta especie es de hábitos diurnos.

Pasar la noche:

Durante las horas nocturnas, la actividad de las calandrias mengua y buscan albergue para dormir en árboles y arbustos de follaje espeso, agrupándose en parejas y a veces, según observaciones, en grupos familiares.

       Volar y caminar:

Desde su apostadero en la copa de los árboles, es frecuente -como se mencionó ya- que la calandria efectúe rápidos ascensos al tiempo que emite sus gorjeos,  par caer con su punto de partida.

Los vuelos de estos pájaros son bajos recorriendo corta distancia; en general pasan de un árbol a otro mientras describen suaves curvas.

También es usual ver a las calandrias sobre el suelo efectuando rápidas carreras con las alas caídas, la cola alzada y la cabeza elevada que realiza lentos movimientos laterales.

        Sociabilidad y apego al territorio:

Estas aves viven en parejas o grupos familiares y defienden constantemente los territorios en que se hallan asentados, que pueden tener extensiones de hasta 6 hectáreas, aunque en ocasiones viven mas concentradas espacialmente.

Las calandrias comunes, al menos en la región pampeana  y el centro de la República Argentina, no son aves migratorias.

Estudios realizados sobre ejemplares adultos anillados no permitió detectar ninguna migración. Las  calandrias  invernan en los territorios que utilizan durante la temporada de nidificación.

Cantos y vuelos nupciales:

 El cortejo en esta especie se parece al de otras aves del mismo género. Cuando comienza la época de reproducción, los machos sin pareja pueden cantar durante la mayor parte del día, a fin de atraer a las hembras. Cuando una de ellas se les acerca, es característico que ejecuten un “vuelo o danza nupcial” volando y planeando lentamente, con las alas en posición oblicua y la cola bien abierta, mientras cantan. A veces se elevan y descienden sobre un posadero con la misma actitud.

     El nido:

La calandria prefiere anidar en arbustos pequeños y aislados. En general establecen el nido en una horqueta muy alta.

El nido tiene forma de tasa, para construirlo, ambos miembros de la pareja emplean ramas de todo tipo- muchas veces con espinas- y pasto, que va entrelazando desordenadamente.

El interior es más prolijo: está recubierto con pajitas crines y a veces lana.

      Equilibrio:

 Como consumidores de insectos, la calandria realiza un control de población de lo mismo, colaborando en el equilibrio ecológico. A su vez, sus propias poblaciones son reguladas por diversos depredadores y por el mencionado parasitismo del tordo renegrido que al destruir buena parte de los huevos para asegurar la permanencia de los suyos limita el número de ejemplares de calandria nacidos en cada puesta

 Subir

 

 

Ficha Técnica

Nombre

Vulgar Calandria común; Calandria de monte; Calandria pampa; Chalk browed moching bird; Sabia do campo(Brasil)
Científico Mimus Saturninus(Gould).

Ubicación taxonómica

Clase: Aves

Subclase: Neornithes

Superorden: Neognathae

Orden: Passeriformes

Suborden: Passeres

Familia: Mimidae

Género: Mimus

Especie: Mimus saturninus

Subespecie: Mimus saturninus modulator

Descripción

Coloración Dorso pardo grisáceo. Partes ventrales blanquecinas flancos ocráceos. La garganta es blanca, al igual que la ancha ceja que presenta en la cabeza. El pico es negro. El iris pardo oliváceo. Las alas son casi negras y están ribeteadas de blanco parduzco. Las plumas rectrices     (de la cola) son negras con el ápice blanco, salvo las dos centrales. Las patas son negras.
Rasgos Morfológicos más salientes El cuerpo es alargado, con alas cortas. La cola, escalonada y larga se mantiene elevada cuando el ave está en reposo y durante el vuelo se extiende y deprime. Pico relativamente largo, agudo y levemente curvo.

Dimorfismo sexual tanto con respecto al plumaje y a la forma el macho y la hembra son idénticos.

Dimensiones

Aproximadas

Peso: De 58 a 60 gramos

Longitud total. 25 cm.

Longitud de las alas: 12 cm en el macho y 11 cm en la hembra

Subir

 

 

Distribución Geográfica

Distribución de La Calandria en Argentina

Subir

 

 

Ficha Ecológica

Los insectos y sus larvas ( cochinillos, grillos, langostas, chinches de agua, etc.) y las lombrices componen la dieta básica de la calandria.

Los principales depredadores de este pájaro son las aves y los ofidios.

Subir

 

 

Ficha Antropológica

En el folclore argentino - particularmente en la región pampeana - la calandria aparece como símbolo de libertad, y por ser un pájaro que no tolera el cautiverio, dejando de emitir sus trinos y muriendo si se encuentra enjaulado. En la escala de valores propios del gaucho de esa zona con gran énfasis en la independencia personal, esto trajo una fuerte estima por este animal, plasmada en distintos dichos tradicionales: " libre o muerto, como la calandria", " calandria y gaucho dejarlos libres" y " calandria y gallina jamás unidas". Es también un ave asociada con el amor y - como es lógico tratándose de una especie tan cantora - con la alegría y la música. La experiencia demostró que no se puede capturar calandrias para tenerlas como aves de canto en jaulas - algunos afirman que es posible solo si se las cría desde pichones - en tiempos coloniales, en cambio, se hicieron intentos exitosos de amansamientos, alimentándolas y manteniéndolas sueltas sin que abandonasen las proximidades de la casa del criador, que así gozaba de las melodiosas vocalizaciones de estas aves capaces, por otro lado, de imitar el canto de otras especies y silbidos humanos (virtud que en otros países les valió el nombre de "burladores"). 

Respecto del clima, se dice que si saltan en distintas direcciones, cantando, anuncian cambios de tiempo o lluvias; si sacuden las alas habrá viento; en parte del oeste sostienen que cuando durante el invierno imitan el canto de las aves, están llamando al viento zonda, y en el noroeste se dice que en general su canto en esa época del año atraen el frío. 

El comportamiento de la calandria también significa otros presagios: si canta cerca de la cocina avisa visitas, si lo hace en el patio avisa que habrá novedades y en general su canto es buen augurio, particularmente durante la mañana. Algunas dicen que es malo que aniden cerca de la casa señal de muerte, pero otros sostienen que si eso ocurre presagian armonía en el matrimonio y atraen mala suerte destruir los nidos. En relación con estos también se afirman que si entra en una casa anuncian casamiento y no hay que molestarlas.

Leyenda de la calandria común

En Santiago del Estero la leyenda dice que en el bosque a orillas del río Salado, vivía en un tiempo, una mujer con su hija, muy felices hasta que la niña enfermó y murió. La madre, trastornada por la pena, se internó en el monte y no se supo más de ella, pero al tiempo se oyó un canto de pájaro: se había transformado en calandria.

En el Noroeste se dice que Kereminka (la calandria) había sido originalmente una mujer muy hermosa y provocativa de la que todos los hombres se enamoraban; pero ella los desdeñaba cruelmente. Muchos se habían suicidado por su amor no correspondido y el viento cordillerano llevaba hasta la mujer las voces de las almas en pena, que reclamaban su presencia. Ella sin preocuparse, cantaba burlona con su melodiosa voz. Un hombre se empeñó en ser amado por Kereminka y en un primer momento pareció lograrlo realmente, pero pronto ella comenzó a abandonarlo y a coquetear con otros. Despechado, el hombre se llenó de rencor y mediante la invocación de poderes mágicos hizo que se transformara en un pájaro- la calandria-, que guarda de su anterior condición humana la belleza de su canto, para postrer consuelo de las almas de los inmolados a su amor esquivo.

Subir