PULMONES SANOS.COM
 

VOLVER A LA PRESENTACIÓN

 

COMPOSICIÓN DEL HUMO

Cuando se enciende un cigarrillo, su extremo se convierte en una zona incandescente; al aspirar en el lado opuesto se inicia un proceso de destilación que transforma las sustancias secas en humo.

                                                                                     

             

Dicho humo proviene de una combustión incompleta de tabaco ocasionado por la diferencia de temperatura existente entre la brasa de extremo libre y el borde del papel quemado; sin embargo el humo que penetra por la boca sólo alcanza a 30°C de temperatura.

                                                                        

            A medida que la brasa avanza a lo largo del cigarrillo en cada pitada, surge el humo que, desde el punto de vista físico-químico, contiene 3 fases. Una es Gaseosa y está formada por varios gases, entre ellos dióxido de carbono, cianuro de hidrógeno, amoníaco y el peligroso monóxido de carbono, cuya cantidad es de 80 a 100 cm3   por cigarrillo. Otra es Líquida y está constituída por agua y sustancias irritantes como ácidos y alcoholes. También existe una fase Sólida de compuestos volatilizados que incluyen partículas de Nicotina    ( 0.8 a 3 mg por cigarrillos ) y Alquitrán ( 7 a 20 mg por cigarrillo).

 

  ¿Cómo llega el humo a los pulmones?