Introducción:

  La Laguna Azul es parte de un conjunto de cráteres volcánicos que se formaron en el ambiente ecológico de la Estepa Magallánica, un extenso pastizal de coirón fueguino que domina el extremo austral de la Patagonia Continental y el norte de Tierra del Fuego. Las barrancas basálticas* dan lugar a hábitats especiales, que albergan especies vegetales nativas típicas de estos pastizales que se han vuelto rara luego de un siglo de intenso pastoreo ovino del área. Cuevas y grietas dan protección también a especies como el puma, prácticamente extinguido en el resto de la Estepa Magallánica por la persecución de los ganaderos ovinos, y a aves pequeñas que son raramente observadas en la estepa, como el Rayadito. El cráter de la Laguna Azul intercepta el nivel de aguas freáticas* y ha dado lugar a un espejo de agua dulce, pobre en nutrientes y profundo. Este ambiente alberga a pequeños peces nativos, ya que éste es uno de los pocos ambientes en los cuales los intentos de introducción de salmónidos no han tenido éxito. También da lugar a una población pequeña pero diversa de aves vadeadoras como el flamenco, varios anátidos* incluyendo a los cisnes, patos vapor, patos juarjual, gallaretas, macaes, garzas brujas e incluso cormoranes reales. 


Ecología del área: La Estepa Magallánica
  La Laguna Azul está ubicada en la unidad ecológica denominada Estepa Magallánica. El área está cubierta por extensos pastizales Coirón Fueguino (Festuca gracillima) a ambos lados del Estrecho de Magallanes, desde la costa hasta la Cordillera de los Andes al Oeste, y desde el Río Coyle hasta el sur del Río Grande en la Isla de Tierra del Fuego. 

  Existe un gradiente de humedad dentro de este ambiente natural, desde el contacto con la Región de la Mata Negra, en el norte, con precipitaciones de unos 150 mm hasta el límite con el bosque subandino, que recibe unos 300 mm anuales. La diferencia en lluvias influye en la composición florística, y en la productividad de los pastizales. Se reconocen por lo general dos extremos del gradiente como Estepa Magallánica “Seca” y la “Húmeda”. La Laguna Azul, con una precipitación de 200 mm se encuentra en el límite entre las dos unidades

Ubicación relativa de la Estepa Magallánica Seca

Ubicación relativa de la Estepa Magallánica Seca

 

Descripción general
  La estepa magallánica es un extenso pastizal de coirón fueguino y baja cobertura vegetal que puede presentar algunos arbustos aislados de calafate o mata negra. El paisaje es plano o levemente ondulado, dominado por mesetas sedimentarias del período terciario que forman niveles aterrazados entre los ríos Gallegos y Chico y planicies glacifluviales cuaternarias al sur del Río Gallegos. Las coladas basálticas* provenientes de volcanes como el de la Laguna Azul se ubican sobre este relieve modelado por los glaciares y el agua de deshielo. Existen también tres grandes valles fluviales que atraviesan la región y corresponden a los ríos Coyle, Gallegos y Gallegos Chico hacia el sur. Las mesetas sedimentarias, como las que se encuentran al Norte de Río Gallegos pueden alcanzar alturas de unos 300 metros sobre el nivel del mar. Son en general planas y no tienen un drenaje bien definido hacia el mar. En la zona de relieve cuaternario de la Laguna Azul la altura media es menor, con unos 100 metros sobre el nivel del mar, y la topografía es ondulada, con áreas de mallines. 

Suelos
  Presenta una capa superior de arena fina con materia orgánica y a medida que se profundiza las texturas cambian a franco arcillosas y a arcillosas en las inferiores. El pH* es en general moderadamente ácido. Son pedregosos, existen rodados patagónicos a lo largo de todo el perfil. 

Clima
  La temperatura media en la Estepa Magallánica oscila entre 6 y 7 C.

  Una característica muy relevante del clima es la intensidad y constancia del viento, que tiene una dirección predominante del Oeste, y es originado por el centro semipermanente de alta presión de los 30º del Pacífico Sur. En Río Gallegos tiene una intensidad promedio de 27 km./h, con máximos primavero-estivales.

Recomendaciones (realizadas en un estudio del área por Gabriel Oliva, Universidad Nacional de la Patagonia Austral e INTA –Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria-):

  Excluir la zona de la reserva completamente del pastoreo

  Realizar un herbario de las principales especies vegetales del área, y ponerlo a disposición para consulta de los turistas. Desplegar fotos de las especies más importantes para su rápida identificación. 

  Entrenar el personal en el reconocimiento de las principales especies de aves y mamíferos. Comenzar un registro de avistajes propio.

  Prohibir la introducción de especies foráneas, a excepción de salicáceas en la zona de los recreos.

  Realizar un inventario de aves en todas las estaciones, incluyendo las migradoras que pudieran utilizar la laguna como escala en sus largos viajes.

  Establecer la presencia o no de las especies de aves en peligro (Keú, Yal austral, Macá tobiano, Espartillero austral, Cauquén colorado).

  Realizar campañas de recolección e identificación de mamíferos, especialmente de los pequeños roedores que pueden incluir especies poco conocidas o en peligro.

  Realizar capturas e identificación de los peces existentes en la Laguna. 

  Prohibir la introducción de peces exóticos (especialmente salmónidos) en el ambiente.

  Promover la realización de estudios de reptiles, anfibios, insectos e invertebrados en general. Poner el material (informes técnicos, publicaciones) a disposición de los turistas en el centro de informes.