HIGIENE SEXUAL

Prevención ETS

  El objetivo fundamental de la medicina actual es conservar la salud, y no el detectar precozmente las enfermedades o elaborar tratamientos sofisticados. Estos últimos son objetivos secundarios. 

La prevención es la actividad básica de la atención sanitaria, y conlleva que cada persona adopte opciones de vida responsables que le ayuden a mantenerse sana.

EL CUIDADO DEL CUERPO

Es importante adquirir hábitos saludables. Comer alimentos sanos, hacer ejercicios todos los días, evitar el consumo de drogas, alcohol y tabaco.

Estar sanos nos permite mantener relaciones sanas con los demás.

  Para los varones: Volver

Es importante no olvidar la higiene de los órganos genitales especialmente el pene para evitar inflamaciones.

Es aconsejable no usar ropa interior o pantalones muy ajustados ya que los testículos para poder funcionar correctamente necesitan una temperatura muy inferior a la de los restos del cuerpo.

En la pubertad es muy importante el examen médico para controlar el desarrollo corporal y otros problemas como la fimosis (el glande no puede liberarse completamente del prepucio).

    Para las chicas:

Deben higienizar sus órganos genitales. Así se evitan infecciones molestas. 

No abusar de productos cosméticos de higiene íntima porque dañan el medio natural de la vagina y favorecen las inflamaciones. 

No usar ropa ajustada ni tampones vaginales constantemente. Es importante el examen periódico de un ginecólogo. Debe ser habitual para todas las mujeres informarse sobre su cuerpo, la contracepción y el embarazo, la vida sexual y la procreación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Prevención ETS