Carl Sagan

Existen tantos sitios biográficos en la red basados en la personalidad y logros del maestro Sagan, que vemos redundante interiorizar en estos detalles. De todos modos si estás interesado en consultar la vida de esta "estrella mediática", podés consultar distintos sitios relacionados con el tema.

Existía cierto magnetismo en este hijo de emigrantes judíos rusos; ya en el instituto fue elegido por sus compañeros de graduación "futuro famoso de la clase". Era un hombre atlético e inteligente, capaz de entusiasmar a quienes le conocían con su pasión desbordante por la ciencia, y en concreto (como buen lector de ciencia ficción) estaba hipnotizado por las posibilidad de hallar vida ahí fuera.

De hecho fue esta tendencia de Sagan a analizar y criticar temas considerados por sus colegas como poco serios (fenómeno OVNI), el que le valió cierta fama de visionario. Por ello la prestigiosa Universidad de Harvard le cerró sus puertas, aunque casi inmediatamente después recibió una oferta por la Universidad de Cornell.

Pero vayamos al grano sentimental, Carl Sagan vivió su vida con la misma pasión contagiosa que impulsaba su ansia de conocimiento sobre el medio que habitaba. La personalidad de sus tres esposas tiene mucho que decir sobre los estados de ánimo, necesidades y anhelos del coguionista de la serie “Cosmos” y autor de la novela “Contact”. Si duda todos los aficionados al proyecto SETI que en el mundo somos, le debemos mucho a Ellie, el ateo personaje central de esta obra.

Lynn Margulis

Se casa por primera vez el 16 de junio de 1957 con la estudiante Lynn Alexander (más tarde Lynn Margulis) con quien tuvo 2 hijos, Dorion y Jeremy. Cuando se conocieron, Lynn causaba una gran controversia con sus teorías revolucionarias en campos clásicos como el origen y evolución de la vida en la Tierra. Pocas figuras hay más respetadas en la ciencia moderna que Charles Darwin, y por lo tanto su teoría provoca cierto inmovilismo. Lynn sin embargo no pretendía echar abajo su celebérrima teoría sobre la Evolución de las Especies, sino en cierto modo ampliarla e interiorizar en sus primeros procesos.

Podemos decir pues que por aquel entonces, este joven y brillante matrimonio era bastante anticonvencional y poco considerado por sus colegas científicos. Las tesis sobre vida en otros mundos de Carl y las de la aparición de vida en el planeta a partir de procesos simbióticos entre distintas especies de bacterias, no les hacían demasiado populares.

Hoy en día, la doctora Margulis es casi idolatrada por cientos de científicos en todas partes del mundo. Eterna aspirante a premio Nóbel, cuenta con 9 doctorados Honoris Causa, entre ellos uno por la Universidad de Valencia. Sus aportaciones científicas son innumerables, como por ejemplo la nueva clasificación de los seres vivos en 5 reinos, su aportación teórica a la hipótesis de Gaia y principalmente la endosimbiosis, que como digo, explica como ciertas bacterias con características complementarias se unieron simbióticamente para dar paso a la célula eucariota, de la cual y por evolución, hemos surgido todos los animales, plantas y hongos del planeta.

Sus revelaciones, junto a las conclusiones obtenidas por el famoso experimento de Stanley Miller en 1952, en el que consiguió recrear en laboratorio las condiciones del caldo primigenio, y mediante la aplicación de una corriente eléctrica logró la "generación espontánea" de sencillos aminoácidos (los ladrillos de las proteinas), son los mayores logros obtenidos en el arduo proceso de explicar como surgió la vida en nuestro planeta. Tal vez no sea necesario recurrir a teorías que hablan del origen extraterrestre de la vida, vease Panspernia.

Como curiosidad decir que como buena Darwinista, Lynn es un personaje odiado por todos los Genesistas del mundo (los pocos que quedan en occidente viven en Norteamérica). Lo cual me recuerda que independientemente, Carl Sagan muestra también tendencias anti-génesis (como buen científico) cuando coloca en boca de Ellie en su novela "Contact" el siguiente razonamiento: "Si todo está en las escrituras, ¿cómo es que no dicen quien fue la esposa de Caín?".

Linda Salzmann

El 6 de abril de 1968, Carl Sagan se casa por segunda vez. En esta ocasión la afortunada es Linda Salzmann, una bella artista, diseñadora, escritora, guionista y apasionada del teatro. Tuvieron un hijo a principios de los 70 (Nick Sagan) el cual en la actualidad es también escritor y trabaja en New York.

