LAS RELACIONES SEXUALES

 

La Primera Vez Causas y Consecuencias

Durante cierto tiempo puede satisfacerse por medio del petting. Pero, transcurrido ese lapso surge el deseo de hacer el amor completamente.

Se llega llenos de temores y dudas. Se pone en juego todo lo que una persona considera de valor para ella.

El acto sexual es más intenso cuando se realiza con una persona a quien se ama.

Las relaciones sexuales son la expresión máxima de la sexualidad. Es ahí donde verdaderamente se utilizan sentidos, pensamientos, emociones, y no solamente para lograr ese punto culminante de placer llamado orgasmo, sino para producirlo en la pareja y comunicarse con ella en un plano destinado únicamente a esta especie superior y maravillosa que somos los seres humanos. 

El acto sexual es más, mucho más que sentirse bien con quien sea. Se trata de un verdadero arte que debe irse refinando y cultivando, y que busca lograr el mayor grado de placer y comunión con la persona que se ama. 

El amor es un ingrediente importante en las relaciones sexuales. El sexo sin amor puede ser placentero, pero después no deja ninguna sensación, se termina ahí. En cambio, el sexo con amor es el verdadero encuentro íntimo, enriquecedor y pleno entre dos personas. 

El acto sexual nace en el cerebro y en el corazón. Necesita de todo un conjunto de elementos para darse y disfrutarse. No es sólo hacer el amor por hacerlo, por no quedar afuera, o por dar una “prueba de amor” a alguien que lo exige. Arriba

Las relaciones sexuales significan también  un paso importante en el desarrollo psicológico y emocional de una persona.

En un plano biológico, todo el proceso que conlleva la penetración, incluso está en si misma, es algo verdaderamente asombroso. Una fantástica muestra de acoplamiento natural en donde todos los elementos físicos están perfecta y exactamente diseñados para complementarse unos con otros.

 Conocer todos estos mecanismos es importante, porque mientras más informado se está acerca de lo que pasa, mejor se entienden sensaciones y reacciones, se disfruta con plenitud, se conoce en que momento detenerse y cual es la etapa en la que se perderá el control. 

La culminación de un acto sexual es entregarse física y espiritualmente a la relación más hermosa que se haya vivido: el placer mutuo y la comunicación máxima entre dos seres humanos. El hecho de no disfrutar plenamente una relación sexual es síntoma de alguna disfunción que puede originar frustraciones.

     

La Primera Vez Causas y Consecuencias

  Volver