Fuentes de Energía
¿Qué fuentes de energía se usaron a través de la historia?
El hombre, como ser biológico está integrado dentro del flujo de energía de la naturaleza. A lo largo de toda la historia el hombre se ha valido de distintas fuentes de energía para realizar una amplia gama de actividades.
El hombre primitivo podía encontrar la energía necesaria para sus procesos vitales en los alimentos que consumía y, por otro lado, dependía del sol como fuente de calor. Posteriormente descubrió el fuego, que aprendió a utilizar con múltiples fines.
Pero fue a partir de finales del siglo XVIII, con el comienzo de la Revolución Industrial, cuando se produjo el gran cambio en la pautas de consumo energético de la civilización. El progreso puso en marcha maquinarias nuevas para la manufacturación de innumerables productos industriales, fabricadas masivamente. Se le suma a esto la revolución en el transporte que consume impensables cantidades de energía.
Historia de la energia
Desde finales del siglo XIX, la sociedad atraviesa etapas en las que el cambio y el avance tecnológico son las características principales. Aparece la energía eléctrica, los automóviles, los aviones, los motores de combustión interna, la industria química y la industria metalúrgica. Se da lugar así a la segunda fase de la revolución industrial, donde los combustibles fósiles -especialmente el carbón- aportaban la energía primaria, sin siquiera sospecharse el grave daño que mas adelante ocasionarían.
La tendencia de utilizar carbón como principal fuente de energía se modifica a partir de la Segunda Guerra Mundial, donde comienza a tomar protagonismo otro combustible fósil: el petróleo.
Actualmente se necesitan grandes cantidades de energía para las diversas actividades humanas: agricultura, industria, transporte, comunicaciones y otros servicios que aportan confort a la vida moderna. Es por eso que el consumo de combustibles se ha incrementado espectacularmente en los últimos tiempos.
¿Por qué el Sol es la principal fuente de energía para la Tierra?
Ciclo de la Energía
La vida en la Tierra depende de la energía del Sol, nuestra estrella más cercana. La mayor parte de la energía que empleamos proviene, directa o indirectamente, del sol. Si bien nuestro planeta recibe sólo una pequeña parte de la energía irradiada por el Sol, como ésta es enorme, alcanza para sostener la vida de todos los organismos.
Las plantas captan la luz solar para realizar el proceso de fotosíntesis mediante el cual elaboran su propio alimento y liberan el oxígeno que, tanto animales como vegetales, utilizan para respirar. Cuando se quema un trozo de carbón vegetal o de madera, se aprovecha la energía acumulada por las plantas.
Estos combustibles se formaron a partir de seres vivos que habitaron nuestro planeta hace millones de años. El carbón y el petróleo guardan la energía que esos organismos habían tomando del Sol.
Como consecuencia, para encender una lamparita y mover un automóvil se utiliza energía solar almacenada.
Los generadores eólicos de electricidad impulsados por el viento dependen de la energía solar. Los vientos se originan como consecuencia del desigual calentamiento de las tierras y los mares. Por eso, al aprovechar la energía eólica también se utiliza, en forma indirecta, energía solar.
Fuentes de energía no renovable CONVERSIÓN DE LAS DIFERENTES FORMAS DE ENERGÍA
Su cantidad es fija en el planeta y su uso a lo largo del tiempo conlleva a su agotamiento. Fueron necesarios muchos millones de años para que los yacimientos de estos combustibles se formaran, por ello se consideran limitados.
-  Los combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas natural, que suministra energía térmica de la combustión.
-  Los minerales radioactivos, que experimentan un proceso de desintegración de sus núcleos atómicos, como el uranio y que permiten obtener energía térmica de la combustión.
Tipos de Energia
Fuentes de energía renovable
Nuestro planeta dispone de fuentes de energía limpia en abundancia. Las energías renovables son aquellas fuentes de energía que pueden regenerarse en un periodo de tiempo menor al año y medio.
-  El sol que provee energía solar.
-  El viento o aire en movimiento, que origina la energía eólica.
-  El agua de los ríos o mares, cuyo movimiento genera la energía hidráulica, en un caso, y la energía mareomotriz, en el otro.
-  Los volcanes, geiséres y aguas termales, que dan lugar a la energía geotérmica (del interior de la Tierra).
-  Los organismos vivos, de los cuales, mediante procesos químicos adecuados, se obtiene la energía de la biomasa.
-  El hidrógeno, el gas mas abundante del universo, cuya combustión produce energía térmica.
Reducir y ser más eficientes en el uso de la energía
Es necesario que todos comencemos a consumir menos energía. El desarrollo de nuestra sociedad puede mantenerse aún reduciendo la cantidad de energía que utilizamos para nuestras actividades. Para poder lograrlo es necesario evitar los derroches de energía en los hogares, en la escuela, en las fábricas y en los comercios. Entre algunas de las medidas que pueden adoptarse es la construcción de edificios donde la energía se aproveche de manera más eficiente, para la iluminación utilizar lámparas de bajo consumo, preferir los medios de transporte públicos, compartir los viajes en auto, usar más la bicicleta, etc.
    arriba