Digamos pues metafóricamente que Carl abandonó a la ciencia para caer en brazos del arte.

Ella es miembro de la Asociación de Escritores de América, y colaboró activamente con Carl en varios de sus libros, llegando incluso a compartir autoría del celebérrimo "Murmullos de la Tierra" y efectuando importantes tareas de documentación para "Dragones del Edén", el cual le valió el Pulitzer a su esposo.

Sin embargo probablemente pasará a la historia como autora del dibujo de las placas de las sondas espaciales Pioneer 10 y 11 que fueron lanzadas en 1973, con el fin de transmitir imágenes de los gigantes gaseosos de nuestro sistema solar: Júpiter y Saturno. Aparte del propio Sagan, el diseño corrió a cargo ni más ni menos que de Frank Drake, y entre ambos consiguieron el permiso de la NASA así como la financiación para incluir el ya famoso mensaje.

Parece mentira pero el hecho de que las figuras humanas se representen desnudas, fue interpretada por varios segmentos de la retrógrada y puritana Norteamérica como pornográfica, lo cual causó un gran revuelo.

Mas tarde, no conformándose con el envío de una simple placa, consiguieron colocar discos multimedia en las sondas Voyager 1 y 2.. Precisamente en "Murmullos de la Tierra" se encuentra la crónica de la creación del famoso "mensaje interestelar".

Este disco contenía 118 fotos (20 en color), saludos en 55 idiomas, 19 sonidos de la naturaleza terrestre y 27 melodías de todos los orígenes y estilos. Entre los sonidos naturales, el disco, contiene también la prueba de su infidelidad y el germen de su último amor.

Ann Druyan

El último de sus amores, siguiendo la cadena de metáforas, podríamos decir que con la edad Carl abandonó las artes para caer en brazos de la concienciación social y del pacifismo. Linda representa pues el amor maduro, la tranquilidad y el equilibrio. Contrajeron matrimonio el 1 de Junio de 1981 y tuvieron 2 hijos más, Sasha y Sam. A pesar de que cuando se conocieron ambos tenían compromisos con otras parejas, vencieron todos los obstáculos y permanecieron juntos hasta el fallecimiento de Carl en diciembre de 1996.

Ann era amiga de Carl y Linda desde hacía varios años, fue la encargada de conseguir los sonidos incluidos en el disco de las misiones Voyager. Y fue precisamente durante esa época cuando ella y Carl se enamoraron perdidamente.

Ann fue la mujer que estuvo detrás del gran éxito de Carl Sagan como divulgador científico, la mítica serie "Cosmos" de cuyos guiones fue co-autora. Esta serie fue vista por 500.000 personas en 60 países del mundo. También compartió con su esposo la autoría de novelas como "Cometa", "La Sombra de Nuestros Antecesores Olvidados" y contribuyó notablemente a sus grandes éxitos editoriales: "Contact"; y "Pálido Punto Azul". Ha publicado artículos para el suplemento dominical del New York Times, Reader's Digest y el Wasington Post, entre otros.

Es fundadora de la compañía audiovisual Cosmos Studios, encargada de unir descubrimientos científicos y entretenimiento. Cosmos Estudios esponsoriza hoy en día proyectos relacionados con la industria aeroespacial, como por ejemplo el proyecto de construcción de la vela solar "Cosmos 1".

Desde 1988 trabaja para la Secretaría de la Federación de Científicos Americanos (considerada como la consciencia de la ciencia en América), juntos se les vió apoyando causas antibelicistas y antinucleares durante el final de la guerra fría. Finalmente fue coproductora de la película que los estudios Warner Brother hicieron sobre la novela Contact, en la cual hizo un pequeño cameo.

Quisiera acabar recordando la leyenda que dice que los protagonistas del beso grabado en el disco, son de hecho Carl y Ann. De ser así, podemos pues considerar, que esta es la forma de cariño humana que más lejos ha viajado jamás, ya que la Voyager 1 abandonó el plano del sistema solar y se adentra en el espacio a la nada despreciable velocidad de 16 Km/seg. Estoy seguro que al viejo maestro le encantaría la idea de saber que parte de si mismo, viaja a través de ese gigante a quien tanto amó, el cosmos.