RESPUESTA SEXUAL HUMANA 

Cuando el hombre y la mujer hacen el amor, del contacto entre sus cuerpos nace una fuerte tensión emotiva. Es una manera intima y profunda de comunicarse y experimentar sensaciones de inmenso placer. Surge el deseo de tocarse, acariciarse y besarse, y en ello participa todo el cuerpo.

 

El funcionamiento de la sexualidad esta dado por mecanismos fisiológicos.

La respuesta sexual se caracteriza por una sucesión de cambios fisiológicos en los órganos genitales.  

   

Arriba

 

Esto es lo que ocurre físicamente durante una relación intima completa. Pero hay que tomar en cuenta que como la mente y el cuerpo están estrechamente unidos, ambos deben contribuir a la excitación sexual. 

Hay muchos factores que influyen para que el hipotálamo (región del encéfalo situado en la base cerebral) se inhiba, lo que evitará enviar o recibir las señales adecuadas. Si es así, entonces es muy probable que nada suceda o que ese acto sexual no resulte placentero.

Algunos de estos factores inhibitorios de las respuestas sexuales son:

En realidad, estamos hablando de que una relación sexual ideal debe darse cuando todos los factores externos, internos y ambientales son propicios.

No es un acto en si  nada más. Tiene que ser una experiencia memorable.

  Arriba

EL ACTO SEXUAL: 

LO QUE PASA EN TU CUERPO

Como todo proceso, el acto sexual se constituye de fases. Los sexólogos identificaron cuatro etapas principales: la excitación; la meseta, que también se conoce como el nombre francés de “plateau”; el orgasmo; y la resolución.

Primera Fase

Segunda Fase
Tercera Fase
Cuarta Fase

SiguienteAnterior