Contáctese Bibliografia Autores Mapa del Sitio  
 
:: Recursos Naturales -> Los ambientes áridos y húmedos
¿Por qué una Argentina árida y otra húmeda?
Ambiente y Recursos Naturales

La distribución de las precipitaciones medias anuales, la disposición del relieve y el tipo de suelo dan como resultado paisajes naturales contrastantes. Por eso hablamos de una Argentina árida y otra húmeda.
Gran parte del territorio argentino pertenece a la llamada diagonal árida, que se extiende desde el noroeste del País hasta la Patagonia extraandina. Este ambiente se caracteriza por tener escasas precipitaciones, falta de cobertura vegetal o suelos salitrosos y pedregosos. Sobre esta diagonal se hallan la Puna, los Andes áridos, las sierras Pampeanas y las mesetas Patagónicas.
La aridez del norte y el centro del territorio, evidente en los valles y las planicies del oeste, se debe a que la humedad que traen consigo los vientos húmedos del nordeste se condensa y precipita sobre las sierras Subandinas y los cordones orientales de las sierras Pampeanas. En la Patagonia extraandina hay escasez de precipitaciones porque los vientos húmedos procedentes del Pacífico Sur no pueden franquear la barrera impuesta por la cordillera de los Andes.

Ambientes y Recursos

Los recursos naturales son parte de un sistema natural y tienen la capacidad de satisfacer necesidades humanas. Su "valoración" y apropiación por el hombre cambia con los tiempos. El avance de los conocimientos científicos y tecnológicos originan nuevos recursos y deja de lado otros.



El manejo de los recursos

La presión del hombre sobre los recursos de la naturaleza se realiza muchas veces de manera desmedida. Prácticas tales como la deforestación excesiva, el sobrepastoreo o la sobrepesca comprometen seriamente la estabilidad de los ecosistemas y pueden causar su extinción. Para que ello no ocurra en la Argentina, la explotación de nuestros ingentes recursos naturales debe hacerse de manera sostenible y duradera.

El ámbito húmedo
Es un espacio geográfico inmejorable para la expansión de los asentamientos humanos, lo que se traduce en una fuerte modificación del paisaje natural. En esta porción del territorio puede apreciarse un uso intensivo del suelo debido a actividades como la producción agrícola-ganadera y la explotación forestal. Las condiciones naturales ofrecen también un paisaje "valorizado" como recurso turístico.
El ambiente árido
Es esta parte del territorio, las áreas montañosas, las serranías y las mesetas son aptas para la actividad minera y la extracción de hidrocarburos (petróleo y carbón).
Los cultivos se realizan en los oasis mediante riego artificial (un ejemplo de ello es la vitivinicultura en la región de Cuyo). Estos oasis, debido a las condiciones favorables para el asentamiento humano, experimentan un incesante proceso de urbanización.
Debido a su carácter renovable, el interés por recursos nuevos tales como las energías alternativas (solar, eólica y geotérmica) ha ido en aumento.
Al igual que en los ambientes húmedos, ciertos paisajes naturales atraen al turismo.
arriba