Especies en peligro de extinción  en Argentina

Comparando con los problemas humanos de fin de siglo, el adiós a las plantas y animales parece algo secundario, pero no lo es. Civilizaciones milenarias desaparecieron en pocos años tras destruir su medio ambiente.

Hoy en día, la mayor amenaza de la vida silvestre es la transformación de sus ambientes naturales por mano del hombre: conversión de pastizales y bosques en zonas agrícolas, tala de árboles nativos, introducción de ganado y flora exóticos, construcción de represas y usinas nucleares, contaminación industrial, caza indiscriminada, sobrepesca, basurales, etc. Todo sin medir las consecuencias, que en nuestro país, Argentina, son alarmantes.

  Especies extinguidas

En Argentina están amenazadas más de 500 especies animales y más de 250 vegetales, mientras  que  en el mundo ya se perdió medio millar en total.

Nuestro país tiene como extinciones consumadas la del zorro lobo malvinense, cuyo último ejemplar habría sido casado en 1876, y la del guacamayo violáceo, enorme papagayo que hasta mediados del siglo pasado habitó el nordeste argentino. El caso es que hoy, sin un plan serio de relevamiento y protección, una vasta fauna autóctona podría correr la misma suerte a mediano plazo. Por ejemplo, el yaguareté al norte y el macá tobiano al sur: un tigre mal visto por los ganaderos y, un ave acuática acosada por gaviotas atraídas por la basura humana. Y al huemul, uno de nuestros ocho ciervos autóctonos, no le va mucho mejor.

Por su lado, el solitario aguará- guazú recorre el nordeste argentino huyendo simultáneamente del mito que lo asimila al “lobizón” , de quiénes por eso suelen cazarlo y de las rutas en que algunos ejemplares son atropellados por los autos.

  Peces amenazados

 

Surubí atigrado
Bagre de torrente del Iberá
 Cazón
Mojarra desnuda
  Peladilla
Pez aguja o espada
  Pique cuyano
  Lepidosirena
   Mandubé cabezón
Tiburón blanco

Reptiles y Anfibios amenazados

 

Boa ampalagua
Curiyú  
Escuerzo  
 Ranita del Somuncurá 
Ranita del Delta  
 Ranita trepadora yungueña  
Sapo andino del Neuquen  
Tortuga falsa carey  
 Tortuga terrestre patagónica  
Yacaré overo  

Aves amenazadas

 

Cachirla trinadora
Cardenal amarillo  
 Cauquén colorado
Harpía 
Loyca pampeana  
  Loro allsero  
Macá tobiano  
Macuco  
 Picaflor yungueño  
 Tordo amarillo  

 

 

Mamíferos Amenazados

Aguará guazú  
 Ballena Franca  
Delfín del Plata  
Huemul  
 Lobito de río  
 Mono aullador rojo  
 Oso hormiguero  
 Venado de las pampas  
 Vicuña  
 Yaguareté  

¿Qué es lo que amenaza a estas especies?

Varias son las causas por las cuales estas especies se encuentran amenazadas de extinción, entre ellas están:

  Caza furtiva, persecución por daños a cultivos, persecución por ataques al ganado, sobrepesca, tala furtiva, colecta de huevos para consumo, represas, deforestación, modificación de su hábitat, retroceso natural, enfermedades, colecta de plantas medicinales, colecta de plantas ornamentales, tráfico de mascotas, tráfico de pieles, tráfico de cueros, especies introducidas, capturas accidentales, contaminación, turismo, etc.

  A la flora también...

Pero si la fauna está en jaque, la flora no se encuentra mucho mejor.

Los escasos venados de las pampas no sobreviven en unos pocos kilómetros cuadrados de San Luis o la Bahía de Samborombón por selección natural, sino porque su antiguo e inmenso pastizal, que abarcaba más de dos tercios del país, fue ocupado por vacas, ovejas, además de cultivos de todo tipo. Otro caso, aunque la jarrilla y el algarrobo están protegidos por leyes provinciales, su reducción numérica indica que igual se hacen cortes furtivos para su consumo como leña.

Y luego, cabría agregar el sabroso palmito misionero, el ciprés de las guaytecas y la araucaria del sur precordillerano, el astrágalo de las pampas, el milenario alerce en presunta etapa de extinción natural, el palo rosa, el pino Paraná y otras especies cuya actual salud deja mucho que desear.

  Flora Amenazada

Nombre común
Zona en que se encuentra

Alerce

Sur

Ciprés de las Guaytecas

Sur

Helecho arborescente

Noroeste

Helecho rastrero

Centro

Orquídea

Noreste

Palmito

Noreste

Palo Rosa

Noreste

Pino Paraná

Noroeste

Queñoa

Noroeste

Yareta

Centro

 

La importancia de preservar las especies

Muchos se estarán preguntando porqué es tan importante preservar las especies y evitar que se extingan, que desaparezcan del mundo. La respuesta es muy sencilla: “ todo tiene que ver con todo”.

La tala de los grandes árboles emergentes de la selva, como el palo rosa, trae aparejada consecuencias para ésa y otras especies asociadas. Por ejemplo, las grandes águilas, como la harpía, utilizan verdadero mangrullos como torres de observación para divisar a sus potenciales presas: monos, coatíes, ositos meleros y comadrejas. Al mismo tiempo, usan a estos árboles para construir sus nidos. En consecuencia, la disminución de palos rosa en la selva misionera perjudica directamente al águila harpía, que ya no actuará como control biológico de las poblaciones de otros animales que antes aceptaba.

Como podemos ver, la extinción de una especie pone en amenaza la vida de otra o varias especies más, pero lo peor de todo esto es que sin darnos cuenta estamos poniendo en peligro nuestra propia especie, “ la raza humana”.