Habitantes de América
Los zorrinos son mamíferos mustélidos que habitan exclusivamente al continente americano. Se encuentran en toda América del Surhasta Magallanes (exceptuando Tierra del Fuego), en América Central y Sudoeste América del Norte hasta Texas y Arizona.
Existen tres distintos géneros vivientes. Solo uno de ellos es neotropical y comprende cinco especies, de las cuales tres se encuentran en Argentina. El zorrino común es la especie de más amplia distribución; aparece en el centro y norte del país.
El zorrino chico se distribuye desde río Colorado y el sur de Buenos Aires hasta las provincias de Córdoba y La Rioja. Su pelaje es similar al del zorrino común, pero las dos franjas dorsales están reducidas en ancho y largo, e incluso en algunos casos se hallan ausentes.
La cola tiene muy pocos pelos blancos, que no llegan a formar manchas.

Refugio
Los zorrinos son animales terrestres que por lo general prefieren habitar planicies no arboladas. Viven en las panpas y en los terrenos predegosos y muy raramente en las selvas.
Son animales que permenecen refugiados en el albergue la mayor parte del día. Preferentemente ocupan refugios naturales como guaridas formadas entre grandes piedras, huecos abiertos por las lluvias al pie de grandes árboles, o cuevas abandonadas como por ejemplovizcacheras. En caso de no hallar albergues naturales, es común que se alojen en cuevas que abren por sí mismos en la tierra con las uñas y el hocico.
Suelen instalarse en grupos de varios individuos que, posiblemente, constituyen grupos familiares.
Los zorrinos de Sudamérica nunca trepan los árboles. Aunque saben nadas, prefieren no hacerlo y evitan meterse al agua savo que sea enteramente necesario. En lo que respecta a los movimientos, difieren de otro ustélidos por no ser ágiles ni gráciles. Su marcha es algo pesada y apoyan toda la planta del pie para caminar, por lo que se denominan plantígrados.
Aunque son animales de hábitos nocturnos o crepusculares, en lugares poco frecuentados por el hombre se los puede fuera de su madriguera a pleno día.
Son bastantes sedentarios, pero es posible que algunas especies mugren en épocas de escasez de alimentos.

Alimentación
Los zorrinos son principalmente insectívoros. Abandonan la guarida de noche en busca de alimentos. Recorren el territorio con una marcha rápida pero con cierta pesadez, mientras menean de un lado a otro el tren posterior. Caminan erráticos en la oscuridad y se detienen a cada momento para olfatear o escarbar el suelo con el hocico y las garras. Así localizan y devoran coleópteros, hormigas, termitas, abejas, orugas, sapos, víboras y arácnidos. Ingieren también cantidades considerables de langostas y no desechan pequeños ratones y aves que encuentran en su caminar.
Comen además frutos silvestres, tallos y raíces. Al encontrarse con algún riachuelo o arroyo, caminan a lo largo de la orilla sin meterse dentro del agua y pescan con las garras delanteras peces pequeños y crustáceos.

La familia
A pesar que son animales de costumbres solitarias, la familia de zorrinos se mantiene unida por lo menos hasta que los jóvenes puedan llevar su vida con independencia de los padres. Las formas de cortejo y constitución de la pareja no son bien conocidas. Es sabido que el período de gestación dura aproximadamente 42 días, después de los cuales la hembra da a luz entre 2 y 5 crías, cuyo hogar será la cueva que los progenitores han dispuesto para instalarse.
Si el refugio es perturbado por algún extraño, suelen emitir un gruñido peculiar.
Cuando los pequeños alcanzan mayor tamaño, es posible verlos comiendo junto a su madre, quien, frente a un presunto peligro, se aleja del lugar tomando a las crías con la boca.
Aproximadamente al primer mes devida, las glándulas anales de los pequeños producen una secreción que al principio es inidora, pero que entre los catorce y los veinte días se vuelve hedionda.

Una singular estrategia
Los zorrinos están provistos de bolsas compuestas de capas de músculos que contienen un líquido pestilente. Estos sacos presentan fibras nerviosas voluntarias que le permiten al animal, por medio de una contracción muscular, expulsar el fluido a través de las dos glándulas anales en dos rociadas. Esto representa un eficaz sistema de defensa. Al encontrarse acorralados por su agresor, los zorrinos dan media vuelta enfrentádolos con su parte posterior, y con la cola violentamente alzada, lanzan el líquido flemoso blanquecino.
Esta expulsión se da en forma de rocío y la dirigen a su atacante con una precisión asombrosa. Su puntería es tal que son capacez de rociar la cara de una persona desde una distancia de 4 metro y el "spray" es lo suficientemente controlado como para cubrir el blanco en forma efectiva. El olor es tan fuerte y desagradable, que el agresor se ve comúnmente en la necesidad de alejarse víctima del dolor de cabeza, irritación de ojos o simplemente una sensación de intensa molestia. Es común que aquel depredador que halla pasado por la penosa experiencia de atacar a un zorrino, evitará acercarse a él una próxima vez. Sin embargo algunos animales hambrientos no vacilan en atraparlo.
Aunque pueden disparar hasta ocho veces en rápida consecuencia, los zorrinos tratan en lo posible de ahorrar líquido, por lo tanto no lo descargan si no lo consideran de absoluta necesidad. Nunca descargan estando dentro de un hueco o bajo rocas, así como tampoco desntro de su madriguera. Si son cazados en una trampa, la rociarán en forma automática hasta darse cuenta que ésta no es afectada en lo más mínimo.
Cuando no recurren a su olorosa arma, los zorrinos suelen golpear el suelo furiosamente con las patas delanteras en actitud de amenaza, mientras dan saltos y emiten gruñidos, con la cola siempre erguida.

Coloración resaltante
La coloración sigue un patrón de colores muy resaltantes:con dos bandas blancas notorias en el lomo sobre un fordo negro o pardo oscuro. Esta característica, aunque a primera vista no resulte muy comprensible, está ligada con la estrategia defensiva de emisión del líquido pestilente y costituye un ejemplo típico de un fenómeno conocido como "marcación aposemática". Se trata de una forma dde reforzamiento antidepredador, ya que cumple la función de alertar el posible agresor de la presencia de una presa que es conveniente evitar para liberarse de las consecuencias del irritante fluido.
Sus depredadores: los zorrinos son fuente alimenticia de carnívoros como el puma y de aves rapaces como grandes águilas y a veces caranchos. Son atacados por lo general cuando salen de su refugio y emprenden largas caminatas en busca de alimento.
El hombre persigue al zorrino cazándolo comúnmente mediante la utilización de trampas. La piel de este animal es muy apreciada para la confección de tapados y para la fabricación de mantas.

dfgsdfgsdfgsdf gsdfgsdfgsgsdfgsdfgsd